ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Por nuevos compromisos internacionales

El Gobierno aprueba la modificación de la ley de prohibición de minas antipersonal

17/09/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de Modificación de la Ley 33/1998, de 5 de octubre, de prohibición total de minas antipersonal y armas de efecto similar, para incluir los nuevos compromisos adquiridos por España al adoptar la Convención sobre municiones en racimo y el Protocolo sobre restos explosivos de guerra de la Convención sobre ciertas armas convencionales.

La modificación afecta a prácticamente la totalidad de la mencionada Ley, pues tiene por objetivo actualizar todo su articulado e incorporar en él referencias a las municiones en racimo y los restos explosivos de guerra, de acuerdo con las nuevas obligaciones asumidas por España al adoptar los instrumentos internacionales citados.

La Convención sobre municiones en racimo constituye -junto con la Convención sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados y la Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonales y sobre su destrucción- uno de los tres instrumentos internacionales de desarme que forman parte al mismo tiempo del Derecho Internacional Humanitario de los que forma parte España.

La Convención sobre las municiones en racimo, relativa a la prohibición del empleo, la producción, el almacenamiento y la transferencia de estas armas fue aprobada el 30 de mayo de 2008. El instrumento de ratificación por parte de España fue depositado el 8 de junio de 2009.

Según se señala en la reseña del Consejo de Ministros, la aprobación de esta Convención supone “un hito histórico, ya que mediante su aplicación se evitará que las personas civiles padezcan más sufrimientos, pues su finalidad es velar por que estas armas no vuelvan jamás a emplearse y se destruyan decenas de millones de submuniciones en racimo”.

Añade que esto redundará directamente en beneficio de las comunidades, potenciará la labor de limpieza de las zonas donde están dispersas las municiones en racimo utilizadas sin haber explosionado, gracias a lo cual se salvarán vidas, y se podrá volver a utilizar terrenos con fines agrícolas y demás usos productivos.

Asimismo, se beneficiarán las víctimas de las municiones en racimo, dado que el compromiso será mayor en el ámbito de la atención médica y la rehabilitación física y socioeconómica.

Tras haber destruido ya las municiones en racimo de las Fuerzas Armadas españolas, con la modificación de la ley de 1998 España se incorporará al grupo de Estados que se hallan a la cabeza de la Comunidad Internacional en la aplicación de la Convención.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje