ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

El presidente de la SEPI en el Congreso

Navantia pone en marcha un Plan de Competitividad para lograr la viabilidad de la compañía

22/03/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, ha desvelado la puesta en marcha por parte de Navantia de un Plan de Competitividad y Viabilidad que está sirviendo para evitar entrar en una situación crítica provocada por la subactividad ante la falta de pedidos y carga de trabajo durante los últimos siete años.

Durante su intervención de ayer en el Congreso ante la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas, Aguirre recordó a los grupos políticos que a su llegada al holding público empresarial encontró a la compañía Navantia “en una situación de partida bastante difícil y complicada que en caso de no corregirse, podría llegar a ser crítica, lo que provocaría tener que apelar a financiación externa y a una posible reestructuración patrimonial”.

En este mismo sentido, el presidente de SEPI indicó que Navantia operaba en el mercado con unos precios un 15 por ciento superiores al de sus principales competidores, y hasta un 50 por ciento por encima de los precios que ofertan los países asiáticos.

En lo que a la viabilidad se refiere, el nuevo Plan de Competitividad contempla diversas medidas, como la reorganización orgánica de la empresa, la fortaleza de la unidad comercial –que ha triplicado el número de efectivos–, o la apertura de diversas oficinas comerciales estables en el exterior. Igualmente, incluye un plan de ahorro con vocación de permanencia en el tiempo para la gestión de los recursos humanos y la reducción de pérdidas.

Además, y con la clara vocación de lograr potenciar la competitividad de la empresa, esta iniciativa supone la recuperación de actividades “abandonadas” a través de la diversificación y la ampliación a nuevas líneas de negocio, con la Armada española, la apertura a los mercados militares internacionales, el fomento del área de sistemas y de reparaciones, o la apuesta renovada por el sector civil y el eólico.

Para terminar, incluye la negociación de un nuevo convenio colectivo que busque la estabilidad de los puestos de trabajo pero que asuma la situación crítica que atraviesa la empresa y esté vinculado a la búsqueda de competitividad.

Ramón Aguirre subrayó el enorme esfuerzo realizado por Navantia durante el pasado año 2012, con más de 60 operaciones comerciales abiertas en 30 países, y la detención del ritmo de la caída de los pedidos a la mitad, lo que ha supuesto que el grado medio de ocupación durante 2012 haya cerrado en un 76 por ciento, frente al 69 de 2011.

El contrato de PEMEX y el dique flotante

Respecto al contrato de PEMEX-PMI, el presidente de SEPI se refirió “al continuo ruido político y mediático que rodea esta operación” y afirmó que, desde la firma con PMI en septiembre de 2012, se han cursado hasta cinco visitas a México, se han aportado los avales técnicos necesarios y se han cumplido los requerimientos  correspondientes a Navantia para la entrada en vigor del contrato, a la espera del visto bueno definitivo por parte del cliente para comenzar la operación.

Por todo ello, Aguirre pidió a los grupos que no politicen cada movimiento de Navantia para no dañar la imagen, la reputación y las posibilidades de éxito de la empresa en el mercado. “Los contratos internacionales  requieren máxima prudencia, diplomacia y un respeto a los calendarios  establecidos”, afirmó.

En cuanto a la construcción del dique flotante, el presidente señaló que ya se está trabajando en el expediente para realizar una consulta formal a Bruselas sobre el dique y el levantamiento de las restricciones impuestas en el año 2005. “Hemos iniciado las gestiones y los trabajos correspondientes para explorar y llevar a cabo los trámites necesarios”, aseguró.

Añadió que Navantia está trabajando de forma conjunta “en hechos nuevos relevantes y de naturaleza excepcional” para levantar el veto tal y como establece la Comisión Europea, como son el elevado nivel de desempleo en Ferrol y San Fernando, la destrucción del tejido industrial, el incremento del número de personas por debajo del umbral de la pobreza y la existencia de restricciones financieras en la Administración pública.

Por otro lado, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, criticó ayer las “escasas” gestiones que están realizando los máximos responsables de Navantia para conseguir pedidos y señaló que su deber es “gestionar y traer pedidos”.

Feijóo respondió de esta manera al presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, quien en una entrevista publicada por el diario ABC en su edición gallega asegura que el dique flotante en Ferrol “no es viable” por la situación económica actual.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje