ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Más de 40.000 millones y 8 programas

España preside la organización de cooperación en materia de armamento OCCAR

24/01/2013

(Infodefensa.com) Madrid – España preside, desde el 1 de enero, la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamentos (OCCAR, por sus siglas en francés), un organismo que gestiona más de 40.000 millones de euros asociados a ochos programas europeos.

Durante este año, España estará a la cabeza de esta organización integrada por los seis países europeos más relevantes en la adquisición de material de defensa: Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia y Reino Unido. Entre sus responsabilidades estarán la presidencia de su órgano de gobierno de mayor nivel, la Junta de Supervisores, y su principal organismo asesor, el Comité de Políticas y Tareas Futuras.

En un artículo publicado en la Revista Española de Defensa, el general Arturo Alfonso Meiriño, subdirector general de Relaciones Internacionales de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), señala que, actualmente, “los más importantes programas europeos de armamento desarrollados en colaboración son gestionados por la OCCAR”.

Se trata de los programas del avión de transporte militar A400M, la fragata multipropósito FREMM, el helicóptero de ataque Tigre, la familia de vehículos blindados 8x8 Boxer, el radar de localización y contrabatería COBRA, la radio europea segura definida por software ESSOR, el sistema espacial de observación, vigilancia y reconocimiento MUSIS, y el sistema de defensa aéreo FSAF. Todos ellos suponen más de la mitad del total del esfuerzo presupuestario europeo en programas de cooperación.

Estos ocho programas de armamento en cooperación tienen “una geometría variable”, -explica Meiriño–, es decir, no todos los países miembros participan en todos los programas. Por ejemplo España participa únicamente en tres: el A400M, el Tigre y la radio definida por software. Precisamente, desde septiembre de 2012 el programa A400M, que tiene su emplazamiento principal en Toulouse (Francia), ha establecido una oficina satélite en Sevilla para supervisar de cerca las actividades de la línea de ensamblaje final de este avión de transporte estratégico.

Además, en algunos programas también participan otros países no miembros, como Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos, Suecia, Polonia o Turquía, “ejerciendo plenamente sus derechos a la hora de defender sus legítimos intereses nacionales, ya que todas las decisiones de un programa se toman, exclusivamente, por las naciones participantes en él, independientemente de que sean o no, miembros de la Organización”.

Centro de excelencia

El general Meiriño apunta que, fiel a su misión de facilitar y gestionar programas europeos de armamentos, la OCCAR se ha convertido “en un auténtico centro de excelencia” en la gestión de estos programas de cooperación, incluyendo la gestión del apoyo en servicio, y ha demostrado su competencia proporcionando una gestión eficaz en términos de costes, plazos de tiempo y prestaciones del sistema.

Como ejemplo señala que, en 2012, la Organización ha sido capaz de, con un presupuesto administrativo de 41 millones de euros y una plantilla de 240 personas, gestionar satisfactoriamente un presupuesto operativo de unos 3.125 millones de euros, lo que pone de manifiesto “su alto índice de eficiencia en la gestión de los recursos”. Entre los beneficios puestos de manifiesto en estos años de andadura de la organización, el general destaca la disminución de sobrecostes imprevistos, la puesta en marcha de políticas y procedimientos bien documentados, los procesos de toma de decisión efectivos, la capacidad de contratar con la industria de forma rápida, y el rigor y la eficiencia en la contratación y gestión de personal.

Igualmente, resalta la contribución de la OCCAR a incrementar el potencial para exportar sistemas complejos en un mercado global y, por tanto, acentuar la competitividad de la industria europea de defensa y contribuir al fortalecimiento de la base europea tecnológica e industrial de la defensa.

Objetivos españoles

Respecto a los objetivos de España durante su presidencia, está el deseo de incrementar la presencia de personal militar español tanto en su sede central en Bonn como en las Divisiones de los tres programas en los que actualmente participa España (A400M en Toulouse y Tigre y ESSOR en Bonn).

Curiosamente, desde la creación de la OCCAR, ni el cargo de director, ni el de subdirector, ni el de ningún jefe de División de los tres programas, han sido ocupados por un español, lo que configura a España como la única de las seis naciones miembros que está en esta situación.

“No cabe duda de que asumir el liderazgo de la OCCAR en estos tiempos de crisis económica y austeridad presupuestaria supone un importante desafío que España afronta con responsabilidad y con la seguridad de poder aportar valor a nuestros socios europeos en la consecución del objetivo común de proporcionar, en tiempo, coste y prestaciones, los sistemas y equipos que nuestras Fuerzas Armadas necesitan para el cumplimiento de sus misiones”, concluye el general Meiriño.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje