ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Con una duración de más de 4 años

Navantia ultima un contrato de 200 millones con la Navy para mantener los destructores de Rota

09/07/2013

(Infodefensa.com) Madrid – La empresa pública Navantia y la Armada estadounidense están ultimando un contrato, con un valor aproximado de 200 millones, por el que los astilleros españoles llevarán a cabo el mantenimiento de los cuatro destructores estadounidenses que se desplegarán a partir del próximo año en la base naval de Rota (Cádiz) como parte del escudo antimisiles de la OTAN.

El contrato, que podría firmarse en las próximas semanas, tendrá una duración de más de cuatro años y será prorrogable, según informa el diario El País.

Navantia actuará como contratista principal, pero también se beneficiarán de los trabajos otras compañías tanto americanas como españolas. Los astilleros se harán cargo del mantenimiento del segundo escalón (aquel que no puede realizar el propio personal del buque) y algunos elementos del tercer escalón (que habitualmente se deja en manos del fabricante). El contrato solo incluye el mantenimiento programado de los cuatro buques, por lo que el arreglo de cualquier avería o problema imprevisto se facturaría aparte.

Fuentes industriales han asegurado al citado diario que lo más relevante del contrato no es el importe, sino el hecho de que la Navy confíe a astilleros españoles el mantenimiento de algunos de sus buques más avanzados, ya que los requisitos que exige a sus contratistas son muy rigurosos. “Si quedan satisfechos, habrá más encargos, y si no, encontrarán la forma de no agotar hasta el final el contrato”, admiten las fuentes consultadas.

La reforma del convenio bilateral de defensa entre España y Estados Unidos de 1988 para permitir el despliegue de los cuatro destructores y hasta 1.400 militares y civiles entró en vigor el pasado 11 de junio. Según el calendario avanzado por la Armada estadounidense, los dos primeros destructores, el Ross y el Donald Cook, llegarán a Rota en torno a marzo de 2014 y los otros dos, el Porter y el Carney, a lo largo de 2015.

La decisión de aceptar en España el componente naval del escudo antimisiles la adoptó en octubre de 2011 el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, previa consulta con el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

El mantenimiento de los cuatro destructores en astilleros españoles constituirá la primera contrapartida económica del acuerdo, al margen de los gastos asociados al establecimiento en Rota de 1.400 familias americanas.

En cuanto a los costes, el año pasado, la OTAN y el Pentágono aprobaron invertir 22 millones de euros para la mejora de las instalaciones de Rota, incluido la ampliación del muelle 2, que servirá de base para los nuevos destructores norteamericanos. La obra, la más significativa de las instalaciones portuarias de la base naval en más de dos décadas, fue adjudicada en concurso internacional a la empresa española Acciona.

Asimismo, el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha invertido más de tres millones de euros en mejorar la pista de aterrizaje de la base (ver noticia).

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje