ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Enviarían misiles antiaéreos

Francia y Gran Bretaña preparan la posible ruptura del embargo de armas a Siria

21/11/2012

(Infodefensa.com) Madrid – Francia y Gran Bretaña trabajan para romper el embargo de armas a Siria y permitir que Occidente envíe misiles antiaéreos a las fuerzas opositoras al dictador al Assad. Como paso previo, Gran Bretaña planea reconocer en los próximos días la legitimidad de los rebeldes sirios. El secretario de exteriores, William Hague, ha dicho que la recién creada coalición de fuerzas opuestas al dictador Bashar al-Assad es un “bienvenido paso adelante” hacia la creación de una alternativa clara al régimen.

Hague ha afirmado que el Reino Unido podría “reconocerlos pronto como el único representante legítimo del pueblo sirio”.

El responsable del departamento de exteriores británico se reunió hace unos días en Londres con los líderes de la oposición Siria. En el encuentro se hizo hincapié en que, a cambio de su reconocimiento, los rebeldes se comprometan con la democracia, los derechos humanos y la tolerancia hacia todas las comunidades del país. Sobre este punto, Hague ha afirmado que las conversaciones con las fuerzas de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria han sido “alentadoras”, según recoge el diario británico Daily Mail.

El periódico recuerda que Francia ya ha reconocido a los rebeldes y que está uniendo fuerzas junto a Gran Bretaña para romper el embargo de armas impuesto a Siria, de modo que Occidente pueda enviar misiles antiaéreos a las fueras que luchan por derrocar a al Assad.

El secretario británico de exteriores ha explicado que su Gobierno no ha tomado “ninguna decisión” hasta el momento acerca de un abastecimiento de material militar a los rebeldes, lo que también supone que no descarta esta acción. “Tenemos que contemplar todas las opciones”, ha apuntado Hague.

De momento, el Gobierno británico ya ha ofrecido a los rebeldes ayuda no militar “que podemos enviar para salvar vidas”, a la vez que ha reconocido que “por supuesto vamos a discutir con nuestros socios europeos el futuro del embargo de armas”.

Hague es el primer líder europeo que se reúne con la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS), que se formó hace dos semanas a partir de la unión de distintos grupos en una reunión celebrada en Doha.

El primer ministro británico, David Cameron mantuvo una reunión con su Consejo de Seguridad Nacional hace unos días en la que se contempló una serie de opciones militares para resolver la crisis siria.

Entre otras posibilidades, se discutió la creación de un área de exclusión aérea para proteger a los civiles de las aeronaves del régimen. El jefe del Estado Mayor, el general David Richards, ha revelado que las tropas británicas también podrían emplearse para ayudar a los refugiados que escapan a países vecinos como Jordania. Otra posible salida es alentar a los países del Golfo para que ofrezcan una ruta de salida a al Assad.

Esta última, según el propio primer ministro, podría ser “la salida más rápida” de un conflicto que ya ha acabado con 40.000 vidas.

De momento, el siguiente paso para los británicos es estudiar sobre la mesa los planes de Francia en una cumbre que tendrá lugar el próximo mes para revisar el embargo de armas impuesto por la Unión Europea. Esos planes permitirían el envío de algunos materiales a los rebeldes con los que ayudarles en su “legítima defensa”.

Fuentes de la Defensa británica han explicado al Daily Mail que el suministro de misiles antiaéreos podría justificarse para repeler los ataques de las aeronaves de al Assad.

La decisión de cambiar los términos del embargo de armas podría dar lugar a una renovación de la alianza militar anglo-francesa que condujo al apoyo de los rebeldes que derrocaron en Libia al dictador coronel Gadafi.

Pero, por otra parte, Cameron corre el riesgo de arrastrar a Gran Bretaña a un conflicto en la región más inestable del mundo en un momento en el que, según el general Richards, sus fuerzas armadas están estiradas al límite.

Cameron, que ha sido testigo de las condiciones en las que llegan los refugiados sirios a Jordania en un reciente viaje a la zona, planea coordinar algún tipo de acción con EE UU y ejercer presión sobre Rusia, que hasta el momento apoya al régimen de al Assad, para forzar el fin del conflicto.

Fuentes próximas al Gobierno británico aseguran que el Reino Unido está dispuesto a actuar junto con sus aliados fuera de las estructuras de la ONU, donde Rusia y China están bloqueando cualquier acción del Consejo de Seguridad.

Este plan podría contar con el decisivo apoyo de la canciller alemana, Angela Merkel, que, sacudida por la sangrienta represión del régimen sirio, no se muestra tan resistente a la acción como lo fue Alemania en el pasado conflicto libio, según relata el mencionado medio británico.

Foto: Departamento de Defensa de EE UU

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje