ESPAÑA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Sistemas militares de uso civil

La UE quiere aviones sin tripulación operando en el espacio aéreo convencional

28/10/2013

(Infodefensa.com) Madrid – La Unión Europea (UE) se plantea vigilar sus fronteras con sistemas aéreos no tripulados militares. La alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, ha esbozado un plan de estrategia de seguridad, ante la celebración de la cumbre de Defensa que tendrá lugar el próximo diciembre, en el que explica que existe “una necesidad urgente de preparar un programa” sobre drones capaces de operar a media altura durante largos periodos (características conocidas como MALE, por sus siglas en inglés). El gran problema de estos aparatos es que operan a la misma altura que los aviones convencionales, lo que plantea grandes escollos para garantizar la seguridad del espacio aéreo.

El documento de la responsable de la diplomacia y la seguridad, reflejado por EUobserver, apunta que el objetivo “es promover un enfoque europeo para el desarrollo de esta futura capacidad clave”. Este medio sin ánimo de lucro concebido para la divulgación de asuntos europeos, recuerda que Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido ya cuentan con sistemas de este tipo, pero únicamente para desarrollar operaciones directamente militares.

Sin embargo, añade la información, la industria persigue desarrollar UAV (siglas en inglés de vehículos aéreos no tripulados) que puedan ser empleados tanto en entornos militares como civiles, como el control de fronteras, la monitorización de actividades agrícolas, la observación de infraestructuras civiles y la lucha contra desastres naturales. La idea es autorizar que estos MALE puedan cambiar fácilmente los equipos que portan de acuerdo con la misión que vayan a desarrollar en cada momento.

Para trabajar en ello ya hay una serie de empresas del sector preparadas, como la francesa Dassault, la franco-alemana –y en menor medida, española– EADS, y la italiana Finmeccanica, que el pasado junio firmaron un acuerdo de desarrollo de un programa europeo de UAV MALE.

En un comunicado conjunto, firmado en Munich, París y Turín –sedes respectivas de las tres compañías en Alemania, Francia e Italia–, afirmaron mantener un mismo punto de vista acerca de la situación actual en Europa respecto a estos sistemas.

Con un programa conjunto, explicaron en esa nota, se atenderían las necesidades europeas de optimizar sus recortados presupuestos de defensa a través de una puesta en común de fondos para la investigación y el desarrollo.

Además, añadieron, al tratarse de un nuevo desarrollo construido desde el principio, se aseguraría el cumplimiento de las necesarias certificaciones para poder operar en el espacio aéreo europeo. De esta manera hicieron una velada mención al programa Euro Hawk alemán, que fue cancelado en mayo por no lograr los pertinentes permisos de vuelo sobre Europa y después de haber consumido una inversión de 500 millones de euros.

Sobre este punto la información que el martes publicó EUobserver coincide en que las empresas están centradas en desarrollar drones adecuados para el espacio aéreo de la UE, resolviendo así las cuestiones pendientes que les impiden volar junto a los aviones comerciales.

A la misma altura que los aviones de pasajeros

Al mismo tiempo que la industria europea clama por estos avances, otras compañías del sector del resto del mundo también colaboran en este tipo de proyectos. Es el caso de Israel Aerospace Industries, desarrolladora del primer vehículo UAS empleado en un combate –en la Guerra del Líbano de 1982–, que ha recibido fondos de la UE para colaborar en el desarrollo de aviones no tripulados de lucha contra el crimen. Se trata de sistemas preparados para detener el tránsito de automóviles y embarcaciones por medios no letales, lo que aún no está claro cómo puede conseguirse, porque este proyecto de tres años de duración y con 4,8 millones de euros de inversión, denominado Aeroceptor, apenas se inició el pasado enero.

En todo caso, el mayor escollo es lograr que los sistemas MALE, capacitados para volar a la misma altura que los aviones de pasajeros, se adentren en el mismo cielo que los aparatos con tripulación.

Eurocontrol, que se dedica a vigilar los cielos europeos, admite que se puedan compartir áreas con poco tráfico, como las que hay sobre el Mar Mediterráneo, siempre y cuando sean acotadas de antemano. De ahí que resulte más fácil la inclusión de estos UAV para vigilar las fronteras africanas próximas a Europa que para controlar los bordes interiores de la UE.

La organización que se encarga de los asuntos de aviación civil en la ONU, conocida por las siglas ICAO, tampoco permite de momento que los drones operen a la misma altitud que los aviones convencionales si no cuentan con el correspondiente permiso de cada país. De ahí que la Comisión Europea esté ahora trabajando en una legislación continental con la que sortear estas restricciones, según una fuente de la UE citada por EUobserver.

La Comisión Europea adoptará su política sobre estos sistemas “en las próximas semanas”, añade el mismo confidente, cuya identidad no se especifica. En cualquier caso, la integración de estos sistemas en el espacio aéreo llevará años.

La previsión es que en 2028 esté todo listo para los UAV que pesen menos de 150 kilos, explica el citado medio. De momento, la carencia de sistemas anti-colisión fiables de los drones militares es un problema difícil de superar técnicamente, y a los pilotos no les resulta cómodo aceptar que vuelen en su mismo espacio nuevos elementos más difíciles de detectar que un avión convencional y sin nadie en su interior que pueda sentir la alerta de las turbulencias u otros movimientos de la aeronave.

Foto: EADS

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje