ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Un sistema versátil y completo

Alfredo Gordo: "Vamos a dejar el SERT al Ejército para que lo pruebe y lo evalúe"

20/06/2012

(Infodefensa.com) N. Fernández, Madrid – “Nosotros no vendemos un vehículo, vendemos un concepto de sistema”, ha asegurado el director de Sistemas y Apoyo al Ciclo de Vida de Navantia, Alfredo Gordo, refiriéndose al Sistema de Exploración y Reconocimiento Terrestre desarrollado por la compañía, el denominado SERT.

En una entrevista concedida a Infodefensa.com durante la feria internacional Eurosatory, celebrada en París, Alfredo Gordo ha hablado sobre los atractivos del SERT, y ha anunciado que dejarán al Ejército el sistema montado sobre vehículo de URO para que lo pruebe y lo evalúe.

¿Qué valor añadido ofrece el SERT al cliente?

La gran ventaja es que nosotros no vendemos un vehículo, vendemos un concepto de sistema. Nosotros desarrollamos el observador avanzado para el Pizarro e inmediatamente nos dimos cuenta de que debía ser una aplicación concreta de un concepto y no un concepto en sí mismo. Ante esta perspectiva, decidimos desarrollar un concepto de sistema que incluyera el sistema en sí de vigilancia y exploración, con sus cámaras infrarrojas y su láser, y, al mismo tiempo, la integración con el sistema de mando y control del Ejército cliente, bien el que tenga en servicio o bien uno que nosotros podamos desarrollar según sus requisitos.

Es un sistema muy versátil, que se puede instalar sobre prácticamente cualquier vehículo. Lleva una ametralladora de 12,7 mm que se puede operar desde dentro, lo que aumenta la seguridad del operador, e incorpora también un sistema de ayuda a la conducción que supera a cualquiera de los sistemas que hay actualmente en los vehículos españoles y que creo que puede ser muy atractivo para nuestras Fuerzas Armadas.  

La fortaleza que nosotros vemos en nuestro producto es la escalabilidad, esa capacidad de adaptarse a las necesidades del cliente y ofertarlo en un determinado país con un vehículo más complejo y en otro con un vehículo menos complejo, y además poder adaptarlo a diversas funciones, desde la exploración hasta la detección o vigilancia fronteriza, por poner un ejemplo.

A todo ello hay que añadir, por supuesto, nuestra experiencia y capacidades como sistemistas, que realmente es la base de este producto.

¿Hay algún país o región que haya mostrado un interés claro?

Aquí en Europa todos los productos son mucho más maduros y los sistemas son más pautados y, en este sentido, su introducción es más difícil, exceptuando el Ejército español, donde tenemos aspiración de que el SERT sea un sistema de referencia.

En este contexto el mercado más atractivo para nosotros es el sudamericano. El pasado mes de marzo estuvimos en FIDAE, la feria internacional que se celebra en Chile, y el SERT despertó un gran interés, especialmente por parte de Ecuador y de Uruguay.

¿Dónde encaja el SERT en las Fuerzas Armadas españolas?

Aquí hay necesidades concretas, como una configuración para vehículos de Zapadores, y, de cara al futuro, creemos que el programa del VERT/SERT llegará más pronto o más tarde. Somos conscientes de las dificultades económicas que hay actualmente, pero creemos que nuestro producto se adapta a las necesidades que puedan ir teniendo, y estamos en disposición de dar respuesta a esas pequeñas necesidades que el Ejército pueda ir teniendo de vehículos de Zapadores o sistemas para una determinada función.

La intención que tenemos es dejar el sistema sobre el vehículo URO a distintas unidades para que lo puedan probar y ver qué prestaciones da o qué se le puede añadir.

Insisto en que nuestra gran capacidad es la de adaptarnos a los nuevos requisitos o necesidades que puedan surgir. Además, dentro de la nueva filosofía que estamos impulsando en Navantia de apoyo al ciclo de vida, una de nuestras prioridades es no sólo vender los vehículos, sino también ofrecer una base de apoyo logístico para asegurar el funcionamiento y mantenimiento de esos vehículos durante toda su vida útil.

¿Cree que el mantenimiento cobra una especial importancia en una situación económica como la actual?

Sí, claramente. El Ejército español tiene unas capacidades de mantenimiento muy buenas, pero hay otros ejércitos que no tienen esas capacidades, y es muy importante crear una infraestructura que les asegure que el sistema que les vendes va a seguir operativo durante mucho tiempo.

¿Qué otros objetivos se ha marcado en el área de Sistemas y Apoyo al Ciclo de Vida?

En general lo que estamos buscando en todas las fábricas es una diversificación en cuanto a los productos y en cuanto a los clientes.

En Sistemas FABA estamos intentando proyectar nuestras capacidades también al sector naval y buscar una mayor presencia en las ofertas de Navantia para el mercado de exportación. Creemos que sistemas que están funcionando bien en buques de la Armada española, como los sistemas de mando y control o la dirección de tiro Dorna, son  productos que tienen que formar parte del portfolio de Navantia, y queremos provocar que la compañía empiece a pensar no sólo en su dimensión como astillero sino también en su dimensión como sistemista.

Respecto al resto de las fábricas, el mercado militar está limitado por las capacidades de Navantia en la exportación, por lo que estamos realizando un esfuerzo muy importante por buscar oportunidades de negocio en el mercado civil, en el sector de motores, por ejemplo, o en el eólico.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje