ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Un negocio de 100.000 millones

Las aerolíneas regionales comprarán más de 4.000 nuevos aviones en una década

07/10/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El mercado de la aviación encara un buen futuro. Dos estudios coinciden en augurar importantes negocios para el sector. Por una parte EADS ha publicado su última Previsión Global de Mercado (informe que la empresa divulga bajo las siglas en inglés GMF), en el que prevé que en los próximos veinte años se necesitarán más de 29.000 nuevos aviones de carga y pasajeros para atender el esperable aumento medio anual del tráfico aéreo del 4,7%.

A este trabajo se suma otro de la firma de pronósticos y evaluaciones de mercado a largo plazo Forecast International, que centra sus estimaciones en el subsector de aviones de transporte regional, y que confirma el optimismo del fabricante europeo.

Solo durante la próxima década–adelanta el estudio de la investigadora estadounidense– será necesario construir más de 4.000 nuevos aviones para cubrir el creciente mercado de reactores y aeronaves turbohélices para los desplazamientos regionales, lo que va a suponer un negocio anual de casi 142.000 millones de dólares (cerca de 105.000 millones de euros). Y las cifras aún serían más altas de no ser por la presión que las grandes aerolíneas están ejerciendo para que el sector no crezca con mayor fuerza.

Así las cosas, para los analistas de Forecast International el inmediato aumento del número de aparatos será gradual, de modo que si para este año se espera la fabricación de 371 aviones regionales, en 2020 se habrá llegado a los 486 nuevos aparatos anuales. Durante los dos años siguientes del periodo de estimación –2021 y 2022– Forecast International estima un ligero descenso por un previsible cambio de ciclo.

La proliferación de la demanda para los próximos ocho ños responde a factores tan básicos como un aumento del tráfico aéreo en las rutas regionales y la necesidad de las compañías que operan esas rutas de reemplazar buena parte de sus anticuadas aeronaves.

Más llamativo resulta la inclusión que el trabajo hace de una serie de componentes que van a impedir que ese crecimiento sea aún mayor. Así, la consolidación de las grandes aerolíneas está llevando a estrechar el número de oportunidades que podrían alcanzar las regionales. Además, la excesiva madurez de los mercados europeos y norteamericanos, junto con el aumento de las regulaciones gubernamentales, limitan igualmente esa mejora.

Las restricciones de las grandes compañías

Pero el factor que según el estudio quizá esté restringiendo más el crecimiento del mercado son las cláusulas que limitan el tamaño y el número de aviones que pueden operar los socios regionales de las compañías importantes. Así, por ejemplo, en EE UU las grandes operadoras suelen imponer un máximo de 76 plazas por avión a sus socios de ámbito regional, de modo que se dificulta la venta para estas rutas de aviones que podrían transportar a 90 pasajeros o más.

El analista de Forecast International Raymond Jaworowski, especialista en industria aeroespacial, concluye que estas llamadas ‘cláusulas de alcance’ “constituyen una barrera artificial al crecimiento natural del mercado de aviones regionales”.

En todo caso habrá crecimiento, y quienes más se van a aprovechar del negocio son las grandes empresas del sector: la canadiense Bombardier –especializado en aviones comerciales en general y particularmente en aquellos destinados a cubrir rutas regionales–; la brasileña Embraer, en cuyo catálogo también se encuentran aviones militares, como los Tucano; y la italo-francesa ATR, cuyas siglas responden a la reveladora denominación Aviones de Transporte Regional.

Bombardier y Embraer producirán de aquí a 2022 más de un millar de nuevos aviones regionales, cada una, lo que les generara un volumen de negocio próximo a los 100.000 millones de dólares entre ambas (unos 73.000 millones de euros) según el estudio. ATR, por su parte, sacará de sus fábricas cerca de 700 nuevos aviones, que venderá por más de 11.000 millones de euros.

El resto del mercado, de 20.000 millones de dólares (casi 15.000 millones de euros), será disputado en buena medida entre una serie de competidores en ascenso, como la china Comac, la japonesa Mitsubishi y la rusa Sukhoi.

Foto: EADS

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje