ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

2012 adelanta lo que está por venir

Unas expectativas llenas de recortes y vuelos sin piloto

21/12/2012

(Infodefensa.com) G. Soriano, Madrid – El hundimiento de los presupuestos y el despegue de los drones marcan los dos extremos entre los que se ha movido el sector industrial de la defensa occidental este año. Pero es la primera circunstancia, sin duda, la que más ha pesado en el resto de los movimientos generados en los últimos doce meses. La crisis está detrás de los intentos de fusión, marcados por el acuerdo fallido entre los gigantes industriales europeos EADS y BAE; ha influido en las convulsiones del mercado de aviones de combate; está empujando a la industria a conquistar cuotas en los países emergentes, y la anima a la vez a desviar inversiones hacia nuevas áreas de negocio, entre otros fenómenos. Para los próximos años, todo indica que se continuará caminos similares.

La coyuntura no muestra signos de cambiar en los próximos años, por lo que las medidas de austeridad volverán a incidir sobre los costes de seguridad y defensa en 2013 y durante los ejercicios siguientes. Sobre todo en Europa.

El mayor comprador de sistemas de defensa del viejo continente, Gran Bretaña, gastará durante el nuevo ejercicio cerca de 400 millones de euros menos que en 2012. Serán 43.000 millones en total, y continuará bajando. En 2014 apenas alcanzará los 41.800 millones de euros y la cuesta abajo aún no habrá terminado. Para los siguientes años se prevén nuevos recortes.

El gigante alemán, por su parte, va a experimentar en 2013 un espejismo, el de un incremento de 1.400 millones de euros en sus gastos militares, debido en gran parte a la ejecución una subida de sueldos prometida. En los años siguientes, en cambio, las aguas volverán al cauce de austeridad y la defensa germana dispondrá en 2015 de unos 800 millones de euros menos que los 33.000 millones con los que va a contar durante el nuevo ejercicio.

Francia, por su parte, aún debe definir su hoja de ruta para los años 2014 y 2019, pero nada lleva a pensar que no vaya a seguir otro camino que no sea el de los recortes. De momento, para 2013, considerado un año de transición por el Ministerio de Defensa, Francia empleará 31.400 millones de euros, en línea con lo presupuestado para el ejercicio 2012.

El más pequeño de los cuatro grandes europeos, Italia, lo tiene mucho peor. Tras un recorte de un 28% en 2012 el Ejecutivo ha diseñado otra mordida adicional de un 26,5% hasta el año 2015. Ese ejercicio sus gastos militares rondarán los10.000 millones, 3.000 millones menos que ahora. Para poder cumplir tan magras expectativas, su Gobierno se planteó en 2012 medidas tan drásticas como vender o incluso donar un tercio de los buques.

En la misma línea de reducción de gastos están Holanda, España y Grecia, que también continuarán disminuyen sus partidas en el sector

Tanto rigor financiero se extenderá, como dicen los pronósticos, a los ejercicios inmediatos, pero, además, podría comprometer lo que ocurrirá a mucho mayor plazo, incluso cuando la crisis haya quedado atrás.

Sobre este punto la Agencia Europea de Defensa (EDA) advertía hace tres meses sobre la necesaria cooperación urgente para que los recortes no afecten también a la capacidad futura de la industria europea por mantenerse en la vanguardia tecnológica. La EDA ponía la voz de alarma en el sector aeronáutico militar, pero su diagnóstico también puede extenderse a todo el sector industrial de la defensa.

La directora de esta agencia transnacional, Claude-France Arnould, advertía de que algunos trabajos financiados por la EDA han demostrado recientemente el riesgo que corre Europa de perder importantes conocimientos técnicos e industriales desde ahora y hasta el año 2020.

Para evitarlo, la Unión Europea (UE) presentó el 13 de septiembre la nueva hoja de ruta del desarrollo aeronáutico europeo, con el que persigue elevar el perfil investigador aeronáutico del viejo continente.

De esta manera se trata de evitar, entre otros, una posible merma de la capacidad de producir aviones de combate avanzados, y el peligro de que Europa quede muy atrás en la competición por aumentar las capacidades de los nuevos sistemas aéreos sin tripulación (UAS), el desarrollo que mayor interés está levantando en la industria.

Foto: Ginés Soriano / Infodefensa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje