ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Entregada la primera unidad

Saab mejora su oferta para tratar de sustituir los F-35 encargados por Holanda

29/07/2013

(Infodefensa.com) Madrid – La firma sueca Saab se compromete a pagar una multa al Gobierno holandés si, tras ser elegida para fabricar sus nuevos cazas, realiza sus entregas con retraso. La empresa ofrece sus aviones de combate Gripen para sustituir la antigua flota de aeronaves F-16 que Holanda preveía reemplazar con el programa F-35 JSF, del que es socio. Sin embargo, el encarecimiento de este proyecto liderado por el fabricante norteamericano Lockheed Martin, ha llevado al país incluso a replantearse la apertura de un concurso en el que concurran otros modelos.

La propuesta que ahora hace Saab es según el periódico económico holandés Financieel Dagblad su última oportunidad de lograr un contrato para el que el JSF norteamericano sigue siendo el preferido.

La posibilidad de que otro fabricante se interponga a la adquisición ya prevista de los JSF se debe al encarecimiento de estos avanzados aviones de quinta generación, que podría suponer para Holanda un desembolso de 4.500 millones de euros, cuando el presupuesto contemplado para la sustitución de los F-16 apenas supera los 3.700 millones de euros (impuestos no incluidos).

Con esta cantidad el país se está muy lejos de poder adquirir los 55 F-35 que preveía hace un año, tras rebajar el plan inicial de 85. Ni siquiera se le resultaría suficiente para atender el coste de las 36 unidades barajadas posteriormente.

La solución sigue tan poco clara que se ha optado por almacenar en una base de Florida los dos primeros F-35 de prueba holandeses construidos por Lockheed Martin hasta que se tome una decisión definitiva.

El primero de estos aviones ya fue entregado a Holanda hace dos semanas. Se trata del primer F-35A –versión de despegue y aterrizaje convencional– suministrado a uno de los socios internacionales de este programa liderado por Estados Unidos. Sin embargo, el avión permanecerá de momento en suelo norteamericano, donde en los próximos días realizará vuelos de prueba.

De los 68 F-16 con los que aún cuenta Holanda, únicamente 24 se encuentran disponibles realmente, debido a problemas de mantenimiento y falta de piezas de repuesto. De ahí la urgencia de decidir en breve si definitivamente los F-35 pasarán a ocupar ese hueco o si se abrirán nuevas opciones a otros fabricantes –Boeing, Dassault y Rafale, además de Saab–.

El programa militar más caro de la historia

A mitad de 2012 el coste para EE UU del F-35, que es el programa militar más caro de la historia del Pentágono y que no ha dejado de aumentar durante los últimos años, se estimaba, al cambio, en más de 312.000 millones de euros, lo que supone un incremento de casi el 70% respecto a los 184.000 millones de euros en los que se valoró hace once años.

El desarrollo de este avión peligra si se confirma el abandono de alguno de sus nueve socios o se reduce significativamente el número de aeronaves finalmente adquiridas, algo que ya se ha atisbado en varias ocasiones, particularmente en 2012.

Noruega es el único socio del consorcio de nueve países que desarrolla el programa del F-35 que aún no ha sembrado dudas sobre el cumplimiento de sus compromisos de compra. Los otros socios son –además de EEUU y HolandaGran Bretaña, Italia, Australia, Dinamarca, Turquía y Canadá.

Foto: Lockheed Martin

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje