Noticias
imprimir noticiaenviar noticia a un amigo

Compra de Súper Tucanos congelada

El ministro salvadoreño Munguía Payés reconoce que se carece de Defensa aérea

22/07/2011

(Infodefensa.com) A. López, San Salvador - El ministro de la Defensa Nacional de El Salvador, David Munguía Payés, reconoció que se carece de defensa aérea en la actualidad. "Tenemos los aviones de combate en tierra, si pasara algún tipo de amenaza en estos momentos no disponemos de esa herramienta”, declaró el general.

El funcionario, durante una entrevista matutina televisiva de Canal 33, en San Salvador, no precisó la causa por la cual las aeronaves se encuentran en tierra, aparentemente se trata de la flota de cazas Cessna A-37, pero ya se ha manejado en el pasado problemas de mantenimiento por falta de repuestos con estos equipos o por economía, por el alto costo de la hora vuelo de estos aviones.

Tampoco es primera vez que la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) tiene problemas para volar su flota, ya sea con los cazas, los helicópteros o los aviones de carga, debido a la antigüedad de los equipos. Las aeronaves más recientes son los helicópteros Bell 412 (cuatro), que datan de hace unos cinco y fueron comprados a la fábrica directamente y tres Arava, también nuevos, que se compró a Israel hace casi dos años.

Según informaciones oficiales del pasado reciente, el A-37 sólo puede permanecer 15 minutos a una distancia de 150 millas náuticas (277,8 kilómetros) sobre el mar, si permanece más tiempo se queda sin combustible. Además, consume 500 galones de combustible por hora (equivalentes a US$ 2.500 aproximadamente).

En sustitución de los A-37, se planteó el año pasado la compra de una nueva flota de 10 Embraer Súper Tucano, por una inversión aproximada de más de US$100 millones, a razón de US$10 millones por aeronave.

El Súper Tucano puede permanecer seis horas en el aire y puede alcanzar más de 200 millas náuticas (370,4 kilómetros) sobre el mar y permanecer dos o tres horas a esa distancia, muy superior al rendimiento del A-37.

Sin embargo, el general Munguía Payés reiteró también en la entrevista televisiva del miércoles que la compra de los Embraer está “congelada”, como ya lo había confirmado el pasado 7 de mayo, pues existen otras prioridades en el presupuesto del Gobierno que requieren la atención prioritaria de los fondos.

Pese a las realidades de carecer de defensa aérea en El Salvador, el máximo jefe militar ha declarado en repetidas ocasiones que “la Fuerza Armada hará las tareas encomendadas con el presupuesto del que se dispone”; sobre todo que desde noviembre de 2009 el presidente Mauricio Funes les ha encomendado a los militares el refuerzo en tareas de seguridad pública, en conjunto con la Policía Nacional Civil (PNC), mandato presidencial que ya sido extendido en dos ocasiones desde 2009.

Y al parecer el refuerzo presupuestario que el Ejército solicitó a principios de mayo, por más de US$30 millones, para lo que resta del año, sin incluir la flota de cazas brasileños y otros equipos, tendrá que esperar.

El lunes pasado, el presidente Funes dijo que el Ejecutivo está ajustando las metas del quinquenio para adaptarlas a la situación financiera actual. Para ello, recortará el presupuesto de algunos ministerios, según publicó el periódico salvadoreño Diario El Mundo, este martes anterior.

El plan contiene 10 metas, relacionadas a proyectos sociales de agua potable, electrificación y calles, y a indicadores macroeconómicos.

El Plan Quinquenal de Desarrollo es una herramienta del Gobierno de El Salvador que contiene la visión, las apuestas, las prioridades, los objetivos y las metas para el periodo 2010-2014.

Las principales metas son: aumentar exportaciones en 20%, tener una inflación al 2,8%, un déficit fiscal del 2%, una deuda del 46% del Producto Interno Bruto (PIB), reducir la pobreza entre 12 y 15 puntos, lograr un crecimiento económico del 4% y generar 250.000 empleos.

“No hay mucho margen para ver de dónde se recorta, porque cuando se hace un análisis del gasto se encuentra que hay poca flexibilidad. Por ejemplo, el servicio de la deuda pública en este momento consume US$ 800 millones por año y eso no se puede recortar”, explicó a la misma publicación, el presidente del Banco Central de Reserva de El Salvador, Carlos Acevedo.

Redes sociales
Temas relacionados

IDS, Información de Defensa y Seguridad © Todos los derechos reservados