ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

A Alemania e Italia

Estados Unidos deberá pagar 300 millones si deja el programa antimisiles MEADS

12/02/2013

(Infodefensa.com) Madrid – Italia y Alemania han advertido a EE UU de que deberá hacer frente a un desembolso de 400 millones de dólares (300 millones de euros) como penalización si se sale del programa trilateral para el desarrollo del sistema antimisiles MEADS. Esa cantidad coincide precisamente con la que Estados Unidos se ahorraría cancelando su participación en este proyecto concebido para sustituir a las antiguas baterías de misiles Patriot.

De momento, entre los tres países ya han desembolsado alrededor de 4.000 millones de dólares (casi 3.000 millones de euros) en el desarrollo del sistema de defensa antiaérea MEADS (acrónimo de Medium Extended Air Defense System), en el que participan la compañía norteamericana Lockheed Martin y las divisiones de MBDA en Italia y Alemania. Sin embargo, Estados Unidos ha decidido ahora no adquirirlo y está tratando de abandonar su desarrollo este mismo año, el último del proyecto.

Estados Unidos financia el 58% del programa, Alemania el 25% e Italia el 17%. Si EE UU continuase en él este último año le costaría 400,9 millones de dólares, un precio que ha llevado a algunos legisladores del país a considerar que no vale la pena gastar en un sistema que los norteamericanos ya no tienen la intención de comprar, según el reportaje publicado por Defense News sobre este asunto.

Desde Italia y Alemania, por el contrario, se está trabajando para mantener el desarrollo del sistema y aprovechar los avances tecnológicos que se están obteniendo. Tanto es así, que desde estos países europeos ya se ha advertido a Estados Unidos de que si no continúa financiado el proyecto este año, para lo que tiene tiempo hasta finales de marzo, deberá hacer frente a las penalizaciones previstas en el memorándum de entendimiento firmado por los tres socios. Las sanciones podrían suponer una cuantía mayor de lo que los norteamericanos ahorrarían si abandonan el proyecto.

El general Enzo Vecciarelli, jefe de la sección de armamento de la oficina de adquisiciones de Italia y miembro de la junta de MEADS, confirma que el reembolso al que EE UU está obligado se estima en “un mínimo de 400 millones de dólares”.

De momento Italia no ha llevado hasta la OTAN este asunto y, según Vecciarelli, “esperamos no tener que hacerlo”.

Lo que sí han hecho los italianos es enviar una carta el 29 de enero, junto a los responsables alemanes, advirtiendo al Secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, acerca de la indemnización a la que deberán hacer frente si no cumplen con sus compromisos.

En la misiva, según Defense News, que ha accedido a ella, se explica textualmente: “Si Estados Unidos no cumple con los compromisos de financiación correspondientes a 2013, Alemania e Italia lo interpretarían como una retirada unilateral”. En la carta se recuerda que los gastos de modificación y terminación del contrato “como resultado de las acciones de Estados Unidos serán pagados por los Estados Unidos”.

En el texto se incluye “una primera estimación” del daño económico al que Alemania e Italia tendrían que hacer frente por esa retirada. De ahí surge la señalada cantidad “de más de 400 millones de dólares”, que es “el resultado de las actividades de desarrollo que no se pueden ejecutar debido a la falta de financiación en el año fiscal de Estados Unidos 2013 y a la responsabilidad de terminar los contratos anteriores”.

El sistema sustituto de los antiguos Patriot

El MEADS ha sido concebido para sustituir a viejas baterías de misiles de defensa antiaérea como las de los antiguos Patriot, y puede ser transportado por aviones C-130 o A400M.

Se trata de un sistema terrestre de defensa antiaérea y antimisiles de última generación, emplea radares con una cobertura de 360 grados y misiles Patriot PAC-3.

El ingenio, según sus desarrolladores, combina una mayor protección de batalla con una renovada flexibilidad para la protección contra misiles balísticos, misiles de crucero y aeronaves, tripuladas o no.

MEADS International es el contratista principal de este sistema antiaéreo móvil. Se trata de una empresa multinacional conjunta con sede en Orlando, en el estado norteamericano de Florida, formada por las divisiones de MBDA en Italia y Alemania, y la norteamericana Lockheed Martin.

Foto: MEADS International

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje