menú responsive
AMÉRICA |
-/5 | 0 votos

México necesita afianzar su Agencia Espacial e invertir en el sector 625 millones de pesos al año

rodolfo neri vela

04/10/2010

04/10/2010 (Infodefensa.com) México D.F.- “México debe afianzar la Agencia Espacial Mexicana (AEXA) y desarrollar algunos proyectos, como la construcción de pequeños satélites o de robots de exploración interplanetaria”. Así se ha expresado el astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela -en la imágen- en el marco de la conferencia “La Exploración del cosmos, el 25 aniversario del primer mexicano en el espacio y el futuro aeroespacial en México”, realizada en el Complejo Cultural Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

El primer astronauta mexicano en viajar al espacio con la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), manifestó su deseo de “promover la participación mexicana en proyectos internacionales” y estimó para ello la necesidad de invertir 625 millones de pesos al año (más de 35 millones de euros) para hacer funcional el proyecto, -a diferencia de los 10 millones de pesos que se han programado para presupuesto del periodo de 2010 a 2011-.

El también investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que es necesario fortalecer aún más los cuadros de científicos mexicanos dedicados a las investigaciones sobre la exploración espacial, y agregó que “para que México mande oficialmente a otro ciudadano a realizar experimentos faltan varios años, por lo menos, más de cinco”.

“Debemos preparar a nuestros científicos y crear el compromiso para que una vez preparados regresen y no se queden en otros países”, advirtió el astronauta. Además, afirmó que se busca sumar el esfuerzo de las instituciones de educación superior y centros de investigación dedicada al área, y evitar la duplicidad de esfuerzos y proyectos.

Neri Vela subrayó la importancia de no crear “agencias al vapor”, debido a que el prestigio del país está en juego, al tiempo que se pronunció por contar con un presupuesto en el próximo paquete económico de 2011. La construcción del la AEXA se ordenó por decreto presidencial el pasado 30 de julio y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) definirá en los próximos meses su plan de trabajo, estructura, funcionamiento y organigrama.

Telescopio en Baja California Norte para vigilar la basura espacial

Por otra parte, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), acogerá la próxima visita de los responsables del Proyecto de la Red Internacional de Observación Óptica Científica (ISON), Vladimir Agapov e Igor Molotov, que prevén la instalación de un equipo de vigilancia de basura espacial de la órbita terrestre en Baja California Norte (México).

“Hemos firmado una carta compromiso para que México se sume a una red internacional de observatorios que busca saber cuánta basura espacial existe, su comportamiento y la forma de evitar daños a sistemas de telecomunicaciones que han sido colocados alrededor del globo”, explicó el titular del Instituto de Astronomía de la UNAM, José Franco. “Con el conocimiento que se tenga de la evolución dinámica de la basura, se podrán hacer recomendaciones a quienes van a poner en el espacio nuevos satélites”, avanzó Franco.

“Vamos a trabajar en varias direcciones; en San Pedro vamos a poner un telescopio de monitoreo espacial, junto con la Academia de Ciencias Rusa y vamos a entrenar estudiantes mexicanos en temas de dinámica de objetos cercanos a la Tierra”, afirmó Franco.

Los rusos se encargarán de proveer el telescopio, de 25 y 40 cm de diámetro, que operará en un campo de visión de 5 grados.

La ISON, que trabaja actualmente en 12 países, tiene como propósito, además, monitorear pequeños asteroides que circundan la Tierra, así como las emisiones de rayos gamma. “Nuestro proyecto considera una amplia variedad de instrumentos donde los telescopios más pequeños son utilizados para hacer búsquedas en zonas amplias del cielo y los telescopios grandes se utilizan para analizar las propiedades de los objetos más pequeños”, explicó Agapov. “La meta es tratar de obtener la mejor lista posible de los objetos que orbitan alrededor de la Tierra con tamaños mayores a 10 cm”, apuntó.

Agapov comentó que el primer problema “es que no se sabe estadísticamente cuál es la cantidad de objetos y su dinámica de movimiento”. “Entonces –agregó el científico- es importante hacer el seguimiento lo más continuo posible y recalcular las órbitas para ver cómo evolucionan”.

La UNAM se convierte con esta iniciativa en la primera institución mexicana en participar en este proyecto internacional, clave para el futuro de las misiones espaciales.

La Red ISON se compone de un sistema de servicios ópticos para detectar desechos espaciales en órbita gesoestacionaria (GEO), en órbita media (MEO) y en órbita terrestre baja (LEO). Asimismo, cuenta con un centro de procesamiento de datos, un equipo de apoyo técnico y de programación y otro de desarrollo de la red.

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje