ESPAÑA | Aire
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Informe del Senado

EE UU recorta su programa militar estrella, el del caza F-35

05/08/2013

(Infodefensa.com) Madrid - El Comité de Asignaciones del Senado ha reducido la cuantía de un fondo a largo plazo previsto para el programa del avión de combate de quinta generación F-35. El organismo norteamericano juzga que aún resulta prematuro elevar la tasa de producción de esta aeronave, como quiere el Pentágono, antes de que se resuelvan los numerosos problemas que atenazan su desarrollo. Entre ellos destaca el permanente encarecimiento del programa. Pero también se encuentran otros, como los relacionados con el uso de un cañón de 25 milímetros –sólo disponible en la versión convencional y con dificultades–, la aparición de grietas en el fuselaje, la vulnerabilidad detectadas a los incendios de combustibles, y mermas en el rendimiento de algunas de sus características, como la aceleración, más lenta de lo esperado.

En vista de todo ello este comité también propone al Pentágono replantearse la viabilidad de adquirir 1.763 F-35A –versión de despegue y aterrizaje en pistas convencionales–, “dados estos tiempos de austeridad fiscal”, tal y como recoge el portal Defense Aerospace.

Las intenciones de este organismo fueron adelantadas por la agencia de noticias Bloomberg el pasado jueves, que cita un recorte de 80 millones dólares (60 millones de euros) y seis aviones en la petición inicial de 562 millones de dólares (más de 420 millones de euros) para pagar parte de las 42 aeronaves que la Defensa estadounidense quiere adquirir en 2015. El Pentágono además se ha planteado aumentar las 29 aeronaves que ya está aprobado comprar en 2014.

Una reducción en el número de unidades previstas volvería a incrementar los costes de cada avión, lo que aceleraría una espiral de retrocesos en los encargos y de encarecimiento de los aparatos.

Una espiral de encarecimiento y abandonos

El aumento de costes es el principal motivo por el que Turquía, Dinamarca, Italia, Australia, Holanda, Gran Bretaña, Japón e incluso Estados Unidos se han planteado el recorte del número de unidades que inicialmente habían previsto adquirir, o incluso, en algunos casos, el abandono total de este proyecto, el programa militar más costoso de la historia. Todos ellos son socios del programa del F-35, junto a Noruega, el único país de esta alianza que aún no ha sembrado dudas sobre el cumplimiento de sus compromisos de compra.

Según la estimación divulgada por el Pentágono hace un par de meses, los cerca de 2.500 F-35 que está previsto comercializar durante las próximas tres décadas conllevarán un coste total de 391.000 millones de dólares (unos 300.000 millones de euros). Esta cifra ya supone cerca de un 70% más respecto al coste estimado en 2001.

El Joint Strike Fighter, nombre original de este desarrollo, cuenta con tres variantes: el F-35A, más ligero y preparado para el despegue y el aterrizaje convencional (CTOL),  la versión F-35B para despegues cortos y aterrizajes verticales (STVOL) para operar desde portaaeronaves, y el F-35C, variante naval preparada para ser desplegada en  grandes portaaviones, desde donde despega impulsado por catapultas y aterriza ayudado por su gancho trasero, con el que atrapa el cable anclado al buque.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje