AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Entrevista INFODEFENSA.COM

César Kuberek, Thales América Latina: "Hemos elegido a Omnisys como base industrial de Thales en Brasil"

15/06/2012

(Infodefensa.com) R. Caiafa, París - Una serie de empresas brasileñas, en asociación con grandes grupos internacionales, vienen sumando esfuerzos para atender los requisitos del Gobierno en materia de Defensa. Thales, grupo industrial francés, con más de 40 años de actividad en el continente sudamericano, instituyó en 2011 una sólida asociación con el grupo empresarial brasileño Andrade Gutierrez para atender las necesidades de los programas estratégicos en curso como el SISGAAZ (Vigilancia de la Amazonia Azul) o el SISFRON (Vigilancia de Fronteras), así como el FX2 (elección de nuevo vector de combate de la Fuerza Aérea de Brasil), el PROSUPER (nuevos navíos escoltas, patrulleros oceánicos y logísticos), las demandas relacionadas con los grandes eventos deportivos como la Copa del Mundo FIFA 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, entre otros.

Thales también adquirió en su totalidad este mismo año, la empresa brasileña de tecnología avanzada Omnisys, demostrando así que vino para quedarse. Infodefensa.com conversó en el marco de Eurosatory 2012, feria más importante del segmento terrestre de Defensa, con el vicepresidente de Thales para América Latina, el argentino César Kuberek y directores regionales de algunos países sudamericanos.

Kuberek considera que Brasil es “una oportunidad industrial muy importante”, tanto es así que “hemos elegido a Omnisys como base industrial de Thales en el país”.

El ejecutivo indicó que Eurosatory es un evento enfocado en el mercado de Defensa, y “encontramos aquí óptimas oportunidades para mostrar nuestras competencias en el área de Seguridad, pues en la actualidad estos son mercados que se complementan en muchos momentos, ya que utilizamos muchas tecnologías duales, desarrollados inicialmente para uso militar y que después migran al medio civil, como por ejemplo nuestras tecnologías de C4I (mando, control, comunicaciones, computación e inteligencia)”.

Hablando específicamente de Brasil, los programas en curso abarcan la necesidad de integración con otros países de América del Sur. Si se considera la gran extensión de la frontera terrestre brasileña, por citar el SISFRON como ejemplo, se puede comprobar que los problemas que el Gobierno brasileño enfrenta en esta área son muy semejantes, si no idénticos, a los de sus vecinos: tráfico de drogas, evasión de recursos naturales, contrabando, presencia de grupos armados que actúan en la ilegalidad y otros males requieren una línea de acción que no puede ser única, sino compartida entre todos, especialmente en la región amazónica.

El Gobierno brasileño identificó la necesidad de modernizar algunos recursos ya existentes y adquirir otros, teniendo como base la transferencia de tecnología y la fabricación local de diversos sistemas y componentes, todo con el objetivo de expandir su industria de Defensa en asegurar mejores niveles de protección efectiva de su inmenso territorio.

Para nosotros, esta es una oportunidad industrial muy importante, porque poseemos las capacidades requeridas por los brasileños, sabemos cómo hacer y estamos preparados para trabajar codo con codo, tanto que hemos elegido a Omnisys como base industrial de Thales en el país”, explica el directivo.

Yendo más allá, “entendemos que existe un enorme potencial de exportación de estos productos y servicios para otras naciones del continente, por tanto, nuestra presencia en Brasil no se limita a ejecutar estos programas, estamos aquí para trabajar codo con codo por un largo plazo, identificando carencias e integrando las soluciones necesarias, talladas a medida para cada cliente, tanto desarrollados por nosotros en su totalidad como trabajando en conjunto con otros grandes grupos empresariales elegidos por el Gobierno brasileño”, continúa Kuberek.

Thales considera que Brasil está reconocidamente en una posición de liderazgo en las relacionas políticas entre los países sudamericanos, proyectando su influencia incluyo en el extranjero, en el continente africano. La visión brasileña, basada en una postura no expansionista, busca la protección mutua y ésto es ampliamente reconocido por los países de la región. Cada nación tiene la libertad de escoger sus socios estratégicos y sus proveedores de material de Defensa. El camino para integrar estas capacidades está siendo claramente demostrado por Brasil, que hoy posee una fuerte alianza con Francia, por ejemplo, pero también adquiere material y tecnologías de origen estadounidense, inglés, alemán.

Lo que Brasil posee hoy y que lo coloca en la vanguardia tecnológica del continente es la capacidad de “saber hacer”, destaca el vicepresidente. “Para nosotros Omnisys ha sido fundamental en este proceso, porque Thales está capacitando su personal no sólo para entender las tecnologías y cómo utilizarlas, sino también cómo ‘saber hacer’ (know how). La empresa ya fabrica radares de banda L para el mercado mundial, siendo considerada un centro internacional de excelencia en I+D y responsable de la transferencia de tecnología prevista para grandes programa que serán encargados en Brasil en los próximos años”.

Omnisys trabaja con grandes centros de investigación académicos brasileños en proyectos como antenas de radares, equipos transmisores y receptores, microondas, servomecanismos, sensor de estrellas, guerra electrónica y subsistemas de satélites, entre otras decenas de actividades que envuelven avanzadas tecnologías.

La forma de integrar es “abierta, porque no estamos solos en el mundo”, explica Kuberek, “integramos elementos de comunicación y centros de control, por ejemplo, nuestro sistema táctico de intercomunicación digital Sotas está presente en vehículos militares de diferentes nacionalidades conectando radios y otros recursos producidos por otras empresas, con total confiabilidad y resistencia. Si echamos un vistazo sobre la cuestión de infraestructuras críticas a Thales también ofrece sistemas de control y gestión de Seguridad Pública utilizados para la protección de la industria de petróleo y gas y otros sectores económicos estratégicos”.

El sistema que Thales ha instalado en asociación con empresas mexicanas para la vigilancia de la Ciudad de México se considera el mayor del mundo en la actualidad. La multinacional francesa ofrece soluciones de control de tráfico aéreo, de comunicaciones, de Seguridad de aeropuertos y estadios, de Seguridad de grandes áreas urbanas, de señalización y control de sistemas ferroviarios, entre otras demandas, todas construidas paso a paso según las necesidades del cliente.

Como industrial, “Thales es hoy una empresa de las más capaces en el mundo en implementación de soluciones integradas de Defensa y Seguridad. Exactamente por esto, entendemos claramente las necesidades brasileñas de corto, medio y largo plazo en todas estas áreas citadas y en muchas otras”, continúa Kuberek, “estamos en el campo de batalla con sistemas de Mando y Control, Comunicaciones, Dirección de Artillería, armamento de Infantería sofisticado, optrónica y sensores de los más variados, aeronaves remotamente pilotadas y en apoyo logístico de las tropas, de forma eficiente y flexible, de acuerdo con los requisitos adaptados al cliente. Para Thales, esta es la mejor forma de definir las múltiples capacidades: Saber hacer”.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje