ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Para no depender de EE UU

Europa inicia ensayos para lograr su autonomía en el reabastecimiento en vuelo

06/09/2013

(Infodefensa.com) Madrid – La Agencia Europea de Defensa (EDA) ha iniciado las primeras pruebas con un avión cisterna italiano KC767 para facilitar las operaciones conjuntas de AAR (siglas en inglés de reabastecimiento en vuelo) entre los países de la Unión Europea (UE). Estos ensayos, con los que se trata de obtener las pertinentes autorizaciones técnicas y operativas de AAR, persiguen lograr las capacidades necesarias para no tener que acudir a la ayuda de EE UU cuando aumentan las necesidades de suministro en vuelo de los aviones militares europeos, como ocurrió en las pasadas campañas de Libia y Mali.

Actualmente los países europeos disponen de 42 aviones cisterna de doce tipos diferentes para los que más del 40% no están disponibles los permisos necesarios. Hasta el momento es posible lograr autorizaciones específicas caso a caso para atender una operación de guerra, por ejemplo; pero de lo que trata esta campaña es de lograr un enfoque coordinado para todo momento y sin restricciones, de modo que aumente la flexibilidad de los reabastecimientos y se faciliten los despliegues inmediatos de los recursos.

Para la EDA, que trabaja en las pruebas iniciadas ayer junto a Italia y el MCCE (Centro Europeo de Coordinación de Movimientos, organización de 25 países destinada a facilitar los grandes traslados en operaciones militares), el reabastecimiento en vuelo es una de las once prioridades que sus miembros deben poner en común y compartir.

En marzo de 2012 los ministros de Defensa de la EDA encargaron a la agencia cuatro grandes líneas de trabajo en este sentido: atender carencias a corto plazo, optimizar los recursos ya existentes, mejorar las capacidades AAR que ofrecerá la futura flota de aviones A400M y aumentar la capacidad europea de aviones cisterna con la creación de una aeronave multinacional de reabastecimiento en vuelo (MRTT, Multi Role Tanker Transport).

En este contexto, el director ejecutivo de la Agencia de Defensa Europea, Claude-France Arnould, explica que la “iniciativa italiana de certificación AAR es una manera rentable de cerrar rápidamente una importante brecha de capacidad respecto a la autorización de los receptores”. Y recuerda que esta es una carencia que ha quedado patente en las “lecciones aprendidas de las recientes operaciones”.

Las certificaciones de los aspectos técnicos y operativos son obligatorias para que los aviones puedan suministrar y recibir combustible en pleno vuelo durante las misiones multinacionales. De este modo es posible garantizar que el reabastecimiento se puede hacer con la participación de aeronaves de distintos países.

Así, en los ensayos iniciados ayer jueves en Italia se emplearon, además del avión cisterna KC767, distintos receptores: dos modelos de caza franceses (un Mirage 2000 y un Rafale), y tres aviones de combate Gripen suecos.

Las operaciones continuarán hasta el próximo día 12 en la base italiana de Decimomannu, al sur de la isla de Cerdeña.

El futuro avión MRTT europeo

En cuanto al desarrollo multinacional de un nuevo MRTT, la idea es comenzar a entregar las primeras aeronaves a los países europeos que las adquieran en 2020. El proyecto está liderado por Holanda y a él están adscritos otros ocho estados miembros de la Unión Europea (Bélgica, Grecia, Polonia, Luxemburgo, Portugal, Hungría, y España) más Noruega, que aunque no pertenece a la UE mantiene importantes lazos militares con el resto de países firmantes en virtud a su adscripción a la OTAN y a su cooperación activa en otros proyectos de la EDA. Los estados miembros de la UE deberán decidir qué plataforma será la elegida y cuál será el órgano de contratación, que difícilmente será la EDA por la envergadura del proyecto.

En noviembre de 2012 los países adscritos a esta iniciativa firmaron una carta de intenciones para procurarse aviones cisterna de abastecimiento de manera conjunta (ya sea comprándolos o arrendándolos).

La iniciativa ilustra un modelo de acuerdo que los países de la UE están tratando de desarrollar para enfrentar la actual crisis financiera. Los estados miembros están buscando la formación de grupos de distinta composición para generar determinadas capacidades militares comunes de manera eficiente y rentable. El objetivo es economizar recursos tratando de mantener las mayores capacidades posibles.

Fotos: EDA

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje