ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Preveía hacerlo en astilleros locales

Rusia planea no construir su tercer y cuarto portahelicópteros de la clase francesa Mistral

07/01/2013

(Infodefensa.com) Madrid –  Rusia no construirá el tercer y cuarto portahelicópteros de la clase francesa Mistral. Rusia y Francia firmaron a mediados de 2011 un contrato de 1.200 millones de dólares para la construcción en Francia de los dos primeros buques rusos de esta clase. El acuerdo, que incluía la transferencia de tecnología sensible, contemplaba la opción de dos buques de esta clase más que deberían construirse en el astillero ruso Sevmash, en la ciudad de Severodvinsk. La compañía española Navantia optó en su momento a este contrato presentando un diseño basado en el buque de proyección logística Juan Carlos I, con el que opera la Armada Española y del que la marina australiana ha adquirido dos unidades.

El primero de los buques Mistral rusos, el Vladivostok, se construye hoy día en los astilleros que la compañía gala DCNS tiene en la localidad francesa de Saint-Nazaire, y se prevé que sea entregado en 2014. La segunda unidad, el Sevastopol, estará terminada, si no se producen contratiempos, en 2015.

Las dos unidades restantes se programaron para que fuesen construidas en su mayor parte en Rusia. En concreto, el 80% de los nuevos buques estaría formado por piezas construidas en el país cliente, y el 20% restante en Francia; justo al contrario que los dos primeros navíos de la clase.

Sin embargo, numerosos expertos navales y los astilleros rusos siempre han sido escépticos acerca de las necesidades rusas de contar con cuatro buques de esta clase en su Armada, según el diario económico ruso Vedomosti, al que cita la agencia RIA Novosti.

Este diario es el que lanzó la noticia hace unos días de que el Ministerio de Defensa ruso planea ahora renunciar a la construcción de las dos últimas unidades, algo que ninguna fuente militar ha confirmado a RIA Novosti y sobre lo que los fabricantes de los buques dicen no saber nada.

Sin embargo, la decisión de suspender la construcción en Rusia de los buques Mistral que señala el citado periódico se habría tomado tras la reciente remodelación de la cúpula militar rusa, al frente de la cual ha llegado Sergei Shoigu, en sustitución del hasta el momento ministro de Defensa Anatoly Serdyukov.

Shoigu ha llegado al cargo con la intención de racionalizar los gastos de defensa.

Según fuentes de la industria de defensa consultadas por el periódico ruso, la construcción de los dos últimos barcos de la clase en Rusia supondría un coste aproximado al del contrato francés, pero su mantenimiento resultaría una pesada carga para el presupuesto de defensa.

Los buques de la clase Mistral están preparados para transportar 16 helicópteros, cuatro lanchas de desembarco, 70 vehículos blindados y 450 soldados. Las unidades que se están fabricando para Rusia transportarán previsiblemente 8 helicópteros Ka-52K y otros tantos Ka-29, junto a una unidad de desembarco de entre 450 y 900 soldados, dependiendo del tiempo en el que deberán estar embarcados.

Hace un par de meses el jefe de diseño del fabricante ruso de helicópteros Kamov, Serguei Mijéev, anunció que la compañía construiría este año que acaba de iniciarse los primeros aparatos Ka-52K que irán embarcados en las primeras unidades del Mistral. “Los primeros Ka52K aparecerán en 2013. Para cuando sea entregado el primer buque Mistral, en 2014, nuestra empresa podrá ensamblar la cantidad de helicópteros que se necesiten”, explicó Mjéev a RIA Novosti.

Los buques tipo Mistral, de 210 metros de eslora y un desplazamiento de 21.000 toneladas, pueden cumplir varias misiones: transportar y desembarcar tropas, evacuar a la población civil, emplearse como buque de apoyo de helicópteros de asalto a una distancia de sus bases o como base de apoyo logístico para las unidades de la Armada. Estos buques necesitan una tripulación de 160 personas y navegan a 18 nudos (algo más de 33 kilómetros por hora).

Adquirir tecnología occidental

Con esta compra, según se explica en un artículo publicado hace unos días por RIA Novosti, Rusia no sólo estaba interesada en adquirir buques nuevos con los que engrosar su Armada, sino que también tenía las miras puestas en sus equipos técnicos y de navegación, incluido el sistema de combate y control SENIT 9 y el sistema de comunicación SIC 21. Este último resulta especialmente interesante, porque es capaz de integrar todos los sistemas de comunicación en el radio de acción del buque, incluidos los de las autoridades civiles.

Los buques de esta clase encargados a Francia serán previsiblemente asignados a la flota rusa del Pacífico.

El Ministro de Defensa ruso aún no se ha pronunciado acerca de la información de Vedomosti.

Fotos: Astilleros DCNS

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje