ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Tras encarecerse un 70%

Los costes estimados del caza F-35 se reducen por primera vez en doce años

28/05/2013

(Infodefensa.com) Ginés Soriano, Madrid – Los casi 2.500 aviones de combate F-35 que está previsto comercializar durante las próximas tres décadas sumarán un monto de 391.000 millones de dólares. Es la última estimación del Pentágono y supone una bajada de algo más del 1% respecto al valor de casi 396.000 millones calculado el año pasado. El descenso –de unos 4.500 millones de dólares– representa una importante novedad en este programa militar, el más costoso de la historia, que llevaba más de una década de progresivo encarecimiento.

Las autoridades estadounidenses atribuyen la rebaja a la disminución de los costes laborales, que ahora se valoran en unos 7.800 millones de dólares menos, y al coste real de los primeros ejemplares de producción, lo que conlleva otra reducción de más de 1.100 millones de dólares.

El precio de la estructura del avión y de su motor se estiman por separado, y este último se ha incrementado en cerca de un 1%, pero el valor de todo el conjunto es lo que ha descendido.

El Pentágono prevé que se van a adquirir un total de 2.457 unidades de este avión de combate de quinta generación hasta el año 2032.

Loren B Thompson, director de operaciones del centro de reflexiones Lexington Institute, especializado en seguridad nacional norteamericana, explica que Lockheed Martin, contratista principal de este programa de nueve países liderado por Estados Unidos, estima que a finales de esta década la variante del F-35 para la Fuerza Aérea se venderá al equivalente de lo que cuesta adquirir un F-16 en la actualidad.

A mitad de 2012 el coste para EE UU de este programa de armas se había incrementado en torno a un 70% en once años de desarrollo del proyecto. Por eso la reducción del precio de estos aviones resulta crucial para obtener unas buenas ventas en el extranjero.

El aumento de costes es el principal motivo por el que Turquía, Dinamarca, Italia, Australia, Holanda, Gran Bretaña, Japón e incluso Estados Unidos se han planteado el recorte del número de unidades que inicialmente habían previsto adquirir, o incluso, en algunos casos, el abandono total del proyecto. Todos ellos son socios del programa del F-35, junto a Noruega, el único país de esta alianza que aún no ha sembrado dudas sobre el cumplimiento de sus compromisos de compra.

Un descenso en el número de unidades del F-35 previstas ahondaría aún más en la espiral de escalada de precios, ya que sus responsables tratarían de compensar los ingresos que dejarían de obtenerse.

Tres versiones del avión más avanzado

El Joint Strike Fighter, nombre original de este desarrollo, cuenta con tres variantes: el F-35A, más ligero y preparado para el despegue y el aterrizaje convencional (CTOL),  la versión F-35B para despegues cortos y aterrizajes verticales (STVOL) para operar desde portaaeronaves, y el F-35C, variante naval preparada para ser desplegada en  grandes portaaviones, desde donde despega impulsado por catapultas y aterriza ayudado por su gancho trasero con el que atrapa el cable anclado al buque.

En el informe del Pentágono sobre los costes publicado el jueves no se revisan los gastos de operación y mantenimiento de la flota de F-35 prevista para las próximas cinco décadas, que sigue estimándose en 1,1 billones de dólares, tal y como recuerda el periódico Chicago Tribune. Únicamente se hacen estimaciones a tan largo plazo para los grandes portaaviones, lo que da mayor idea de la importancia de este proyecto.

Fotos: Lockheed Martin

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje