ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Espera iniciar un nuevo programa para cada ejército

Morenés confía en que las Fuerzas Armadas tengan aviones no tripulados para 2015

16/08/2013

(Infodefensa.com) Madrid - El ministro de Defensa, Pedro Morenés, espera que en 2015 se puedan iniciar nuevos programas de armamento, “al menos uno por cada ejército”, entre los que deberían estar la adquisición de aviones no tripulados (UAV), porque es "sin duda alguna por donde va el futuro".

Morenés ha explicado que esta decisión, no obstante, "va a depender de cómo queden al final los programas que ya está en marcha" y cuyos contratos acaban de ser renegociados con las empresas para rebajar su factura total, según una entrevista concedida a Europa Press.

"Pero a mí me gustaría pensar que a partir del año 2015 pudiéramos abordar por lo menos un nuevo programa en cada Ejército", ha señalado Morenés. Y, aunque "habrá que decidirlo en su momento", ya ha apuntado que el Ejército de Tierra necesita "un vehículo acorazado de ruedas", la Armada tiene que "ir evolucionando en las fragatas, entre otras cosas" y el Ejército del Aire "indefectiblemente tiene que estar pensando en aviones no tripulados".

Renegociación de los programas especiales

El ministro ha hecho hincapié en que Defensa trabaja para que la deuda de los grandes programas que están en ejecución -que suman 29.500 millones de euros a pagar hasta 2030- "no grave de una manera sustancialísima una evolución natural de las Fuerzas Armadas", especialmente de las nuevas adquisiciones que "harán falta".

Dicho esto, el ministro también ha subrayado que el Gobierno "ha hecho un esfuerzo notabilísimo" para "hacer frente a uno de los grandes riesgos que tenía el Ministerio de Defensa", que era esa "deuda acumulada de los programas de armamento".

Para ello, lo primero que hizo fue "pagar lo que se debía", con la aprobación de un crédito extraordinario en 2012 con el que se saldaron los compromisos pendientes de pago desde 2010, y, después, renegociar los programas.

El resultado de la renegociación de los contratos ha concluido con el aplazamiento de entregas y la reducción de pedidos, principalmente de aviones de combate, aviones de transporte militar, helicópteros y carros de combate, para los que España necesitará encontrar comprador.

Morenés ha reconocido que estas medidas harán que "las Fuerzas Armadas tengan menos capacidad operativa que la que hubiesen tenido" con los programas al completo, pero ha señalado que las reducciones "no significan que no tengan ninguna" capacidad.

Industria militar

Eso sí, ha avisado de que, aunque "es verdad" que "la operativa militar disminuye", la reducción de los programas "sobre todo afecta a la capacidad industrial de España", en un sector que "tiene hoy en día el más alto nivel de conocimiento y de I+d+i de toda la industria que hay en España".

De hecho, ha explicado que las compras de los grandes programas de armamento se hicieron "no solamente" basadas en la operativa militar, sino "también en el desarrollo industrial de España, de la industria de Defensa".

Se comprometieron, ha recordado, "en un momento en que los presupuestos de Defensa parecían tener unas dimensiones más razonables que lo que tienen hoy en día". "Sin embargo, a la fuerza ahorcan, han tenido que recortarse", ha lamentado.

Preguntado acerca de si volvería a tener en cuenta estos dos factores --la capacidad operativa y la capacidad industrial-- a la hora de abordar un nuevo programa, Morenés ha sido tajante: "Sin duda".

Por lo pronto, ha avanzado que los próximos presupuestos del Ministerio de Defensa tendrán "una tónica muy similar" a los de los últimos años. "Desgraciadamente no podrán incrementarse como a mí me gustaría", ha apuntado, no sin asegurar que el Gobierno es "muy consciente" de que se está haciendo "una inversión en Defensa que realmente está en el límite de lo que es razonable en un país como España".

Exportación de material usado

Mientras tanto, el Ministerio continúa con su estrategia para tratar de vender a terceros aquellos productos contratados que ahora no quiere adquirir, a lo que también se añaden los intentos de exportar material usado por los Ejércitos y la Armada, una manera "importantísima de que el coste del material que no se usa se reduzca y de obtener algunos ingresos extraordinarios que permitan paliar la escasez presupuestaria".

Morenés ha explicado que la venta de material de Defensa "tiene un componente en el tiempo bastante más largo que la venta de cualquier bien o servicio en el ámbito civil, porque es una relación de Estado a Estado", pero se ha mostrado convencido de que "va a haber resultados".

Para ello, se ha tratado de "abrir el campo de la presencia de todo el Ministerio" en otros países y se ha desarrollado un "sistema jurídico que permita las ventas de Estado a Estado", algo que "garantiza el buen fin de la operación, por un lado al adquirente y al que vende, un control de dónde y en qué se van a usar determinados armamentos".

El ministro ha reconocido que "no es fácil" exportar material de Defensa ahora que hay "importantes reducciones" en todos los países, especialmente "en el mundo occidental", pero ha insistido en que una de las claves es "estar permanentemente en esos mercados".

"A veces los españoles somos muy dados a hacer una acción y no hacer el seguimiento de la acción", ha explicado. Se trata, ha dicho, de hacer "una acción permanente y estratégica".

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje