ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

El modelo podría interesar a España

Gran Bretaña adquirirá finalmente el F-35C de despegue vertical

11/05/2012

(Infodefensa.com) Madrid - El Gobierno británico ha decidido finalmente adquirir aviones F-35 de despegue corto y aterrizaje vertical (STVOL) para equipar al menos uno de los dos nuevos portaaviones de la clase Queen Elizabeth previstos, y que ya está en construcción.

El sistema STVOL es el que emplean los actuales aviones AV-8B Harrier de la Armada Española para operar en el portaaeronaves Príncipe de Asturias y el buque anfibio Juan Carlos I. Los F-35B como los que va a comprar finalmente Gran Bretaña a Lockheed Martin, por tanto, podrían ser iguales a los que España quizá adquiera en el futuro para su Armada.

Gran Bretaña había aprobado en 2010 un proyecto de defensa estratégica en el que se contemplaba la compra de la variante C del F-35, de despegue convencional. Aquel cambio de modelo (inicialmente se contempló la compra del mismo modelo al que ahora se ha vuelto) suponía el rediseño del portaaviones en construcción Queen Elizabeth, de 65.000 toneladas, para dotarlo de catapultas de despegue y sistemas de aterrizaje que permitiesen a estos cazas operar en él.

Sin embargo, el alto coste del rediseño en el actual momento de reajuste económico había generado dudas sobre su idoneidad. El primer ministro, David Cameron, solicitó hace un mes al Departamento del Tesoro un estudio independiente acerca de los costos asociados a la posible modificación de uno de estos portaaviones para operar con el F-35C.

Ahora, según ha publicado The Telegraph, se ha descartado definitivamente ese rediseño, ya que el costo inicial de este proyecto estimado en 400 millones de libras (500 millones de euros) se había incrementado hasta aproximarse a los 2.000 millones de libras (2.500 millones de euros), según los estudios internos del Gobierno,

Hace dos meses se conoció que el Ejecutivo británico se estaba replanteando la decisión tomada en 2010 de adquirir la versión F-35C y volver a su plan original de comprar el F-35B de despegue y aterrizaje STVOL.

Defense News recogió en aquel momento el contenido de una carta del portavoz de Defensa del Partido Laborista, en la oposición, Jim Murphy, sobre esta cuestión que hizo saltar las dudas sobre el impacto que el cambio de modelo podría tener en el futuro portaviones británico.

El mismo medio también publicó las impresiones del analista del International Institute of Strategic Studies (Instituto Internacional de Estudios Estratégicos), Douglas Barrie, apuntando que la posibilidad de que el Reino Unido pudiera estar considerando revocar la decisión de pasar a la aeronave convencional “podría tener más que ver con las consecuencias financieras de cambiar el diseño de los buques que con cuestiones relacionadas con el avión en sí”.

En este sentido, The Telegraph apunta que el rediseño del portaaviones podría retrasar la entrada en servicio de los dos nuevos buques incluso más allá del año 2023, lo que dejaría a la marina británica sin ningún portaaviones operativo durante al menos una década. Sin embargo, el desarrollo del caza STVOL se está llevando más rápido de lo esperado, lo que significa que podrían volar desde los nuevos portaaviones desde el año 2018.

Foto: Lockheed Martin

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje