ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Fabricantes de vehículos militares

Renault Trucks Defense y Panhard se fusionan y muestran el camino a la industria europea

27/07/2012

(Infodefensa.com) Madrid – Renault Trucks Defense y Panhard se fusionan. La operación por la que quedarán unidos estos dos fabricantes de vehículos militares deberá estar concluida a finales de 2012, una vez que hayan recibido el visto bueno de las autoridades francesas.

La información con la que el periódico francés Le Figaro anunciaba hace unas horas esta operación empresarial comienza con un elocuente “¡Por fin! Diez años después de señalar que Europa tiene demasiados fabricantes de blindados, dos industriales de los diez presentes han podido ponerse de acuerdo para fusionarse”.

A primera vista la operación parece modesta, explica el medio galo, ya que la nueva compañía manejará un volumen de facturación de unos 400 millones de euros. Panhard, por ejemplo, apenas pesa 81 millones de euros en ventas y cuenta con una plantilla de no más de 300 empleados. Pero la operación marca el inicio de la consolidación del material de tierra, añade la información.

Renault Trucks Defense, filial francesa de la sueca Volvo, y Panhard, especializada en vehículos militares ligeros desde que fue comprada por Citroën en 1965, inician así un camino que en los últimos meses distintos expertos del sector están anunciando que deberán seguir otras compañías europeas del sector para sobrevivir ante el paisaje actual de crisis económica y recorte de presupuestos.

Durante la última edición de la feria del sector Eurosatory, celebrada en París a mediados del mes pasado, se percibían algunos indicios que alimentaban las previsiones de fusiones y adquisiciones en la industria de la defensa europea. Distintos analistas y ejecutivos consultados por Defense News durante el evento explicaron que la llegada de Hollande a la presidencia francesa, el apetito alemán por adquirir nuevo material y las necesidades financieras de Italia alentaban esta tendencia.

En la información, reflejada en aquel momento por Infodefensa.com, se recogía entre otras, la opinión del director de ventas y marketing de la italiana Iveco Defense Vehicles, Flavio Marchesoni. Este ejecutivo explicaba que el panorama de presupuestos recortados ha creado una atmósfera en la que las empresas deben consolidarse, encontrar una manera de funcionar solas o morir.

Marchesoni añadía que en el continente están influyendo principalmente dos circunstancias: “la política de adquisiciones en Europa de [la alemana] Rheinmetall y la decisión francesa de consolidar” su industria.

El presidente y consejero delegado de Nexter, Philippe Burtin, por su parte, añadía que la “amenaza” de los fabricantes chinos, coreanos, sudafricanos, turcos, y de otros países de bajo coste, ha dado lugar a un cambio de mentalidad en los industriales europeos. Según Burtin, en Europa ahora se comparte este mismo análisis y se está listo para una reorganización del sector.

“Tenemos que reestructurar la industria europea. Las actitudes han cambiado. La mentalidad de la gente está lista para esa reestructuración europea”, explicaba textualmente Burtin.

Sobre las necesidades italianas, el director ejecutivo del gigante Finmeccanica, Giuseppe Orsi, reconocía que su empresa está considerando la fusión de algunas de sus operaciones con determinados rivales europeos dentro de sus esfuerzos por resultar más competitivos. Y ponía el ejemplo de que Europa todavía cuenta con tres empresas de aviones de combate para explicar: “Debemos tener una única unidad desarrollando el próximo avión militar”. “Si seguimos así, no hay futuro”, advertía, según recogía The Wall Street Journal.

En este sentido el asesor del partido socialista francés, actualmente en la presidencia, y alto cargo del banco Lazard en Europa Mattieu Pigasse ya advirtió hace unos meses, como publicó Infodefensa.com entonces, la necesidad que tiene el viejo continente de “pensar en la consolidación de empresas en determinados sectores clave o estratégicos, incluida la defensa”.

Otra de las vías de crecimiento que los fabricantes europeos están tanteando es la inversión en el sector aeroespacial comercial y el de la ciber-seguridad. Así lo explicaba recientemente una información de la agencia de noticias Reuters a partir de distintas entrevistas con profesionales del sector de la defensa durante el Salón Aeronáutico de Farnborough, que tuvo lugar en Inglaterra a principios de mes. Con esta estrategia, se apuntaba en la información, los industriales están tratando de ayudar a solventar la incertidumbre que les produce la reducción de gastos militares en Occidente.

Antes de la alianza que acaba de anunciarse con Renault Trucks Defense, Panhard ya lo había intentado sin éxito con la también francesa Nexter, siguiendo la filosofía del presidente de Panhard, Christiann Mons, de iniciar la consolidación en primer lugar en Francia antes de trabajar a nivel europeo.

La unión de Panhard y Renault Trucks Defense constituye una empresa muy pequeña comparado con el gigante británico BAE Systems y está muy por detrás de los grupos alemanes Rheinmetall y Kraussmanffei. Pero es un significativo paso para crear un actor europeo capaz de competir con las agresivas estrategias en el mercado de países como China, Turquía y Corea del Sur, tal y como explicaba en Eurosatory el presidente de Nexter.

Foto: Ginés Soriano / Infodefensa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje