ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Desarrollado por Thales UK

El UAV Watchkeeper se abre camino para obtener el permiso británico de vuelo

10/10/2013

(Infodefensa.com) Madrid – El drone Watchkeeper desarrollado por Thales UK ha recibido el certificado de garantía de diseño STDA (Statement of Type Design Assurance) de la Autoridad de la Aviación Militar del Reino Unido (MAA), un componente clave para que el Ministerio de Defensa británico pueda obtener una primera autorización para el servicio (RTS, por sus siglas en inglés).

Se trata de la primera vez que un programa de drones obtiene esta declaración en Gran Bretaña, tal y como apunta Eddie Awant, vicepresidente del departamento de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento de Thales UK (división en Reino Unido de la compañía francesa de electrónica).

El STDA avala que el vehículo y su software han alcanzado un nivel aceptable de seguridad en el diseño y de integridad. El organismo que lo concede, el MAA, es la autoridad reguladora independiente responsable de todos los aspectos relacionados con la seguridad aérea militar.

El Watchkeeper es el primer sistema aéreo sin tripulación (UAS) en obtener este reconocimiento, lo que representa un importante paso hacia la autorización de los drones en el espacio aéreo.

Otros sistemas de este tipo, como el MQ-9 Reaper de altitud media y larga resistencia (características conocidas por las siglas MALE), el UAS táctico Hermes 450 y el pequeño sistema Desert Hawk, que han estado sirviendo a las fuerzas del Reino Unido en Afganistán, a menudo deben permanecer en tierra al regresar a suelo británico, ya que no disponen de la autorización pertinente para volar en el espacio aéreo del país y se limitan a moverse por unas pocas áreas separadas y durante procedimientos operativos específicos.

Estas áreas se han ampliado con el establecimiento el mes pasado del Centro Nacional de Aeronáutica (NAC, por sus siglas en inglés), que ha creado un gran espacio aéreo reservado para sistemas sin tripulación en el oeste de Gales. De este modo, los UAS pueden sobrevolar el espacio aéreo civil más allá de la vista de los controladores. Este espacio ha sido establecido por el acuerdo alcanzado entre los aeropuertos Oeste de Gales y Newquay Cornwal, al oeste de Inglaterra, y está abierto a operadores y contratistas tanto civiles como militares.

Las dificultades del Euro Hawk

La obtención de fórmulas apropiadas para que los drones puedan sobrevolar el espacio aéreo no es un asunto menor o de mero trámite. El pasado mayo las autoridades alemanas decidieron cancelar su programa de drones Euro Hawk, en el que ya habían invertido quinientos millones de euros, ante las dificultades para logar la pertinente autorización para volar sobre Europa. La medida levantó una fuerte polémica en Alemania, donde se llegó a pedir la dimisión de su ministro de Defensa, Thomas de Maizière, por este asunto.

Hasta el momento Reino Unido ya ha desembolsado en torno a 1.000 millones de euros en el desarrollo del Watchkeeper, un avanzado UAS de vigilancia y determinación de objetivos que, como recuerda la publicación Jame´s fue originalmente programado para entrar en servicio en 2010, por lo que ya acumula tres años de retraso.

Thales UK obtuvo el año pasado unos ingresos de más de 1.500 millones de euros y da empleo a 7.500 personas en las 35 localizaciones con las que cuenta. La firma forma parte del grupo francés Thales, que en 2012 alcanzó un volumen de negocios próximo a los 14.200 millones de euros –un 9% más que en el ejercicio anterior– y dispone de una plantilla de 65.000 empleados repartidos en 56 países. De todos ellos, casi 25.000 son ingenieros e investigadores.

Thales, cuya actividad se centra en el desarrollo de tecnología de seguridad, defensa, aeroespacial y de transporte, es propiedad parcial del Estado francés y de la firma Dassault Aviation, que tiene un 26% de la compañía.

Foto: Thales

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje