menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

La Ventana

Análisis Infodefensa

Una agenda sectorial para la industria de defensa

11/09/2017 | Madrid

En septiembre de 2014 se presentó, desde el entonces Ministerio de Industria, la llamada Agenda para el Fortalecimiento del Sector Industrial en España. Con la legislatura actual, la agenda ha evolucionado hacia un nuevo marco estratégico para la industria española, que debe beneficiarse de las nuevas competencias ministeriales en las que se unifican las políticas económica e industrial en un mismo departamento.

Como medida concreta se ha presentado recientemente la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción, como primera de una serie de actuaciones sectoriales en las que se detallarán los objetivos de diferentes sectores de cara al año 2020.

El documento, elaborado por una consultora independiente con la colaboración de la administración y de las patronales del sector, presenta un total de seis objetivos. Entre ellos destacamos la necesidad de recuperar el mercado interior y de continuar impulsando el apoyo a la internacionalización y el desarrollo tecnológico. Se plantean 20 medidas concretas para mantener la competitividad de la industria del automóvil española sobre la base de una serie de factores: favorecer economías de escala, optimizar procesos logísticos, impulsar la financiación pública y privada, proporcionar mayores recursos a la investigación, mantener y abrir mercados exteriores, apostar por capital humano cualificado, y por último pero no menos importante, revisar el entorno regulatorio para flexibilizarlo y así incentivar la competitividad del sector.

La industria se plantea el objetivo de incrementar la producción anual en 200.000 vehículos hasta alcanzar las tres millones de unidades en 2020, lo que produciría un impacto "real y cuantificable en la economía española" estimado en más de un 1% de crecimiento. Por su parte, se pide a la administración mayores deducciones fiscales por inversiones en I+D, una mayor efectividad en el apoyo a la internacionalización con participación activa del ICEX e incentivos para la formación de personal cualificado.

El sector de la automoción es sin duda un sector estratégico como muestran los datos ofrecidos por el informe. Igualmente lo es el de defensa. No estableceremos aquí comparaciones de cifras entre ambos pero apuntaremos algunas reflexiones.

En primer lugar, el Ministerio de Defensa, que ha asumido formalmente la competencia de desarrollar el sector industrial de la defensa, presenta sus informes industriales desde hace ya algunos años, como lo hacen las asociaciones en las que se engloban las principales empresas del sector. Sin embargo, estas visiones se realizan de forma parcial sin contar con el valor añadido de una aproximación conjunta con la asistencia de una consultora independiente, como se ha realizado en el caso del automóvil.

En segundo lugar, las Fuerzas Armadas con varias decenas de miles de vehículos en su inventario pueden ser un cliente de referencia para el sector de la automoción nacional. Esta colaboración como cliente puede extenderse a ámbitos en los que tanto la industria de defensa como la del automóvil comparten características: ambos son sectores tractores sobre otras industrias, tienen necesidades de mano de obra cualificada, tienen presencia notable en determinadas zonas geográficas que dependen de su desarrollo y son igualmente estratégicas para el conjunto de la economía nacional.

En tercer lugar, el Ministerio de Defensa tiene sus propios planes de desarrollo industrial realizados sobre la base de las capacidades militares necesarias, y cuya materialización produciría igualmente efectos beneficiosos para el conjunto de la economía nacional.

Finalmente, y lo que parece más importante, aunque no parece que el sector defensa sea uno de los incluidos en las agendas sectoriales, su presencia debe contemplarse de forma transversal. Posiblemente habrá una agenda específica del sector aeroespacial, que se ha desarrollado en los últimos 30 años de forma notable gracias al esfuerzo realizado desde el Ministerio de Defensa y seguramente en esa se puedan ver reflejadas las necesidades tanto en aviones de ala fija como en helicópteros que se plantean desde las FAS.

Una buena iniciativa la del Ministerio de Economía que podría ser extrapolable al sector defensa.

http://www.minetad.gob.es/industria/es-ES/Servicios/Documents/agendas-sectoriales/agenda-sectoria-industria-automocion1.pdf

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje