ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Los cuatro ocupantes resultaron ilesos

Un vehículo 'Lince' español detona accidentamente un IED en el Líbano

15/09/2016 | Madrid

Un vehículo Lince MLV (Vehículo Ligero Multipropósito), con cuatro militares españoles a bordo, pisó de forma accidental este miércoles por la tarde un artefacto explosivo improvisado (IED) durante una patrulla en el Libano. El incidente se produjo en la zona de Ebel Es Saqi, cercana de la base española Miguel de Cervantes en Marjayoun.

Según informó el Ministerio de Defensa español,  los ocupantes del vehículo resultaron ilesos y únicamente se produjeron daños en la estructura del vehículo. El batallón español pertenece a las Fuerzas del Sector Este de la misión de la ONU (Unifil) en el Líbano.

“El vehículo accidentado ha sido sacudido por una explosión cuando realizaba una maniobra a muy baja velocidad fuera de camino para salir de un puesto de observación, durante una patrulla prevista. La explosión ha dañado una de sus ruedas traseras”, explica Defensa.

Tras producirse la explosión, los ocupantes del segundo del convoy español organizaron un cordón de seguridad y, acto seguido, acudió al lugar una unidad de protección y apoyo desde el cuartel general del Sector junto con un equipo de desactivación de explosivos (EOD) y una célula de estabilización.

“A continuación, se ha establecido un cordón de seguridad próxima y el equipo EOD ha limpiado un pasillo de seguridad para evacuar al personal del vehículo accidentado”, detalla el ministerio.

Las fuerzas españolas destacadas en el Líbano han iniciado una investigación para averiguar si el explosivo es de reciente fabricación o se trata de un IED de los últimos conflictos que han tenido lugar en la zona.

Segundo accidente

Aunque por circunstancias distintas, este es el segundo accidente de un vehículo Lince español en una misión en el extranjero en apenas una semana, tras el ocurrido en Irak hace unos días en el que murió un militar español.

El blindado Lince LMV tiene capacidad para entre cinco y siete pasajeros -depende de la versión-, incluido el conductor, y junto con los RG-31 fue adquirido para sustituir a los BMR. El vehículo, fabricado por la compañía italiana Iveco, pesa 6.500 kilos y su autonomía media es de 500 kilómetros. España tiene en estos momentos unas 350 unidades, algunas de ellas desplegadas en misiones internacionales como el Libano o Irak.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje