ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Crece un 6% cada año

La guerra cibernética ya genera un negocio mayor al gasto militar español

26/08/2013

(Infodefensa.com) Ginés Soriano, Madrid – La industria de la guerra cibernética alcanzará este año un volumen de negocio de 11.100 millones de dólares (8.300 millones de euros). La cifra es 1.500 millones más alta que el gasto militar previsto por España para este ejercicio –incluidos los 8.937 millones presupuestados para Defensa y los 877 millones del crédito extraordinario que acaba de aprobar el Gobierno–.

La proliferación de estas nuevas armas, capaces de sabotear sofisticados sistemas en red del enemigo, llevara a generar un negocio de 19.400 millones de dólares en 2023 (14.500 millones de euros). Para ello crecerá una media del 5,77% cada ejercicio hasta entonces.

Así lo estima el informe El mercado global de ciberseguridad 2013-2023 de la publicación ASD Reports.

El trabajo, que vio la luz el pasado 8 de agosto, recuerda la creciente importancia que las tecnologías de información y comunicación están adquiriendo dentro y fuera del campo de batalla. Los gobiernos cada vez prestan más atención a unos desarrollos que ya se están empleando para librar guerras soterradas.

Lo ejemplifica bien el robo hace menos de tres meses de diseños de algunas de las principales armas estadounidenses por piratas informáticos –entre ellas se incluían los del avión de combate F-35 Joint Strike Fighter, los del convertiplano V-22 Osprey y los del misil Patriot PAC-3–. La posesión por parte de China de estos documentos podría acelerar su desarrollo armamentístico y debilitar la ventaja de Estados Unidos en un conflicto, según distintos expertos.

La ciberguerra, por tanto, se ha convertido en una preocupación de primera fila para las fuerzas armadas más poderosas, que se sienten especialmente desprotegidas ante un peligro invisible y difícil de anticipar.

La industria, conocedora de esta circunstancia y acuciada por los recortes presupuestarios de los países occidentales, ya lleva meses afianzando sus posiciones en un segmento al que la crisis no alcanza. Gigantes como BAE Systems, Raytheon y Cassidian ya han dado importantes pasos para arañar cuota en un sector bendecido con una “creciente importancia política y presupuestaria”, como recoge el SIPRI (Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo) en uno de los informes internacionales sobre gastos en armamento publicados este año.

Además, la ciudadanía, hipersensibilizada por la coyuntura económica, puede admitir mucho mejor que sus representantes aumenten partidas en ciberseguridad que en ‘militaristas’ programas de armas convencionales, como despectivamente los califican los sectores más críticos.

Por otra parte, la ciberseguridad conjuga el desarrollo de tecnologías duales –de uso tanto militar como civil–, un aspecto esencial para el futuro de la industria de defensa, según muchos expertos.

El trabajo de ASD Reports pronostica que Estados Unidos representará la mayor cuota de este mercado, como de hecho ya hace con el resto de sistemas militares.

Más llamativo resulta que el informe augure que Asia superará a Europa y ocupará en 2023 el segundo lugar de gastos en este tipo de sistemas.

Foto: Cassidian

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje