ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Aprobado por los dos gobiernos

La compra suiza de 22 cazas Gripen impulsa el programa sueco para otros 60

21/01/2013

(Infodefensa.com) G. Soriano, Madrid – El Consejo Federal de Suiza, que es el órgano ejecutivo del país, ha solicitado a su Parlamento la adquisición de 22 aviones de combate Gripen E por un coste de 3.126 millones de francos (algo más de 2.500 millones de euros al cambio actual). Con esta diligencia se afianza una operación cuya puesta en duda en los últimos meses amenazaba el programa completo de la nueva versión avanzada del avión fabricado por la sueca Saab. Los propios planes de Suecia de adquirir 60 unidades dependían de esta venta a Suiza. Ahora, con la operación suiza más clara, el gobierno sueco ha aprobado la adquisición de esos aviones para su fuerza aérea.

Las aeronaves suizas remplazarán a los viejos F-5E Tiger con los que ha estado operando hasta ahora y prestarán servicio junto a los 33 F/A-18 Hornet con los que ya cuenta su fuerza aérea.

El Ministerio de Defensa recuerda en una nota, divulgada por Defense Aerospace, que el país dispone de un fondo especial creado para financiar esta adquisición. Esa reserva se asienta sobre una ley federal ex profeso denominada Ley del Fondo Gripen que puede ser objeto de un referéndum. En el documento también se apunta que el Gripen “es significativamente más barato que sus competidores. Cuenta con la mejor relación coste-beneficio y con los costes operativos más bajos”.

La decisión del Consejo Federal responde a la necesidad de adquirir un avión de combate capaz pero sin la intención de obtener el máximo rendimiento, ya que de ese modo se podrán financiar otros recursos de las fuerzas armadas que puedan ser necesarios.

En cuanto a la compra de Suecia de 60 aeronaves de este modelo desarrollado por su propia industria, con ella pretende satisfacer las necesidades de su defensa aérea hasta el año 2042. Los nuevos aviones se entregarán a partir de 2018 a un precio que aún no ha sido revelado. La decisión del Gobierno sueco deja todavía un resquicio para dar marcha atrás al programa en el caso de que Suiza acabe cambiando de opinión y no se encuentre ningún otro comprador extranjero que adquiera un suficiente número de aeronaves.

Una elección que planteó dudas

Las dudas sobre las compras suizas se plasmaron a finales de agosto en la publicación de un informe elaborado por una comisión parlamentaria del país en la que se apuntaba que la elección de este modelo comportaba riesgos técnicos, comerciales, financieros y de entrega a tiempo.

El ministro de defensa suizo, Ueli Maurer, salió al paso de esas críticas asegurando que no se producirán cambios en el precio de compra de los Gripen porque estaba garantizado por el acuerdo. Maurer recordó que el Gripen “era la opción más barata”, comparado con el Dassault Rafale frances y el Eurofighter desarrollado con capital británico, alemán, italiano y español.

La controversia llegó a tal punto que Dassault Aviation trató de aprovechar la oportunidad presentando una nueva oferta a Suiza con cuatro opciones posibles: 22 aviones por 3.300 millones de dólares (unos 2.500 millones de euros); 18 con todas las capacidades pedidas por Suiza por 3.100 millones de dólares (2.300 millones de euros); 18 unidades sin simuladores ni capacidades de reconocimiento ni de aire-tierra, y, finalmente, 12 cazas con todas sus capacidades y simuladores, con una eficiencia operativa que según Dassault les hace comparables a la de los 22 Gripen por 2.340 millones de dólares (cerca de 1.800 millones de euros).

Foto: Ministerio de Defensa suizo

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje