ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Otokar y FNSS

Turquía negocia con Arabia Saudí e Indonesia su salto a la exportación de tanques

27/05/2013

(Infodefensa.com) Madrid – Turquía planea dar un giro de 180 grados a su posición dentro del mercado internacional de carros de combate. De ser un destacado importador podría pasar a venderlos a centenares si se concretan los acuerdos que dos compañías turcas están negociando por separado con Arabia Saudí e Indonesia.

Por un lado el fabricante Otokar está negociando el suministro al reino de Oriente Medio de cientos de sus blindados de guerra de tercera generación Altay, según un reportaje publicado por el periódico turco Hurriyet Daily News. Se trata del primer tanque principal de batalla totalmente desarrollado por Turquía.

Al mismo tiempo la firma FNSS Defence Systems está concretando un acuerdo para la coproducción con un socio indonesio de tanques de tamaño medio.

De concretarse estos convenios supondría un punto de inflexión para Turquía, que pasaría a dejar de ser el país importador que durante años ha sido para convertirse en un exportador de este tipo de armas. A la vez, según las fuentes citadas por Defense News, el contrato con los saudíes cimentaría los lazos de ambos países contra el bloque de países chiitas liderados por Irán.

Otokar ya está fabricando los primeros prototipos del Altay para el ejército turco, al que suministrará un millar de unidades en cuatro lotes.

Arabia Saudí cuenta actualmente con una inusual estructura de fuerzas terrestres en la que se incluyen plataformas de distintos países (Francia y EE UU) divididas por brigadas distintas. Esta política, que aumenta los costes de mantenimiento de los sistemas y dificulta su interoperabilidad y logística, responde a una estrategia de favores geopolíticos.

Sus fuerzas armadas disponen actualmente de 720 Leopard de fabricación alemana, y de 930 M-60 y 1.370 M-48 de fabricación norteamericana que datan en su mayor parte de la época de la Guerra Fría, por lo que van a ser reemplazados.

Además también tiene la intención de sustituir 320 antiguos tanques AMX-30 de fabricación francesa por un nuevo modelo. Francia ha propuesto reemplazarlos con sus nuevos AMX-56 Leclerc, un tanque de 55 toneladas que según un portavoz de Otokar no cumple tan bien con los requisitos saudíes como el Altay y sus 65 toneladas.

El tanque turco cuenta también con la ventaja de su similitud con el carro de combate saudí  M1. Ambos disponen de un cañón de 120 milímetros, de un blindaje compuesto y de sistemas electrónicos de alto nivel.

Además, añade la misma fuente, “nosotros tenemos unas relaciones Gobierno a Gobierno casi excelentes con los saudíes”. Turquía y Arabia Saudí lideran junto a Qatar los esfuerzos internacionales para derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad, enrocado en una guerra civil que ya ha acabado con cerca de 100.000 vidas en dos años. Para ese objetivo cuentan con el apoyo de Estados Unidos y de la mayoría de los países occidentales.

El Otokar, cuyos cuatro primeros prototipos está previsto que comiencen a probarse este año, cuenta con un blindaje suministrado por la firma turca Roketsan, un cañón fabricado por la empresas estatal MKEK y unos sistemas de control de fuego, comunicaciones y mando y control subcontratados a la también turca Aselsan. La surcoreana Hyundai Rotem ha sido  elegida para suministrar apoyo técnico.

La producción en serie del Altay podría iniciarse en 2015.

Tras la publicación en Hurriyet Daily News de la posible venta a Arabia Saudí las acciones de Otokar experimentaron su mayor ascenso desde que comenzó a cotizar en bolsa en abril de 1995, según la agencia económica Bloomberg. El viernes sus acciones llegaron a subir un 5,7% y más de 183.000 cambiaron de manos.

Arabia Saudí lleva un tiempo mostrando su interés en comprar también alrededor de 250 tanques Leopard 2 por unos 3.000 millones de euros. España está en liza por lograr este contrato para la empresa General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas, que ha desarrollado la versión española de este carro de combate. Sin embargo, KMW, dueña de la patente del tanque, ofrece una dura competencia.

Un acuerdo suscrito en la feria IDEF 2013

Por su parte FNSS, fabricante turco del blindado Kaplan, entre otros, ha firmado este mismo mes con Indonesia durante la feria turca de armamento IDEF 2013 el desarrollo conjunto de tanques de tamaño medio, para lo que trabajará con el fabricante estatal indonesio PT Pindad.

La empresa turca prevé que el proyecto de coproducción pueda estar listo en cuatro años.

El mes pasado se conoció que Alemania había aprobado la venta a indonesia de más de un centenar de carros de combate Leopard a Indonesia dentro del denominado Plan Estratégico 2010-2014 que este país está llevando a cabo para modernizar sus fuerzas armadas.

Indonesia es, junto a China y Vietnam, uno de los países de Asia y Oceanía donde más aumentó el gasto militar en 2012, según el cálculo publicado en abril por el del Instituto de Investigaciones para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Fotos: Otokar y FNSS Defence Systems

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje