ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Informe de Constantino Méndez y Joan Navarro

Los Programas Especiales pueden comprometer el gasto durante décadas

15/03/2013

(Infodefensa.com) Nuria Fernández, Madrid – Los Programas Especiales de Armamento (PEA,s) han sido y siguen siendo la “clave de bóveda” de nuestras dificultades financieras y pueden comprometer durante décadas el escenario de gasto.

Así lo señalan Constantino Méndez, ex secretario de Estado de Defensa, y Joan Navarro, socio y vicepresidente de Asuntos Públicos de la consultoría de comunicación Llorente & Cuenca, en el informe “Los nuevos escenarios de la Política y la industria de Defensa”.

Ambos expertos añaden que se trata de un problema que es “imprescindible” abordar para introducir nuevas reglas y modelos de gestión que permitan abrir un nuevo ciclo de adquisiciones.

Como causas de esta situación, Méndez y Navarro apuntan, entre otras, la inadecuación entre el gasto comprometido y los recursos disponibles, la ilusión financiera producida por la adopción del denominado sistema alemán, de plazo aplazado hasta la entrega de los sistemas, la confusión entre un modelo de obtención y un modelo de adquisiciones, la planificación incorrecta en la modernización de capacidades o la falta de previsión de los gastos vinculados.

Añaden que no se trata de un problema coyuntural, sino de un problema estructural cuya causa última tiene que ver esencialmente con el “insuficiente nivel de esfuerzo económico que la sociedad viene asignando a la política de defensa”.

No obstante, indican que la tendencia a la reducción del gasto en defensa es común a todos los países de nuestro entorno y que esto debiera haber llevado a los países europeos a poner en común sus esfuerzos en políticas de Defensa, aunque reconocen que todavía no se advierten “avances significativos” al respecto.

Hacia un modelo de proyección y de seguridad

Los autores del informe de Llorente&Cuenca apuntan que, en una época de profundos cambios en el escenario internacional, con nuevos riesgos y amenazas, es necesario pasar del modelo de defensa estática y convencional basada en equipamientos pesados a un modelo de proyección y de seguridad basado en equipos ligeros y nuevas tecnologías.

En este marco, advierten, sin embargo, de la necesidad de aumentar el grado de cooperación entre los países europeos. “La dinámica de ajustes está siguiendo una estrategia nacional y no una estrategia comunitaria, lo cual supone graves disfunciones”.

En opinión de Méndez y Navarro, se precisa “una conducción inteligente” del proceso de ajuste de capacidades en el marco de una definición estratégica europea que coordine la dinámica de reordenación de los esfuerzos con el fin de preservar las capacidades críticas, impulsar el nivel de especialización de los distintos sectores industriales nacionales, promover la combinación de capacidades, conseguir los factores clave de forma cooperativa –especialmente en tecnologías ISTAR, UAS, proyección y transporte– y elaborar planes de operaciones basados en la capacidad conjunta de despliegue de tropas.

Es definitiva, los autores instan a que el debate no se centre en cómo mantener todas las capacidades, sino en cómo compartir esas capacidades y su sostenimiento.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje