menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Defensa estudia el cierre definitivo

La fábrica de armas de La Coruña, sin agua y luz por los impagos

Fabrica de Armas  Foto: Hércules de Armamento

Fabrica de Armas Foto: Hércules de Armamento

10/05/2018 | Madrid

Leidy Santana

Las instalaciones de la Fábrica de Armas La Coruña están a oscuras y sin agua por el impago de estos servicios básicos. La concesionaria Hércules de Armamento no ha cumplido con las condiciones establecidas en las bases del contrato del Ministerio de Defensa, lo que provoca que la factoría esté actualmente en condiciones muy precarias que pueden derivar en el cierre definitivo.

Este panorama tiene consecuencias en la fabricación. A medida que pasan los meses, la producción en la fábrica de armas ha disminuido drásticamente, haciendo cada vez más complicada la situación económica de la empresa.

El expresidente de los trabajadores de la Fábrica de Armas, Roberto Tejido, manifestó recientemente que entre "los años 2007 y 2010 la administración hizo una inversión millonaria que buscaba convertir la planta en un punto de referencia en cuanto a armamento se refiere, pero todo ha quedado en el pasado en forma de maquinaria parada", según publica El Ideal Gallego.

Contrato de seguridad

 

Durante los últimos años, la fábrica ha acumulado diferentes problemas económicos. En el ámbito de la seguridad, varias empresas han asumido la vigilancia pero todas han abandonado por atrasos en el pago de las nóminas de sus empleados.

Desde que Hércules de Armamento tomó las riendas de la factoría en septiembre 2014 han pasado tres compañías de seguridad. Segur Ibérica dejó sus servicios en noviembre del 2015. Posteriormente, se contrato en 2016 a Alcor Seguridad, que abandonó en marzo de 2017. Desde entonces GEP Seguridad se hizo responsable, sin embargo también se marchó a finales del año pasado.

Investigación de Defensa

 

Defensa ha abierto un expediente para recabar toda la información posible y tomar en los próximos meses una decisión definitiva sobre el futuro de la factoría, que acumula meses de inactividad.

Un equipo del departamento bajo la dirección de un capitán de fragata está trabajando en las dependencias de la delegación del Gobierno en La Coruña para normalizar la actividad de la planta. El ministerio busca una salida viable para la fábrica que podría pasar por la llegada un nuevo inversor que asuma una parte de la deuda actual.

La situación de la planta de Pedralonga está estancada desde hace tiempo. Los trabajadores llevan meses sin cobrar, los empleados despedidos en su día denuncian que sus contratos no fueron respetados y la concesionaria acumula deudas con las empresas responsables de la seguridad de las instalaciones y con el Ministerio de Defensa.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje