ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Podrá instalarse en otros vehículos

La suiza RUAG trabaja en un kit para manejar sin conductor el 4x4 Eagle de General Dynamics

28/09/2012

(Infodefensa.com) Madrid – La compañía suiza RUAG ha desvelado dos nuevos proyectos de vehículos terrestres sin tripulación. Uno de ellos, que está desarrollando junto a General Dynamics European Land Systems (GDELS), permitirá que el Eagle 4x4 sea capaz de moverse sin conductor. El sistema, además, podrá utilizarse en casi cualquier vehículo. Con estos desarrollos, la compañía quiere establecer en Suiza un centro de competencia en este tipo de robots terrestres (UGV, por sus siglas en inglés).

El otro sistema en el que la firma está embarcada es el desarrollo de un robot autónomo todoterreno para exterior, denominado ARTOR, en el que está trabajando junto a un grupo de especialistas del Instituto de Federal de Tecnología de Zúrich.

Según sus artífices, el programa está impulsado para atender los requisitos públicos de seguridad suizos por encima de las posibilidades de comercialización de esta tecnología

Para moverse autónomamente ARTOR no emplea un sistema GPS, sino que se basa en los datos que le ofrecen sus propios sensores. El sistema es capaz de sortear obstáculos estáticos y en movimiento y de escoger el camino más rápido a su destino a través de una serie de puntos determinados. También está preparado para seguir vehículos o a personas y es capaz de buscar una ruta o una zona autónomamente.

De momento se han desarrollado dos versiones de este vehículo, impulsadas ambas por un motor eléctrico. Uno de ellos, equipado con ruedas, mide un metro de largo por 80 centímetros de largo, pesa 250 kilos y es capaz de transportar otros 100 kilos.

El otro prototipo dispone de orugas, mide 170 centímetros, pesa 425 kilos y es capaz de llevar alrededor de 200 kilos de carga.

Ninguno de los dos excede una velocidad de 15 kilómetros por hora y cuentan con una autonomía de cuatro horas antes de tener que volver a recargar sus baterías.

En cuanto al proyecto en el que está embarcada RUAG acompañada de General Dynamics, se trata de un prototipo basado en el 4X4 Eagle equipado con un kit robótico de la empresa suiza.

Para esta iniciativa RUAG ha creado junto a General Dynamics European Land Systems una empresa conjunta cuyo fin último es el desarrollo de un sistema de tecnología UGV montado sobre un vehículo militar estándar que habitualmente se maneja con tripulación.

RUAG se encarga de instalar el equipo adicional necesario para que el Eagle 4x4 pueda actuar como un UGV, entre los que se incluyen sensores, ordenadores de control, accionadores, un sistema de radio de banda ancha y el equipo de control y mando para la consola de control.

De momento el vehículo ya puede ser manejado por control remoto y su grado de autonomía se irá incrementando conforme vayan avanzando los trabajos de desarrollo.

El kit de RUAG que se emplea en este proyecto está diseñado para poder montarse en casi cualquier vehículo y la consola de control puede instalarse en un contenedor o en otro vehículo.

El modelo sobre el que se están probando, y que gracias a este desarrollo puede ser manejado tanto con conductor como sin él, mide 5,5 metros, por 2,3 metros de ancho y 2,4 metros de alto. Su peso máximo es de diez toneladas y puede transportar una carga de 3.000 kilos.

Estos dos desarrollos han sido presentados en la séptima prueba europea de robots terrestres M-ELROB 2012 para mostrar la evolución de este tipo de sistemas y comparar las capacidades de estos vehículos en escenarios realistas. Se trata de un evento que únicamente tiene lugar cada dos años y que se celebra esta semana, hasta hoy, en Suiza.

En general, los vehículos terrestres sin tripulación, también conocidos como robots terrestres, se emplean para misiones de protección o rescate en entornos peligrosos o para realizar tareas repetitivas, tanto en contextos militares como civiles.

Habitualmente desarrollan trabajos de reconocimiento, de supervisión de edificios e infraestructuras, de vigilancia de fronteras, operan en misiones de búsqueda y rescate, de transporte de mercancías, y para la eliminación de artefactos explosivos y desminado.

Los UGV son sistemas que pueden compararse a las aeronaves aéreas sin tripulación (UAV, en inglés), aunque los desafíos técnicos y científicos que presenta su despliegue en tierra para conducir estos vehículos resultan más complejos, explica RUAG en una nota informativa.

El consejero delegado de RUAG Defence, Urs Breitmeier, recuerda el alto esfuerzo en investigación y desarrollo tecnológico que está desarrollando su empresa para llegar a ser “un centro de competencia de sistemas UGV para el Ejército Suizo y otras fuerzas de seguridad”.

Foto: RUAG

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje