ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Revisado y modernizado

Francia vuelve a poner en el mar a su portaaviones tras seis meses de trabajos

26/07/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El mayor buque de la Armada Francesa, el portaaviones nuclear Charles de Gaulle, ha concluido la profunda revisión a la que ha sido sometido durante seis meses tras doce años de vida operativa. En el buque han trabajado cerca de un millar de personas durante un millón de horas en total para poner a punto desde el casco hasta su sistema de combate y, de paso, modernizar sus sistemas de comunicaciones y mejorar sus zonas recreativas y de alojamientos, entre otras reformas y preparaciones.

El proceso lo ha liderado la firma DCNS en el dique seco de la base naval de Tolón, a menos de doscientos kilómetros de la frontera italiana. Allí se han repintado 26.000 metros cuadrados del buque, se han inspeccionado sus sistemas de propulsión, entre otros equipos de a bordo, y se ha sustituido su sistema informático de estabilización, además de multitud de trabajos de mantenimiento y modernización, como la instalación de 35 kilómetros de cable preparados para la posterior instalación de una nueva red IP.

Los responsables de DCNS destacan que pese a la complejidad que planteaba la renovación del portaaviones “todo se ha completado a tiempo”.

Casi todos los centros con los que cuenta DCNS han contribuido de una forma u otra a este trabajo al que el grupo ha asignado a 250 de sus empleados. Otros 200 trabajadores provenían de las sesenta empresas subcontratadas y medio millar más eran de la propia tripulación.

Ha combatido en las operaciones de Libia y Afganistán

El CVN Charles de Gaulle, el único portaaviones nuclear no norteamericano del mundo, comenzó a operar en 2001. Para mover sus 42.000 toneladas a plena carga repartidos en un ingenio de 261,5 metros de eslora por hasta 64,36 metros de ancho y una altura de 75 metros es necesaria una tripulación de 2.000 personas, de las que actualmente el 15% son mujeres.

El buque ha participado, entre otras operaciones, en las recientes misiones francesas en Libia y Afganistán. En total lleva recorrido un millón de kilómetros, el equivalente a 23 vueltas al mundo, con una media de mil kilómetros al día.

DCNS es responsable de la construcción, entre otros, de las fragatas francesas Fremm, de los buques anfibios Mistral y de los submarinos Scorpène. El año pasado alcanzó unos beneficios de explotación de casi 209 millones de euros, algo más del 7 % de sus ingresos, que superaron los 2.900 millones. La plantilla de esta empresa, de la que el Estado francés es copropietaria, supera los 13.500 empleados.

Foto: DCNS

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje