ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Sus ministros se reúnen esta semana

Gran Bretaña, Francia y Alemania no quieren perder poder ante la posible fusión de EADS y BAE

25/09/2012

(Infodefensa.com) Madrid – Gran Bretaña, Francia y Alemania están preocupadas sobre las implicaciones que una fusión entre las compañías BAE Systems y EADS podría tener para sus países. Los tres estados están tratando con los artífices de la posible unión acerca de los derechos que mantendrían sobre el nuevo gigante de la industria aeroespacial y de defensa. Precisamente, uno de los objetivos señalados para iniciar el proceso de fusión es limitar el poder de estos estados sobre una industria de defensa europea que trata de abrirse a nuevos mercados, especialmente a EE UU.

Los ministros de Defensa de los tres países tendrán la oportunidad de tratar de coordinar una postura común esta semana en Chipre durante el encuentro de titulares de Defensa de la UE del próximo miércoles y jueves.

Al hilo de estas preocupaciones británicas, francesas y alemanas EADS y BAE Systems quieren conceder a sus gobiernos una acción especial que les otorgaría determinados derechos de supervisión sobre las actividades de defensa la nueva compañia, según una información de la agencia EFE. Se trataría de una prerrogativa que les garantizaría la protección de sus intereses estratégicos, pero ello al margen de que estos estados dispusiesen de participaciones en el capital de la nueva empresa. España no contaría con ese derecho, ya que su participación actual en EADS ni siquiera llega al 5,5%, por lo que no es un accionista de referencia.

En todo caso, el ofrecimiento de una acción especial podría chocar con la legislación europea, según un documento del Ministerio de Economía alemán al que la agencia Reuters ha tenido acceso. Se trataría de una especie de “acción de oro”, un sistema que ha sido empleado por España, Portugal, Italia y Gran Bretaña para dotarse de un poder de veto en decisiones estratégicas que involucren a determinadas empresas de defensa. y que la Unión Europea ha rechazado por considerarlo contrario a la libre competencia. Precisamente para tratar de conservar una capacidad similar al de esas “acciones de oro” sin contravenir las disposiciones europeas, Italia aprobó una nueva ley el pasado mes de mayo iniciando un camino que España podría seguir en los próximos  meses. Con ello se trataría, en palabras del ministro español de Defensa, Pedro Morenés, de proteger esta industria estratégica nacional de determinadas adquisiciones extranjeras que podrían aprovechar el actual “momento de debilidad”.

Volviendo a la fusión, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, estuvieron el sábado tratando detalles de esta operación iniciada por EADS y BAE durante su encuentro en la ciudad germana de Ludwigsburg, aunque no llegaron a tomar una decisión común.

Posteriormente, el lunes, se conoció el documento del Ministerio de Economía alemán recogido por Reuters en el que plantea sus dudas sobre si el nuevo grupo fusionado sería seguro para los compradores y si podría garantizar los actuales empleos. Las negociaciones, añade la información divulgada por esta agencia, podría fracasar como consecuencia del desacuerdo entre París y Berlín sobre el grado de poder gubernamental sobre la nueva empresa.

Por su lado, en Gran Bretaña se acaba de abrir una investigación por parte de un comité de seguridad y defensa del Parlamento Británico para conocer las implicaciones que una eventual fusión de estas dos empresas pudiera tener sobre las exportaciones, el trabajo y la soberanía nacional, tal y como recoge Defense News. El comité sólo tiene un papel consultivo, pero su dictamen resultará relevante.

En los últimos días, además, el primer ministro británico, David Cameron, ha mantenido varias conversaciones telefónicas con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande.

EADS y BAE Systems tienen hasta el próximo 10 de octubre para publicar sus planes detallados de fusión en cumplimiento de la legislación británica, a menos que ambas acuerden un periodo de prórroga.

La fusión entre EADS y BAE Systems daría lugar a un nuevo consorcio del que los accionistas de EADS tendrían el 60% y los de BAE el 40% restante. Entre ambos grupos actualmente suman una facturación de 73.000 millones de euros anuales y más de 230.000 empleados. Con estas cifras la empresa fusionada adelantaría a la norteamericana Boeing en la industria mundial de la aeronáutica y la defensa.

Por ello Boeing se pronunció la semana anunciando que habían “iniciado una evaluación interna” sobre este proceso y alentando al gobierno de Estados Unidos para que lleve a cabo un riguroso examen del mismo. La propia compañía se ha ofrecido además para participar en dicha revisión.

Los temores de unos y otros se justifican al conocer el propósito de BAE y EADS de crear una gran compañía alejada de las decisiones gubernamentales europeas (de Gran Bretaña, Francia y Alemania, concretamente) y con mayor capacidad de competir en el mercado de EE UU (donde Boeing tiene su base). El consejero delegado de EADS, Tom Enders, que llegó al cargo en junio, es, según algunos medios especializados, el artífice principal de este proyecto de fusión con el que trataría de avanzar hacia una estructura de empresa más comercial y alejada de sus actuales dependencias gubernamentales europeas, lo que le permitiría mejorar la expansión del negocio de defensa a EE UU y a otros mercados internacionales claves, como el de la India.

El consorcio de capital español, alemán y francés EADS desarrolla productos y servicios en el área de aeronáutica y de defensa a nivel mundial. En 2011, el grupo, compuesto por Airbus, Astrium, Cassidian y Eurocopter, generó unos ingresos de 49.100 millones de euros. Actualmente cuenta con una plantilla de 133.000 empleados.

Por su parte, la multinacional británica de defensa, seguridad y sector aeroespacial BAE Systems obtuvo el año pasado unos ingresos próximos a los 23.900 millones de euros, y cuenta con algo más de 100.000 trabajadores.

Foto: Presidencia de la República Francesa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje