AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Colombiamar 2013

El éxito en la construcción de buques de guerra depende de no abandonar planes establecidos

15/03/2013

(Infodefensa.com) A. López, Cartagena, Colombia – El éxito de los proyectos de construcción de buques militares depende de no abandonar el plan original trazado desde finalizado su diseño, aseguró el experto naval Thomas Lamb, en el marco del segundo día de jornada del Congreso Internacional de Diseño e Ingeniería Naval y la Feria Colombiamar 2013.

Lamb es profesor en la Universidad de Michigan y posee un título en Arquitectura Naval de la Universidad de Durham, más un Master en Administración de Empresas de la Universidad de Tulane, entre otros títulos y certificaciones.

En ese sentido, según Lamb, Colombia busca adquirir fragatas (buques de gran tamaño) en los próximos 10 años, por lo que el país suramericano, con una sólida industria naval militar en la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial (Cotecmar), como cualquier otra nación que aspire a obtener este tipo de equipos, deben evaluar si los compran  nuevos, los adquieren de segunda mano de países desarrollados, los construyen en sus propias industrias navales o hacen una mezcla de obras, entre el extranjero y construcción propia.

Existen procesos exitosos como desastrosos en esa dinámica, tanto para países con poca experiencia en construcción, sobre todo en el rubro de fragatas; pero hasta Estados Unidos que posee la mayor producción propia, pues no exporta equipos, aclaró Lamb, ha tenido sus chascos, pero precisamente por cambiar en el proceso su plan original o no corregir el rumbo a pesar de que sepan que hay algo que corregir y se está a tiempo de dar un golpe de timón a los proyectos.

En cambio, los que encabezan la lista mundial de construcción de navíos para exportar son Francia, Alemania y Rusia, con un promedio de precio por tonelada de más de US$300.000, en buques  con precios de hasta US$13 millones, en la oferta francesa.

Inglaterra desarrolla con BAE Systems en estos momentos la fragata tipo 26, para sustituir sus modelos 22 y 23; se trata de una plataforma oceánica multipropósito de 6.000 toneladas de desplazamiento,   con    amplias   capacidades  para operaciones en alta mar y en el litoral.  Bajo las especificaciones de la Marina Real Británica, la nave tendrá una eslora (largo) de 144 metros y una manga (ancho) de 21,5 metros, con una velocidad máxima de 28 nudos y un alcance de 7.000 millas náuticas.

“Los que construyen sus propias embarcaciones militares, lo hacen, lógicamente, para desarrollar su propia industria y ahorrarse dinero”, indicó Lamb.

Sin embargo hizo énfasis en el cuidado de respetar el plan original y detectar cambios en el camino inicial, ya que se trata de proyectos de años, para sacar de dique seco el navío, de hasta tres o cinco años, en el caso de los cronogramas más optimistas, por lo que “no hay que comenzar construcción hasta tener un diseño maduro”, agregó.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje