ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Propone cambios

La EDA advierte de que la actual industria europea de defensa terrestre no es viable

05/03/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El modelo industrial europeo de sistemas terrestres para la defensa ya no es viable en el actual clima financiero. Así lo concluye un estudio de la Agencia Europea de Defensa (EDA) en el que advierte que en este subsector se solapan estructuras redundantes y se adolece de tiradas de producción cortas para atender únicamente los requisitos nacionales. El trabajo, fechado a finales de diciembre pero dado a conocer ahora, recomienda una serie de pasos coordinados entre los Estados miembros para revertir la situación.

La industria europea de sistemas terrestres para la defensa genera al año un negocio de 17.000 millones de euros. La actividad mantiene a 128.000 puestos de trabajos directos y altamente cualificados. Este subsector suministra una amplia variedad de productos principalmente a las fuerzas armadas de los Estados miembros de la Unión Europea (EU), pero también destina más de un tercio de su producción a los mercados exteriores. En total asigna a la exportación fuera de la UE unos 6.000 millones de euros al año, según los datos manejados por la EDA.

Para la directora ejecutiva de este organismo, Claude-France Arnould, “la industria de defensa de tierra no sólo es vital para garantizar las capacidades clave, sino también para el crecimiento y la competitividad en Europa”.

El trabajo de la EDA ha identificado una serie de áreas en las que priorizar acciones comunes para fortalecer la base industrial y tecnológica de defensa europea terrestre. Para ello emprendió un estudio de doce meses de revisión exhaustiva del subsector. En él se evalúa la demanda y los desafíos de la oferta para contribuir a aumentar la cohesión, la eficacia y la fortaleza de las capacidades de defensa europea.

El estudio se basó en la recopilación de toda la información disponible acerca de los futuros requisitos de capacidades militares. A la vez se confeccionó un detallado inventario de la base industrial y tecnológica de defensa terrestre global. Con el análisis de toda esa información se identificaron las áreas críticas sobre las que actuar y se han trazado planes con las acciones necesarias a corto, medio y largo plazo (hasta 2030) para abordar las deficiencias detectadas.

Algunas de las señales detectadas contribuirán a un trabajo más amplio de la EDA sobre la base industrial y tecnológica de la defensa europea.

 

El trabajo concluye que el sector industrial europeo de sistemas terrestres está más fragmentado y menos consolidado que los sectores naval y aeronáutico. En él se solapan estructuras redundantes y tiradas de producción cortas para atender requisitos nacionales. Este modelo ya no es viable en el actual clima financiero, concluye, y Europa corre el riesgo de perder destrezas, conocimientos técnicos y capacidades clave.

En cambio, la mayoría de las tropas desplegadas son fuerzas de tierra y su equipamiento sigue siendo responsabilidad de cada estado miembro

Ante este panorama, el estudio pone de relieve la necesidad de mejorar la interoperabilidad entre las fuerzas armadas de los estados miembros y apunta que resulta más crucial que nunca mejorar la cooperación, incluido agrupar y compartir recursos.

La EDA propone los siguientes pasos para el desarrollo de un plan de acción realista sobre los futuros sistemas terrestres: mejorar la eficiencia de la cadena de suministro, atendiendo especialmente a las pymes; emprender acciones para mitigar el riesgo de perder destrezas importantes y conocimientos prácticos, aprovechando las políticas de la UE; fomentar la inversión común de los Estados miembros en las tecnologías importantes identificadas, especialmente en aquellas de naturaleza dual (civil y militar); desarrollar acciones para mitigar la erosión de las capacidades industriales europeas clave, con el objetivo de contribuir entre otras cosas a una base industrial y tecnológica de la defensa terrestre sostenible y eficiente, y detectar las áreas en la que los Estados miembros podrían poner en marcha programas de demostración para mitigar los déficits ya existentes o potenciales.

Foto: Ginés Soriano / Infodefensa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje