ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Más poder civil

La industria se inquieta por los cambios en las reglas turcas de adquisición militar

02/11/2012

(Infodefensa.com) Madrid – Turquía ha cambiado sus reglas de adquisición de material militar, que ahora pasa a estar centralizada en unas pocas manos del sector civil. La nueva normativa amplía notablemente el poder de la Subsecretaría de Industrias de Defensa (SSM) y deja a los militares sin el papel clave que hasta ahora desempeñaban en estas operaciones. La inquietud se ha extendido en la industria que teme el nuevo poder de contratación directa del SSM, sin que medie ningún tipo de concurso que iguale las oportunidades de los contratistas. Turquía tiene pendientes varios programas de misiles, helicópteros y buques valorados en miles de millones de euros que pasarán a estar regidos por la nueva normativa.

Defense News recoge esa inquietud de algunos analistas e industriales sobre los abusos que ahora se podría producir.

El Gobierno turco puso en marcha el pasado 7 de octubre una serie de reglas regulatorias de los mecanismos de adquisiciones del país. Una medida como esta era esperada después de que el 21 de septiembre fuesen condenados duramente 325 oficiales del ejército por urdir distintas tramas golpistas en un juicio sin precedentes.

La nueva normativa ha sido ampliamente interpretada como el fin del dominio de los militares turcos en materia de adquisiciones. Con ella, según una fuente de la Subsecretaría de Industrias de Defensa (SSM), “esperamos ganar un mayor poder burocrático que nos permita acelerar los procesos y flexibilizar la gestión de proyectos”.

El analista turco de defensa Ceyhun Erguyen se muestra de acuerdo en que las nuevas normas “deberían centralizar el mecanismo burocrático de toma de decisiones y crear un sistema más eficiente”, pero también advierte de que con el tiempo se verá si la medida crea una SSM más poderosa y se generan abusos.

Mediante el sistema anterior los programas de adquisición militar se ponían oficialmente en marcha tras prologadas negociaciones entre el SSM y los militares y después se sometían a debate en el Comité Ejecutivo de la Industria de Defensa.

Desde ahora, en cambio, una vez que el usuario final especifica un requisito y el SSM lo aprueba, la cuestión irá directamente a la mesa del ministro de defensa para su aprobación final. El SSM incluso podrá iniciar el proceso por su cuenta cuando se consideren cuestiones de “interés nacional, confidencialidad, monopolio de las capacidades tecnológicas y satisfacción de necesidades urgentes”.

Resulta especialmente polémico un artículo del nuevo reglamento que, textualmente, dice: “La SSM tiene autoridad, sin estar sometida a ninguna responsabilidad legal, de aceptar o rechazar ofertas o de valorarlas total o parcialmente o descartar un proceso de licitación parcial o totalmente o adjudicar un contrato a cualquier candidato que considere apropiado”.

Otro experto de Ankara, la capital turca, advierte de que esta normativa no deja claro que el SSM sea intocable, ya que el polémico artículo podría ser legalmente impugnado.

En todo caso, la industria se muestra inquieta. Una fuente del sector ha expresado su temor a que el nuevo sistema lleve al SSM, bajo las órdenes del primer ministro, a poder decidir a qué compañía comprar a su propia conveniencia y sin ningún tipo de concurso.

La nueva normativa también faculta al SSM a revisar los programas de modernización dentro de los límites presupuestarios. Hasta ahora, esas revisiones debían ser debatidas por el Comité Ejecutivo de la Industria de Defensa, que está presidido por el primer ministro e incluye al jefe del SSM, al ministro de Defensa y al principal mando militar.

Los acuerdos de defensa realizados directamente de Gobierno a Gobierno quedan exentos de las nuevas normas, aunque los contratos de esta categoría también deberán ser gestionados y firmados por el SSM.

Las nuevas reglas afectarán a todos los contratos que hayan finalizado antes del 7 de octubre, explica la fuente del SSM consultada por Defense News. Según distintas fuentes de la industria, algunos de los contratos que pasan a someterse a la nueva normativa son el programa del sistemas de defensa antimisiles de largo alcance denominado Loramids, valorado en 3.100 millones de euros; la compra de un buque plataforma de desembarco (LPD) valorado en 386 millones de euros; la adquisición de un lote de 119 helicópteros utilitarios, valorados en 2.700 millones de euros, y el próximo programa de helicópteros ligeros, valorado en miles de millones de euros.

Un reciente estudio de ASD Reports estima que los gastos militares turcos se incrementarán hasta llegar a los 20.000 millones de dólares dentro de cinco años (más de 15.400 millones de euros). Turquía es, según este informe, uno de los mercados de defensa más atractivos de Asia.

Foto: Ministerio de Defensa Turco

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje