ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Incluidas en planeamiento que comienza en 2013

AJEMA: "La prioridad es construir nuevas fragatas F-110 y la segunda serie de BAM"

10/12/2012

(Infodefensa.com) Madrid -  El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz de Río, ha afirmado que la prioridad “en los próximos años” es iniciar la construcción de las nuevas fragatas F-110 y la segunda serie de Buques de Acción Marítima (BAM), que, en este caso, fue aprobada por el Gobierno aunque pendiente de financiación.

En una entrevista con la Revista Española de Defensa,  publicada por el Ministerio de Defensa, el AJEMA recuerda que las inversiones en modernización y mantenimiento de la Armada han descendido, teniendo en cuenta todas las fuentes de financiación, en un 54,69 por ciento en comparación con 2008, y en un 27,5 por ciento en 2013 con respecto al año anterior.

Aún así, resalta que en la actualidad, la Armada española “es una de las más modernas que existen en la actualidad, dotada de las mejores unidades que nunca hemos tenido, con unas capacidades suficientes para su puesta a disposición de las estructuras operativas  más demandantes y para el cumplimiento en misiones permanentes asignadas”.

Adquisiciones prioritarias

A pesar de este escenario tan restrictivo, agrega el AJEMA, “la prioridad es iniciar en los próximos años la construcción de las nuevas fragatas F-110, con objeto de que puedan entrar en servicio a partir de 2020, y sustituir a las fragatas de la clase Santa María”.

“Otra de las prioridades es la construcción de una segunda fase de Buques de Acción Marítima, aprobada por el Gobierno aunque pendiente de financiación. Además, necesitamos obtener helicópteros de transporte táctico SH-60F, como solución interina mientras no se disponga del NH-90 en su versión naval”.

En el último Consejo de Ministros se aprobó la adquisición, por 24,5 millones de euros, de dos SH-60F para la Armada de los excedentes de los Estados Unidos (Ver noticia).

El AJEMA también mencionó como prioridades en el capítulo de adquisiciones la compra de sistemas aéreos no tripulados para su empleo táctico (UAS) y la renovación de los vehículos anfibios de movilidad táctica (VAMTAC) para la Infantería de Marina.

“Estos programas no sólo son una prioridad de la Armada sino del Estado Mayor de la Defensa", añadió. "Todas estas prioridades quedarán reflejadas en el Planeamiento Militar que comienza en 2013”, indicó el AJEMA para resaltar que, por tanto, deberán acometerse a corto y medio plazo cuando la situación financiera lo permita.

Los S-80, una renovación necesaria

En relación con los nuevos submarinos S-80, el AJEMA  considera que se trata de una “renovación necesaria” para sustituir a los submarinos de clase Galerna que comienzan a superar ya los 30 años de servicio “y en esta década irán alcanzando el final de su ciclo de vida, y, consecuentemente, causando baja”.

“Los cuatro submarinos de la serie S-80, que irán sustituyéndolos a lo largo de los próximos años, aseguran el futuro del Arma Submarina y, con ello, el mantenimiento de una capacidad esencial como instrumento de disuasión”, afirmó el máximo responsable de la Armada española sin especificar el calendario de entrada en servicio.

La industria naval, imprescindible

Preguntado por la importancia de la industria naval militar española, el AJEMA contestó que “para la Armada es imprescindible disponer de una industria naval especializada y competente en la que apoyarse”, pero sin mencionar nombres, aunque es evidente que se refería a los astilleros públicos Navantia, entre otras compañías claves.

“Esta industria debe poseer experiencia y conocimiento (know how) en nichos tecnológicos tan exigentes como puede ser el diseño y la construcción de submarinos, fragatas o portaaviones. Este know how lleva aparejado un importante componente de I+D+i, que, a su vez, es fundamental para asegurar la operatividad de las unidades navales a lo largo del ciclo de vida”, destacó.

“A diferencia de otros programas -añadió-, la industria está implicada desde el mismo momento en que comienza la definición por la Armada, y ésta, por su parte, se implica durante todo el proceso de construcción. Esa capacidad, además de la experiencia acumulada en la Armada durante casi 300 años de construcción naval propia, debe mantenerse independientemente de cómo evolucionen las estructuras del Departamento encargadas de la dirección de los programas de armamento”, resaltó.

Sistema antimisiles y Rota

El mirante Muñoz-Delgado y Díaz de Río consideró, por otra parte, que el acuerdo firmado con Estados Unidos para la presencia de destructores Aegis  en la base de Rota a partir de 2014 como parte del sistema antimisiles de la OTAN ha abierto “muchas posibilidades de colaboración” con la US Navy que serán beneficiosas para la Armada y España.

Las áreas de cooperación que se están estudiando se refieren tanto a adiestramiento mutuo en el mar y en el puerto, intercambio de información para contribuir al conocimiento del entorno marítimo (MSA), y también en doctrina y procedimientos de defensa frente a misiles balísticos, capacidad de la que en el futuro se podrán dotar las F-110.

“En el área de mantenimiento –dijo el AJEMA-, el uso conjunto de las instalaciones de ISEMER podría conllevar, además de una compensación económica, la rehabilitación de maquinaria, espacios, talleres y la contratación de servicios de mantenimiento con empresas nacionales. En relación con el empleo de infraestructuras, está el compromiso norteamericano de adecuar muelles, servicios, viales y recubrimientos de diversos polvorines españoles próximos”.

Con base en Cádiz, el ISEMER es una organización de la Armada concebida sobre la base del “Plan de Mantenimiento de Clase” para las fragatas tipo FFG que entró en servicio en 1990 para llevar a cabo el mantenimiento del Grupo de Combate. En 2002, recibió la certificación PECAL/AQAP 120 “Requisitos OTAN de Aseguramiento de la Calidad para Producción”

El máximo responsable de la Armada señaló, asimismo, que se abre una oportunidad de transferencia tecnológica: “la posibilidad de conseguir el apoyo norteamericano para la obtención de la capacidad BMD, tanto en su versión naval con la modernización de las F-100 como en la terrestre, con la modernización de las baterías de misiles Patriot del Ejército de Tierra”.  

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje