ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Entrevista INFODEFENSA.COM

Julián García Vargas, presidente de TEDAE: El apoyo político es tan importante o más que el económico

26/06/2013

(Infodefensa.com) Nuria Fernández, París – El presidente de la asociación TEDAE, Julián García Vargas, ha señalado que el apoyo político a la industria es tan importante o más que el apoyo económico, y que, en situación de reducción presupuestaria, hay que trabajar mucho para anticipar necesidades y capacidades.

En una entrevista a Infodefensa.com en Le Bourget durante la celebración del Salón Internacional Paris Air Show, García Vargas ha valorado la participación de la industria española en la feria y ha comentado otros aspectos de actualidad en el sector de Defensa, como el Plan de Reconducción de los Programas Especiales de Armamento o la posibilidad de abrir nuevos programas.

¿Qué impresión le ha causado Paris Air Show 2013?

Le Bourget goza de buena salud. Sigue siendo un Salón impresionante por la gran cantidad de expositores y por el esfuerzo que todos ellos hacen. Hay que reconocer que el Gobierno francés hace un trabajo muy detallado y lo explota magníficamente. Sin embargo, los negocios, tanto para las empresas aeronáuticas como para las de Defensa, no están en Le Bourget. Están más en Asia y en Latinoamérica, pero es aquí donde nos vemos todos, tomamos nota de lo que hacen los demás, cambiamos impresiones y esbozamos posibles colaboraciones. Por eso están aquí los empresarios más importantes del sector y los suministradores más especializados del mundo.

¿Qué supone para España estar en Le Bourget?

Hay que estar en Le Bourget, y TEDAE  ha hecho un esfuerzo para que el Pabellón Español, aunque no sea de los más grandes, sea ágil y dé un apoyo claro a las empresas que se exhiben en él, que son 13 más el cluster vasco y el andaluz, que representan a otras 20 compañías. Pero también es importante el hecho de que varias empresas asociadas de TEDAE que no han podido estar en el Pabellón hayan pasado por aquí para visitar la feria o asistir a encuentros con socios o posibles colaboradores.

¿Qué destaca de esta edición?

Yo he visto este Salón en dos etapas –en los años 90 y en las tres últimas ediciones– y he notado un cambio bastante perceptible: que la aviación civil ha ido adquiriendo un peso bastante mayor que la aviación militar. La aviación militar rusa, por ejemplo, es una de las partes más interesantes de la feria, pero se percibe ya que, detrás de esa aviación militar, hay ahora una aviación civil que había desaparecido y que ha vuelto a tomar importancia gracias a la tecnología desarrollada en el ámbito militar.

Por otra parte, en esta feria hay claramente dos estrellas: por un lado, el Estado francés, con sus instituciones, GIFAS y el Ejército del Aire, y por otro, el grupo EADS. Esto refleja que, afortunadamente, la industria europea, a pesar de estar fragmentada, tiene un gran peso. En torno a Airbus y EADS giran miles de suministradores europeos directos e indirectos. Además, estas empresas –yo lo veo en las españolas– se están diversificando, gracias a esos contratos iniciales con Airbus y EADS, y ya son suministradoras también de otras grandes compañías, como Boeing o Embraer. En definitiva, hay que congratularse de que en Europa, donde las cosas no van bien, este sector sí goce de buena salud y de buenas perspectivas.

¿Qué impresiones le trasladó el secretario de Estado de Defensa durante su visita al Pabellón Español?

Tanto el Ministerio de Defensa como el de Industria hacen una labor extraordinaria y complementaria en lo referente a representación y apoyo de la industria española. Desde TEDAE sólo podemos hacer valoraciones positivas del apoyo que recibimos del Ministerio de Defensa, pero también, tradicionalmente, el sector aeronáutico y del espacio ha recibido un gran apoyo del Ministerio de Industria, que siempre ha considerado estratégico este sector. El hecho de que tanto el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, como el secretario general de Industria, Luis Valero, hayan visitado el Pabellón Español y hayan tenido reuniones con colegas suyos, es muy de agradecer, porque significa que, por parte de la Administración española, hay un interés y un esfuerzo por apoyar el sector en una época en que el apoyo presupuestario es escaso. No obstante, yo soy de la opinión de que el apoyo político es tan importante o más que el apoyo económico.

¿Cómo valora TEDAE el Plan de Reconducción de los Programas Especiales de Armamento que ha presentado la Secretaría de Estado de Defensa?

La situación económica en España es muy difícil y se traduce en una situación presupuestaria de extraordinaria delicadeza en su manejo. El Gobierno no puede abandonar los objetivos de déficit ni relajarse un minuto, y todos tenemos que adaptarnos a esta situación y ser realistas. Y dentro de que a la industria también se le pide un esfuerzo, la iniciativa del Ministerio de Defensa minimiza el efecto industrial de la reconducción de los programas. Por parte nuestra hay una actitud de colaboración total, y estamos de acuerdo con los Ministerios de Industria y de Defensa en que hay que tener una perspectiva a largo plazo. En este sentido, he agradecido que el secretario general de Industria dijera que, a pesar de las dificultades, hay que tratar de crear un marco estable de futuro para la industria. Ahora se trata de trabajar y ver cómo fijamos esos objetivos, siempre teniendo muy en cuenta las iniciativas de la Comisión Europea, tanto en el campo civil, con el Horizonte 2020, como en el militar, con la propuesta de racionalización del sector de Defensa. Hay que seguir muy de cerca estas iniciativas y posicionarse ante ellas manteniendo una relación estrecha entre el Gobierno y la industria.

En este marco de optimismo, incluso se ha hablado ya de creación de nuevos programas…

Creo que esta posibilidad de abrir nuevos programas deberíamos tomarla con mucha prudencia. Nada me alegraría más que se crearan programas nuevos, ya fueran españoles o europeos, pero soy realista y creo que las dificultades presupuestarias de España no lo hacen fácil a corto plazo. Ahora bien, si se trabajan los programas con anticipación y se definen bien, cuando llegue el momento de mayor alivio en el ámbito presupuestario, nos será muy fácil instrumentarlos. Por tanto, hay que trabajar mucho antes y ajustar mucho los programas a las necesidades. Y en este sentido creo que el JEMAD está trabajando bien en lo que respecta a la definición de necesidades y capacidades prioritarias.  El campo de la Defensa está lleno de incertidumbres, porque no podemos decir con seguridad los desafíos que va a ver en el Mediterráneo, en África o en Oriente Medio dentro de 5 años, y esto es lo que hay que explicar a los españoles, para que comprendan la necesidad de contar con una industria de Defensa competitiva que pueda dotar a los Ejércitos con los mejores equipos para afrontar con éxito estos desafíos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje