ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Lucha contra estas armas

Habilitada una web para identificar bombas de racimo desde cualquier ordenador

30/08/2013

(Infodefensa.com) Ginés Soriano, Madrid – El Centro Internacional de Desminado Humanitario de Ginebra (GICHD) ha habilitado una web para facilitar al personal no experto la identificación, y la pertinente eliminación, de municiones de racimo sin estallar. La organización presentará la nueva herramienta online en el cuarto encuentro de los estados firmantes de la Convención sobre Munición de Racimo (Convention on Cluster Munitions), que se desarrollará el próximo  9 de septiembre en Zambia.

Las municiones de racimo son armas que dispersan sub-municiones explosivas a partir de un contenedor más grande. En ocasiones estos sistemas fallan y dejan en el terreno las sub-municiones sin explotar, lo que representa un serio peligro para la población civil durante mucho tiempo después de que el conflicto que llevó a su lanzamiento haya terminado.

Actualmente la Convención sobre Municiones de Racimo prohíbe su uso y demanda a los estados miembros la resolución de las consecuencias humanitarias que puedan causar, además de informar en detalle sobre el número y tipo de munición en su posesión. De esta manera se busca luchar contra ellas.

El experto de GICHD Erik Tollefsen explica la dificultad de identificar los rastros de armamento empleado en un conflicto, ya que “a menudo provienen de una variedad de fuentes porque han sido adquiridas a distintos gobiernos extranjeros o han quedado atrás cuando los aliados se retiran o el conflicto se acaba”.

En este contexto, añade, “el personal no técnico puede ser incapaz de distinguir fácilmente entre armas clasificadas como bombas de racimo y las que no lo son”, lo que dificulta la obtención de los pertinentes informes acerca de su empleo a los que obliga la Convención.

Una base de datos abierta

La nueva herramienta desarrollada por el GICHD se fundamenta en la utilización de una base de datos accesible para permitir la identificación de municiones de racimo por categorías de armas mediante un navegador gráfico.

La herramienta muestra tipos y combinaciones de sub-municiones y municiones y ayuda a identificar restos de armas a partir de sus fragmentos. Además proporciona una serie de imágenes de los patrones de impacto típicos de estas armas. Siguiendo las imágenes es posible identificar el modelo de bomba empleado y su país de origen, incluido España, antiguo fabricante de este tipo de bombas.

Para desarrollar esta labor Australia, Bélgica, Francia, Alemania, Noruega, Suecia y España han proporcionado datos técnicos sobre municiones de racimo, y Japón, Noruega y Suiza la han apoyado económicamente.

En el proyecto también colaboran las organizaciones Ballard Chalmers, Fenix Insight, Golden West Humanitarian Foundation, Fort Enterprise y Human Rights Watch.

La herramienta está disponible para los usuarios en el enlace http://cmid.gichd.org/.

Contra las minas de guerra

El Centro Internacional de Desminado Humanitario de Ginebra (GICHD) es una organización internacional de expertos creada en 1998 y con sede en Suiza, que trabaja para eliminar las minas, los restos explosivos de guerra y otros peligros de explosión. El CIDHG investiga, elabora normas y difunde conocimientos para apoyar el desarrollo de capacidades en los países afectados por estas armas. La organización trabaja con autoridades nacionales y locales para ayudarles a planificar, coordinar, ejecutar, supervisar y evaluar los programas de acción contra las minas.

El CIDHG también contribuye a la aplicación de la Convención sobre la prohibición de minas antipersonal, la Convención sobre Municiones en Racimo y otros instrumentos de derecho internacional sobre estos asuntos. El CIDHG sigue en su trabajo los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia.

La Convención sobre Municiones en Racimo entró en vigor en agosto de 2010, dos años después de ser firmada en Irlanda, impulsada por la preocupación de los efectos de estas armas sobre los civiles.

Hoy en día aún no han prohibido este tipo de armas menos de la mitad de países del mundo, entre los que se incluye Estados Unidos, el principal exportador de armamento internacional, En este contexto se explica el anuncio del Departamento de Estado de EE UU de la semana pasada sobre la obtención de un contrato por parte de Textron Defense Systems para la fabricación de 1.300 bombas de racimo CBU-105 con destino Arabia Saudí. Esta compra, 641 millones de dólares (484 millones de euros), ha sido denunciada por la Coalición Contra las Municiones en Racimo (CMC), organización internacional formada en 2003, según ha recogido el medio de información ruso RT.

 

 

 

 

 

Fotos: Ginés Soriano / Infodefensa.com

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje