ESPAÑA | Aire
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Con un componente tripulado y otro no tripulado

El Programa Europeo de Adquisición de Tecnología selecciona las variantes del FCAS más prometedoras

24/10/2013

(Infodefensa.com) N. Fernández, Madrid – Uno de los logros alcanzados en el Programa de Adquisición de Tecnología Europea (ETAP) ha sido la selección y consolidación de las variantes del Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS) más prometedoras, en línea con las necesidades operativas de los países participantes en el programa.

Así lo ha señalado Alfonso Jiménez, jefe de Diseño Preliminar y Análisis Operativo de Cassidian, durante la jornada sobre el FCAS organizada este martes 22 por la Fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y la Seguridad en el Centro de Guerra del Ejército del Aire, en Madrid.

Como participante en el Estudio del Sistema Global (GSS) del ETAP, Cassidian ha trabajado en la definición del FCAS en el contexto del Sistema de Sistemas, el establecimiento de prioridades de desarrollo de tecnologías y la derivación de una hoja de ruta para la gestión de programas.

El resultado de esos trabajos ha sido la selección de las dos variantes FCAS “más prometedoras” –ha señalado Jiménez–, cada una formada por un componente tripulado y otro no tripulado, además de una estación de control.

El componente tripulado en ambas soluciones, al que se ha llamado Cacus, debe incluir dos mejoras fundamentales: una disminución de la observabilidad y un incremento de las capacidades del sistema de defensa (DASS) y los sensores.

En cuanto a los componentes no tripulados, una solución contempla la utilización de un avión de combate no tripulado (UCAV) al que se ha denominado Gargoris, con baja observabilidad, un sistema de defensa medio y un nivel alto de sensores.

La otra variante incluye el UCAV Horus, con una muy baja observabilidad, bajo DASS y alta capacidad de sensores.

Un proyecto con altibajos

El ETAP fue lanzado en 2001 por Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Suecia y España con el objetivo de reducir  riesgos asociados y validar la integración de tecnologías para el desarrollo del FCAS.

Ha pasado por la retirada del Reino Unido en 2009 y por una situación de ralentización debido a la crisis económica, pero ha logrado mantenerse con el impulso político y económico de los países participantes. De hecho, el proyecto ha tenido una inversión de 130 millones de euros. España ha invertido hasta el momento 17 millones, de los que 12 han sido aportados por el Ministerio de Defensa y los otros 5 por la industria.

En estos años de altos y bajos se ha conseguido, sin embargo, algunos logros importantes, como la mencionada selección de variantes FCAS, la identificación y descripción de las necesidades tecnológicas aplicables a un amplio espectro de posibles variantes y componentes FCAS, la priorización de estas necesidades de acuerdo con su “rentabilidad” para proporcionar las capacidades operativas de los países ETAP, la definición de los planes de maduración para las tecnologías prioritarias y la propuesta de objetivos tecnológicos de ETAP y su correlación con la Hoja de Ruta.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje