AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Colombiamar 2013

El control de riesgos, una prioridad en el diseño de buques

17/03/2013

(Infodefensa.com) A. López, Cartagena, Colombia – “Los barcos se hunden muy rápido o no se hunden, las estadísticas son muy claras al respecto”, dijo el ingeniero naval colombiano Luis Guarín en la última conferencia magistral del Colombiamar 2013, este viernes pasado, la cual versó sobre seguridad marítima y su influencia en el diseño de barcos,  al referirse a que más que hablar de seguridad en el diseño de navíos se debe hablar de control de riesgos.

En una larga operación real de las embarcaciones de entre 20 a 25 años o hasta entre 30 y 50 años, en donde el período de diseño de las mismas, de entre tres a cinco años, lo que representa una pequeña parte de su tiempo de vida, las amenazas y riesgos son innumerables, por lo que su diseño es determinante y es ahí donde Guarín hizo énfasis en el manejo de esas variables, más allá de solo hablar de seguridad.

Son variables muy dinámicas, indicó el experto, como estados del mar muy extremos (Mar del Norte, por ejemplo), condiciones climáticas severas, corrosión, entre otras.

Pero, ¿cómo medir la seguridad?, se preguntó y es posible a través de reglas prescriptivas internacionales para evitar accidentes o mitigarlos, en lo que respecta de cantidad y diseño de botes salvavidas, sistemas de extinción de incendios, etc. Sin embargo, “estas reglas restrictivas pueden limitar la innovación”, reconoció.

Por ejemplo, Guarín ejemplificó el caso reciente de un navío que si en su diseño se hubiera seguido la regla estricta de 12 pasajeros por bote salvavidas, este nunca hubiera navegado, pues por su enorme capacidad de alojar ocupantes, debería llevar una cantidad tal de botes de este tipo que sacrificaban peso, espacio y estética. Increíble que hace un siglo, igual pasó con el Titanic.

De hecho, “se sigue  aprendiendo de los accidentes”, admitió, donde hay pérdida de vidas, bienes, carga y, más recientemente, impactos en el medio ambiente.

“Los buques graneleros (carga a granel y no en contenedores) solo han evolucionado en tamaño, pero no han cambiado nada, básicamente, de 1950 a 2010, por ejemplo”, expresó Guarín.

En ese sentido, Guarín reiteró que es importante “tratar el concepto de seguridad de forma explícita, es decir tomar el aspecto del riesgo de frente”.

Otro aspecto importante en el rubro de seguridad es el control del ruido, el cual se manifiesta en varios planos en la operación de los barcos, pero en el aspecto de seguridad es en el sentido de controlar aquel ruido al grado que permita tener tripulaciones descansadas y con la rapidez de respuesta necesaria para afrontar situaciones críticas.

Sin embargo, también se hace poco al respecto, según el especialista en este rubro, el español Publio Beltrán

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje