Noticias
imprimir noticiaenviar noticia a un amigo

Fuerzas Areas de varios pases Latinoamericanos realizan ejercicios de guerra en Brasil

03/11/2008

03/11/2008 (Infodefensa.com) - Comenzó en el noreste de Brasil la operación "Cruceiro do Sul IV" (CRUZEX IV), que cuenta con la intervención de 50 aviones de la Fuerza Aérea de Brasil y otros 40 aviones de las Fuerzas Aéreas de Chile, Uruguay, y Venezuela, quienes están participando de ejercicios simulados de guerra. Están presentes como observadores Paraguay, Colombia, y Perú, y Francia, España y Estados Unidos. Argentina no ha podido participar por falta de aprobación del Congreso.

El ejercicio de guerra simulado, "Cruceiro do Sul IV" (CRUZEX IV), está llevándose a cabo en los Estados de Pernambuco, Ceará y Río Grande do Norte, en Brasil.

Brasil, Chile, Uruguay y Venezuela participan a través de sus Fuerzas Aéreas. CRUZEX IV cuenta con la observación de las Fuerzas Aéreas de Paraguay, Colombia, y Perú, y Francia, España y Estados Unidos.

Operaciones con más de 2000 efectivos

El comando general de CRUZEX IV está en la Base Aérea de Natal, situada en el estado de Río Grande do Norte, mientras que en la Base Aérea de Fortaleza, situada en el estado de Ceará, funciona la Fuerza Aérea Oponente, que se compone solamente de aviones de la Fuerza Aérea de Brasil.

La meta principal del ejercicio, es entrenar a las fuerzas participantes en el planeamiento de operaciones comunes con países aliados, así como entrenar la Fuerza Aérea de Brasil para operar con una estructura más avanzada de comando y de control unificado, como la usada en otras regiones en casos de conflictos internacionales.

Están implicados directamente en el ejercicio alrededor de 1.800 militares brasileños y 600 efectivos de los otros países participantes, contando con apoyo de un sistema de logística, que incluye comunicación, alimentación y un Hospital Táctico Móvil equipado para asistencia médica y cirugías de emergencia.

Fuerza Aérea chilena

El Grupo de Aviación N°7 de la Fuerza Aérea de Chile se ha trasladado con sus aviones F-5E "Tigre III" hacia la ciudad de Natal, en el noreste de Brasil hasta el 14 de noviembre.

La agrupación está encabezada por el Comandante en Jefe de la Vª Brigada Aérea, General de Brigada Aérea (A) Ricardo Gutiérrez Recabarren y alcanza el centenar de personas.

Para trasladarse, los aviones se han dirigido en vuelo directo desde Antofagasta hasta Natal.

La Fuerza Aérea desestimó las informaciones difundidas respecto del eventual aterrizaje de emergencia de ocho aviones chilenos en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, ubicado en Asunción, Paraguay, a causa de fallas técnicas en las aeronaves. Mediante una nota de prensa, la rama castrense precisó que durante el traslado "no se produjo ninguna emergencia y que las aeronaves llegaron sin contratiempos".

La Fuerza Aérea de Chile aseguró que tenía planificado trasladar los aviones F5 en un vuelo directo hacia Brasil, reabasteciéndolos de combustible en el aire. Esta operación fue cancelada debido a que el boeing tanquero 707 "Águila" tuvo una falla técnica de su sistema de abastecimiento de combustible, y "ante esta situación y con el propósito de cumplir con los tiempos estipulados en las autorizaciones de sobrevuelo de los diferentes países, se consideró activar la planificación alternativa contemplada con anterioridad, la que tenia prevista una escala técnica en la ciudad de Asunción para el carguío de combustible de los aviones", explicó la Fuerza Aérea de Chile a través de una nota de prensa.

Argentina, fuera por desinterés del Congreso

Los legisladores argentinos no autorizaron la salida de aviones de la Fuerza Aérea de Argentina a Brasil y casi se frustra el operativo, informó el periodista Daniel Gallo del diario La Nación en Buenos Aires.

"Argentina quedó fuera del mayor ejercicio aéreo de la región por el desinterés legislativo en aprobar los ejercicios militares en el exterior", tituló La Nación en su edición impresa (domingo, 2 de noviembre).

"Envueltos en la lucha por el destino de los fondos de las AFJPs (fondos de pensiones), los diputados no encontraron tiempo para dar el permiso de salida de tropas, y después de seis meses de planificación, los aviones de la Fuerza Aérea quedaron en tierra, observando cómo los cazabombarderos de Francia, Chile, Venezuela y Brasil se juntan en la ciudad de brasileña Recife para participar del operativo Cruzex", escribió Daniel Gallo.

Software argentino

"Los militares argentinos sienten el momento como un vergüenza internacional, que pudo haberse transformado en escándalo, de no haber mediado una resolución extrema de la ministra de Defensa, Nilda Garré. Es que el adiestramiento de los 80 aviones de combate, el de más envergadura en América Latina, tiene previsto realizarse por primera vez con un software de control desarrollado por los técnicos argentinos", subrayó Gallo.

"Esa situación forzó la necesidad de que sí o sí estuviesen presentes en Recife los operadores del sistema para evitar la anulación del ejercicio, por lo que el Ministerio de Defensa permitió el viaje de una delegación de oficiales, aunque las aeronaves argentinas no se moverán de su base de Villa Reynolds, en Argentina", añadió el periodista argentino de La Nación.

La Fuerza Aérea de Argentina tenía prevista la participación en Recife de cinco cazabombarderos A4, un avión Hércules como transporte y otro en condición de reabastecedor de combustible en vuelo, práctica que de por sí tenía una gran importancia para adiestrar pilotos, reveló Daniel Gallo.

Redes sociales
Temas relacionados

IDS, Información de Defensa y Seguridad © Todos los derechos reservados