ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Una operación esperada

Volvo desmiente al medio sueco que publicó sus intenciones de comprar Nexter

11/02/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El Grupo Volvo no planea adquirir la compañía francesa de defensa Nexter. La firma sueca se ha apresurado a desmentir al diario financiero de su país Dagens Industri que apuntó el jueves la posibilidad de una fusión o de una combinación de algunas de las actividades de ambas compañías.

El vicepresidente ejecutivo de Comunicación Corporativa de Volvo, Marten Wikforss, es tajante en sus palabras. “El artículo está basado en una entrevista con una persona que está incorrectamente identificada como el presidente de la compañía francesa Panhard, que Volvo adquirió en 2012”, ha apuntado. Esa persona, concluye, “no representa al Grupo Volvo y la estrategia descrita está muy lejos de ser verdad”.

Según Wikforss, “la persona en cuestión salió de la dirección de Panhard el pasado mes de noviembre, y desde entonces desarrolla tareas de consultoría.

La adquisición de Panhard, que Volvo llevó a cabo a través de su filial francesa Renault Trucks Defense, concluyó el pasado mes de octubre por un monto de 62,5 millones de euros. Panhard está especializada en la fabricación de vehículos militares ligeros desde que fue comprada por Citroën en 1965, mientras que Renault Trucks Defense (RTD) desarrolla camiones y otros vehículos para la industria de defensa francesa desde hace décadas.

La unión de ambas supone un negocio con una facturación anual no muy alta, unos 400 millones de euros. Sin embargo, la maniobra guarda una enorme carga simbólica en el afán francés por consolidar su industria militar de equipos de tierra, y es un significativo paso para crear un actor europeo capaz de competir con las agresivas estrategias en el mercado de países como China, Turquía y Corea del Sur.

El periódico galo Le Figaro mostró esa aspiración comenzando en julio su información acerca de esta fusión con un elocuente“¡por fin! Diez años después de señalar que Europa tiene demasiados fabricantes de blindados, dos industriales de los diez presentes han podido ponerse de acuerdo para fusionarse”.

No habría sido el primer intento

Antes de aliarse con RTD, Panhard ya lo había intentado sin éxito precisamente con Nexter, siguiendo la filosofía del presidente de Panhard, Christiann Mons, de iniciar la consolidación en primer lugar en Francia antes de trabajar a nivel europeo. De ahí que la información de Dagens Industri no pareciese nada descabellada. Sobre todo después de que el propio presidente de la asociación francesa de fabricantes de equipos militares terrestres (GICAT), Christian Mons, advirtiese hace menos de tres meses ante un comité parlamentario de defensa francés de la necesidad de privatizar el grupo industrial Nexter para avanzar en la consolidación del sector. “Mientras Nexter siga siendo 100 por 100 propiedad estatal, sin ser privatizada, esta evolución seguirá siendo lenta, incluso débil”, apuntó.

El propio consejero delegado de RTD, Gérard Amiel, reconoció entonces que con la firma estatal Nexter “existen complementariedades y sinergias posibles, pero para casarse es necesario la voluntad de los dos”, añadió.

Otro elemento que abundaba en la verosimilitud de la información del periódico sueco es el anuncio de RTD del pasado noviembre acerca de su intención de adquirir nuevas empresas en Francia o incluso en otros países de Europa.

La estrategia de adquisiciones de esta filial francesa de Volvo resulta inusual, dada la crisis financiera que golpea a las economías occidentales.

Entre los rivales a los que RTD debe hacer frente en el mercado internacional se encuentran la italiana Iveco y distintos proveedores con plantas de fabricación en Turquía, Brasil y Sudáfrica.

Sobre este punto, el consejero delegado de Nexter, Philippe Burtin, señalaba el pasado verano el cambio de mentalidad que se ha producido entre los industriales europeos ante la “amenaza” de los fabricantes chinos, coreanos, sudafricanos, turcos y de otros países con bajos costes. Ahora, explicaba en la feria sectorial parisina Eurosatory, en Europa ya se está preparado para una reorganización del sector.

El Grupo Volvo es uno de los principales fabricantes de camiones, autobuses, equipos de construcción e ingeniería naval e industrial del mundo. Actualmente emplea a unas 115.000 personas y cuenta con plantas de producción en 19 países. Sus productos se venden en más de 190 mercados y sus ventas anuales ronda los 304.000 millones de coronas suecas (más de 35.300 millones de euros).

Fotos: Ginés Soriano / Infodefensa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje