ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Un estudio del MIT

Los militares estadounidenses podrían comunicarse a través de su ropa gracias a fibras de oro

03/04/2013

(Infodefensa.com) Madrid – Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en colaboración con el Ejército de Estados Unidos, ha desarrollado fibras de oro que podrían ser tejidas en uniformes de combate y que permitirían a los soldados comunicarse entre sí a través de su ropa.

Según John Joannopoulos, uno de los científicos del MIT y director del ISN (Institute for Soldier Nanotechnologies) “estos nuevos tipos de fibras también son en sí mismas dispositivos”, recoge la revista científica Wired.

El origen de este avance se produjo hace unos años cuando el equipo del MIT, dirigido por Fink Yoel, profesor en ciencia de los materiales, demostró que se podían fabricar fibras hechas con "múltiples materiales", en lugar de las fibras de vidrio hechas con un único tipo de material que conforman los cables de fibra óptica. Este hallazgo condujo al equipo a pensar en la posibilidad de convertir las propias fibras en dispositivos funcionales.

De este modo, utilizando métodos similares a la fabricación de fibra óptica, el equipo del MIT empleó distintos materiales (normalmente una combinación de aislantes, semiconductores y conductores) para fabricar este tipo de fibras.

Las fibras de oro desarrolladas por el equipo del MIT todavía no pueden transmitir información, ya que por el momento son “demasiado gruesas” para integrarlas en un uniforme de un modo efectivo. Sin embargo, los investigadores planean perfeccionar el concepto y el diseño de estas fibras en los próximos años. De hecho, el MIT se ha marcado un plazo de 10 años para optimizar su funcionamiento, mientras se trabaja en reducir su tamaño a las 100 micras. También aseguran que tratarán de convertir estas fibras en dispositivos funcionales que puedan, por ejemplo, detectar los cambios de temperatura y ser empleados como una herramienta para transmitir datos.

Estas fibras/dispositivos son de gran interés para los ejércitos, ya que serían capaces de transmitir información y permitir reconocer a un soldado. En caso de que haya sido víctima de un ataque, éstas podrían, incluso, determinar dónde ha sufrido heridas y cuál es la gravedad de las mismas.

Asimismo, las fibras podrían realizar de un modo más sencillo una correcta identificación de soldados amigos en un campo de batalla confuso, lleno de humo, de polvo y oscuro, con el empleo de un designador láser aplicado sobre el soldado. Si es amigo, las microfibras funcionales cosidas en el uniforme percibirían el láser y enviarían una señal de datos de vuelta.

Igualmente, al ser sensibles al calor, las fibras muestran un gran potencial para su empleo en atención sanitaria en el campo de batalla: cambios del ritmo cardiaco o de la temperatura corporal pueden suponer cambios en un patrón de calor e indicar dónde y cuándo ha caído herido un soldado, y cuál es su estado de gravedad.

No obstante, no todo son ventajas. También se han detectado una serie de inconvenientes. Por ejemplo, para el correcto funcionamiento de las fibras/dispositivos, tanto emisor como receptor deben estar en la línea de visión. En este sentido, se ha establecido en 75 metros la distancia más larga probada hasta ahora.

Tampoco se conoce cómo va a funcionar exactamente la transmisión de datos. No van a reproducir las características de una radio o un teléfono actual, aunque se cree que las fibras se pueden complementar perfectamente con estos dispositivos.

En definitiva, en el diseño y desarrollo de estos nuevos uniformes se presentan una serie de desafíos, que el equipo del MIT espera ir resolviendo poco a poco. Hasta el momento, ha creado una prenda utilizando fibras ficticias para demostrar qué fibras similares podrían tejerse en prendas sin necesidad de dañarlas.

Además, está investigando la posibilidad de entremezclar fibras ópticas y materiales basados en microfluidos en el tejido de los uniformes con el fin de reducir el peso del equipo que ahora mismo han de transportar los soldados y añadir funciones totalmente inéditas a unas prendas de vestir que en un principio simplemente deberían proteger y/o camuflar.

Foto: Ejército de Estados Unidos

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje