ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Los mayores irán a Guadarrama y Burgos

El Ministerio de Defensa tiene previsto cerrar una residencia militar con 100 ancianos

26/02/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El Ministerio de Defensa tiene previsto cerrar en junio la residencia militar de atención a mayores “Virgen del Carmen”, situada en el barrio de Carabanchel, en Madrid, dentro del recinto del Hospital Central de la Defensa, y recolocar a sus residentes en otros centros del Ejército.

De hecho, los traslados ya han comenzado y de los 106 ancianos que vivían en la residencia a finales de 2012 sólo quedan 65, según han confirmado al diario El País fuentes de la propia residencia. Los centros de destino han sido la residencia “Guadarrama”, en la sierra de Madrid, y la del “Perpetuo Socorro”, ubicada en Burgos.

Defensa indica que el motivo del cierre es que estos dos centros tienen más plazas y están en mejores condiciones que la residencia de Madrid, y que el arreglo de los desperfectos saldría más caro que trasladar a los ancianos. “Se trata de aprovechar mejor los recursos, que son limitados”, argumenta.

No obstante, el inspector de la Comunidad de Madrid que realizó en enero de este año una inspección rutinaria a esta residencia no reflejó en el acta que hubiese ningún desperfecto, según revela al diario la Consejería de Asuntos Sociales.

En la residencia trabajan 128 personas, de las que 10 son enfermeros y tres, médicos. Cinco de los enfermeros y un médico están contratados por el grupo Eulen y, según dicen, terminan contrato el 31 de marzo.

Comunicación por carta

Los ancianos se enteraron del cambio de ubicación por una carta enviada el 19 de diciembre de 2012 por la Dirección de Asistencia al Personal (DIAPER), de la que dependen las residencias militares. En ella se explicaba que el motivo del traslado era que “la nueva normativa, mucho más exigente” no permite al Ejército seguir ofreciendo prestaciones al personal asistido de esta residencia, pero la carta fue enviada a todos los residentes, incluidos los que pueden valerse por sí mismos.

En una segunda carta, la DIAPER ofrecía a los residentes la posibilidad de efectuar gestiones ante otras residencias civiles que ofrecen precios especiales a los componentes de las Fuerzas Armadas, pero desde la Consejería de Asuntos Sociales de Madrid aseguran que no se han efectuado dichas gestiones.

(Infodefensa.com) Madrid – El Ministerio de Defensa tiene previsto cerrar en junio la residencia militar de atención a mayores “Virgen del Carmen”, situada en el barrio de Carabanchel, en Madrid, dentro del recinto del Hospital Central de la Defensa, y recolocar a sus residentes en otros centros del Ejército.

De hecho, los traslados ya han comenzado y de los 106 ancianos que vivían en la residencia a finales de 2012 sólo quedan 65, según han confirmado al diario El País fuentes de la propia residencia. Los centros de destino han sido la residencia “Guadarrama”, en la sierra de Madrid, y la del “Perpetuo Socorro”, ubicada en Burgos.

Defensa indica que el motivo del cierre es que estos dos centros tienen más plazas y están en mejores condiciones que la residencia de Madrid, y que el arreglo de los desperfectos saldría más caro que trasladar a los ancianos. “Se trata de aprovechar mejor los recursos, que son limitados”, argumenta.

No obstante, el inspector de la Comunidad de Madrid que realizó en enero de este año una inspección rutinaria a esta residencia no reflejó en el acta que hubiese ningún desperfecto, según revela al diario la Consejería de Asuntos Sociales.

En la residencia trabajan 128 personas, de las que 10 son enfermeros y tres, médicos. Cinco de los enfermeros y un médico están contratados por el grupo Eulen y, según dicen, terminan contrato el 31 de marzo.

Comunicación por carta

Los ancianos se enteraron del cambio de ubicación por una carta enviada el 19 de diciembre de 2012 por la Dirección de Asistencia al Personal (DIAPER), de la que dependen las residencias militares. En ella se explicaba que el motivo del traslado era que “la nueva normativa, mucho más exigente” no permite al Ejército seguir ofreciendo prestaciones al personal asistido de esta residencia, pero la carta fue enviada a todos los residentes, incluidos los que pueden valerse por sí mismos.

En una segunda carta, la DIAPER ofrecía a los residentes la posibilidad de efectuar gestiones ante otras residencias civiles que ofrecen precios especiales a los componentes de las Fuerzas Armadas, pero desde la Consejería de Asuntos Sociales de Madrid aseguran que no se han efectuado dichas gestiones.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje