ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Probadas las bengalas de señuelos

La sudafricana Denel fabricará también parte de la estructura de cola del A400M

19/06/2013

(Infodefensa.com) Madrid – Airbus Military ha encargado un nuevo paquete de trabajo a la firma sudafricana Denel Aeroestructures, que  ya se ocupa de la fabricación de algunos componentes estructurales del avión de transporte militar A400M. Denel Aeroestructures es una de las compañías no europeas implicadas en el desarrollo y fabricación de ciertas partes vitales de este desarrollo militar conjunto de siete países de la OTAN, entre los que figura España.

El nuevo contrato ha sido suscrito en el Salón Aeronáutico de París, que se celebra esta semana, con el ministro de Empresas Públicas de Sudáfrica, Malusi Gigaba, y el consejero delegado del Grupo Denel, Riaz Saloojee.

Gigaba ha explicado que el acuerdo está valorado en 200 millones de rands (en torno a 15 millones de euros).

El consejero delegado de Airbus Military, Domingo Ureña, ha explicado que la colaboración con Denel es una cuestión fundamental en las pretensiones de la compañía de incrementar su expansión en Sudáfrica.

Este país realizó en 2005 un pedido de ocho aviones A400M por 837 millones de euros que finalmente fue cancelado cuatro años después. Aún así, las empresas locales que participaban en la cadena de suministro del programa, Denel Aerostructures y Aerosud, mantuvieron su participación en el diseño, fabricación y suministro de varias piezas.

El contrato suscrito ahora supone la fabricación del esqueleto del plano vertical de cola del avión. Para llevarla a cabo Denel ya ha comenzado los preparativos en la planta con la que cuenta en las proximidades de Johannesburgo. Las primeras entregas están previstas para marzo de 2014 a la fábrica que Airbus tiene en la localidad alemana de Stade, especializada en los planos verticales de cola

Para el consejero delegado de Denel el nuevo acuerdo fortaleza la posición de su compañía “en la industria aeroespacial sudafricana y la confirma como un activo estratégico nacional”. Saloojee subraya que el mantenimiento de alianzas como las que tiene suscritas con Airbus Military” es uno de los pilares de nuestra estrategia de crecimiento”.

En virtud de un contrato renegociado el pasado septiembre, el fabricante sudafricano también se encarga del diseño, la ingeniería y la fabricación del carenado del fuselaje sobre el ala y de las carcasas superiores que forman parte de la unidad central del A400M.

Este carenado del fuselaje sobre el ala es la mayor pieza de la estructura de un avión producida nunca en Sudáfrica. Gracias a él la parte central de la aeronave queda protegida de rayos, granizo y choques de aves, además de mantener la aerodinámica del avión en la zona en la que las alas están ancladas al fuselaje.

Cuando se firmó aquel acuerdo en septiembre el ministro Gibaba apuntó que se daba “otro paso más hacia el desarrollo de una industria aeroespacial sudafricana de pleno derecho”. Con el contrato suscrito ahora, por tanto, se afianza aún más ese camino.

Salooje también explicó en septiembre que las relaciones con la gran compañía aeroespacial europea posicionan a su empresa como un proveedor consolidado de componentes de aeronaves de alta tecnología y fortalece la posición de Sudáfrica en la industria aeroespacial mundial.

La firma Denel inició en 2010 una reestructuración para tratar de volver a ser rentable en los próximos tres o cuatro años. El gobierno sudafricano inyectó en ella más de 66 millones de euros a principios del año pasado, con lo que demuestra “su confianza en el futuro de la empresa”, según sus responsables.

Primer lanzamiento de bengalas de señuelo

El programa A400M se puso en marcha en 2003 a manos de siete miembros de la OTAN, entre los que figura España, que se comprometió a adquirir 27 unidades. Los otros seis son Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Luxemburgo y Turquía.

Finalmente, como anunció hace menos de un mes el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, 13 de las 27 unidades encargadas por España serán destinadas a la exportación para tratar de hacer frente a los recortes presupuestarios derivados de la crisis.

El A400M, del que ya se han fabricado cinco unidades de prueba y dos de serie, ha sido diseñado para transportar un notable número de tropas y equipo y poder aterrizar y despegar en terrenos difíciles. Uno de estos aparatos está participando esta semana en el Salón Aeronáutico de París, donde realiza vuelos de exhibición. Además, la primera unidad va a entrar en servicio en los próximos días en las Fuerzas Armadas de Francia.

Estos días también se ha ensayado con éxito el lanzamiento de bengalas señuelo dentro del desarrollo de los sistemas de protección del avión. Estos dispositivos se expulsan desde el aparato para tratar de engañar a los misiles antiaéreos preparados para detectar los focos de calor. Se trata de un elemento de seguridad clave para un aparato que está concebido para operar desde pistas cortas y sin pavimentar próximas a los escenarios de operaciones, donde es más probable que sufra el ataque de misiles tierra-aire.

Foto: Airbus Military

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje