AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

SITDEF 2013

Airbus Military presenta la capacidad y versatilidad de sus C295 y A400M para el mercado peruano

10/05/2013

(Infodefensa.com) Lima – Airbus Military cuenta con una historia de éxito gracias a su amplia oferta de aviones de pequeño, medio y gran porte caracterizados por su alta tecnología, gran capacidad e enorme versatilidad de soluciones como el C295 y el A400M, las dos aeronaves que la compañía, perteneciente al grupo europeo EADS, destaca en su participación en el salón peruano SITDEF 2013.

El Airbus Military C295 es un avión de transporte táctico de nueva generación muy robusto, fiable y altamente versátil capaz de transportar hasta nueve toneladas de carga y hasta 71 personas, a una velocidad de crucero máxima de 260 nudos (480 km/h). Equipado con un tren de aterrizaje retráctil y una cabina presurizada, puede volar a altitudes de hasta 25.000 pies, y a la vez operar perfectamente en vuelos a baja altura y realizar despegues y aterrizajes cortos (STOL) en pistas no preparadas cortas, blandas e irregulares. Propulsado por dos motores turbohélice Pratt & Whitney Canada PW127G, el C295 ofrece una excelente maniobrabilidad y un extraordinario rendimiento en clima cálido y a gran altitud, además de un bajo consumo de combustible, lo que le confiere una autonomía de hasta 11 horas en el aire.

Lanzado en 2001, el C295 es una versión evolucionada del popular CN235, con numerosas mejoras en los componentes, y ofrece mayor capacidad y mayor autonomía. La sencillez del diseño de sus sistemas, su robustez, su fiabilidad probada en el servicio, sus excelentes cualidades de vuelo y su gran versatilidad, unidas a unas sobresalientes capacidades de transporte, hacen del CN295 el aparato más eficiente de su categoría con el menor consumo de combustible y los costes de operación y mantenimiento más bajos. La certificación civil y militar del C295 asegura el cumplimiento de las normativas internacionales de aeronavegabilidad y seguridad en vuelo, incluidos los exigentes requisitos de la certificación FAR 25.

Con una longitud de 12,7 m, la bodega de carga del C295 es la más larga y despejada de su clase. Puede albergar hasta 71 asientos para transporte de personal, ofreciendo una capacidad muy superior en este terreno que sus competidores del mismo segmento. Por estos mismos motivos, el C295 puede transportar mucha más carga paletizada (hasta cinco palés de 88’’ x 108’’ estándar HCU-6E) con descarga directa a través de la compuerta de su rampa trasera.

Un rendimiento excelente

La capacidad STOL del C295, combinada con un robusto tren de aterrizaje, le permiten operar en los entornos más difíciles y con las peores condiciones de despegue y aterrizaje. Este avión es un transporte militar táctico de baja presión sobre el suelo, lo que le permite operar en pistas no preparadas cortas (no superiores a 670 m), blandas e irregulares (CBR 2). El C295 también está diseñado para volar sin problemas a baja altura en misiones tácticas, a velocidades de tan sólo 110 nudos (200 km/hr).

El C295 tiene un impresionante historial de fiabilidad. Con más de 90 unidades en servicio, este avión ha demostrado ampliamente su valía como aparato extremadamente eficiente. Actualmente se emplea en diversos tipos de operaciones (transporte militar, vigilancia, ayuda humanitaria, operaciones civiles) y en los más variados entornos (desde el desierto hasta zonas montañosas en condiciones de calor, humedad y frío extremo).

La robustez y versatilidad del C295 lo convierte en la plataforma perfecta para cualquier tipo de operaciones militares o “cívicas” en beneficio de la sociedad. El avión realiza todo tipo de misiones: desde el transporte de personal, tropas y cargas pesadas/paletizadas, hasta la evacuación de heridos, pasando por funciones logísticas y de comunicación, búsquedas y recates, vigilancia y control, seguridad nacional o lanzamiento certificado de suministros. Es capaz de ejecutar todas estas misiones con un cambio de configuración en tiempo récord, reduciendo así la exposición al riesgo en entornos hostiles. Sus capacidades únicas de vigilancia y patrulla se deben en gran parte al sistema táctico integrado (Fully Integrated Tactical System – FITS) diseñado por Airbus Military, el cual integra, controla y muestra la información de los sensores de misión, mejorando el conocimiento situacional y facilitando la toma de decisiones.

Capacidades demostradas en servicio en las Fuerzas Armadas de todo el mundo

El C295 ha demostrado sus capacidades en combate y ha completado con éxito misiones militares en todo tipo de entornos. Opera de forma rutinaria en las condiciones de calor y humedad de la jungla brasileña y de las montañas colombianas, en los polvorientos y abrasadores desiertos de Argelia y Jordania, y en los inviernos extremadamente fríos y helados de Polonia y Finlandia. Ha sido utilizado con éxito durante despliegues prolongados (hasta dos años, y con cargas de trabajo de hasta 90 horas de vuelo por aparato y mes) en zonas remotas, como Chad, Irak y Afganistán.

El C295 se ha convertido en el avión de transporte más demandado de su segmento, siendo utilizado tanto como transporte en configuración única como complemento eficaz de aviones y helicópteros de transporte más pesados. Treinta y dos naciones operan los aviones ligeros/medios CN235/295 para complementar su flota de aviones C-130, entre las que se encuentran los Emiratos Árabes Unidos, Brasil, Francia, Jordania, Malasia, Marruecos, Pakistán, Polonia, Portugal, Arabia Saudí, Corea del Sur, España y Turquía.

A400M: el avión de transporte versátil del siglo XXI

El A400M es el avión de transporte más versátil disponible en la actualidad, y da respuesta a las necesidades más variadas de las Fuerzas Aéreas de todo el mundo y de sus organizaciones en el siglo XXI. Puede llevar a cabo tres tipos de tareas muy diferentes: es capaz de desarrollar misiones tácticas, misiones estratégicas, y también es apto como avión de reabastecimiento.

Impulsado por cuatro motores turbopropulsados contrarrotatorios Europrop International (EPI) TP400, el A400M ofrece una amplia envolvente de vuelo en términos de velocidad y altitud. Es el avión de transporte ideal para satisfacer los más diversos requerimientos de cualquier nación del mundo en el contexto de las misiones militares, humanitarias y cualquier otra misión “cívica” en beneficio de la sociedad.

El A400M vio la luz en 2003 como respuesta a las necesidades combinadas de siete países europeos agrupados dentro de la OCCAR (Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, España, Turquía y Reino Unido), a los que se incorporó Malasia en 2005. Ésta es una de las principales razones de su enorme versatilidad. Su vuelo inaugural tuvo lugar el 11 de diciembre de 2009.

Una amplia gama de misiones de transporte

El A400M puede realizar misiones que hasta ahora precisaban el uso de dos o más tipos distintos de avión, y que incluso así podían cumplirlas sólo de manera imperfecta. El ancho externo de su fuselaje (5,64 metros) es igual al ancho “wide-body” de los A330/A340. Con un espacio interior útil de cuatro metros de ancho y otros cuatro de alto, y una longitud útil de casi 18 metros, este fuselaje le permite transportar numerosos tipos de carga de gran tamaño como por ejemplo un helicóptero NH90 o un CH-47 Chinook, o dos vehículos de transporte de infantería (ICV) Stryker de 17 toneladas para uso militar. También puede transportar un camión grande semi-articulado de 25 toneladas con un contenedor de seis metros o una lancha de rescate, o equipos de gran tamaño, como excavadoras o grúas móviles necesarias en las tareas de auxilio tras un desastre natural.

A todo lo anterior hay que añadir que, gracias a sus características exclusivas de aterrizaje, el A400M es el único avión de transporte que puede llevar estos materiales directamente al centro de la acción. Con su tren de aterrizaje principal de 12 ruedas diseñado para operar en piedra, grava o arena, su eficiente amortiguación de impactos en la estructura del avión, y con un menor riesgo de sufrir daños por objetos externos, el A400M puede aterrizar y despegar en y desde diversos tipos de pistas ya sean sin pavimentar, blandas o cortas de acuerdo al estándar CBR4. Estas características le permiten, por ejemplo, asegurar que la ayuda humanitaria va a llegar a destino cuando se necesita con urgencia tras un desastre.

Una vez en tierra, el A400M está diseñado para realizar cargas y descargas con gran rapidez sin necesidad de apoyo terrestre especializado. Equipado a bordo con un cabrestante eléctrico de 32 toneladas y una grúa opcional de 5 toneladas, el manejo de la carga sólo precisa de un operario que actúa desde un puesto de trabajo informatizado, en el que se pueden planificar las cargas a partir de una base de datos. Así, al reducir el tiempo necesario en tierra, el sistema del A400M también reduce la vulnerabilidad del avión ante una acción hostil.

Por otro lado, por su capacidad de operar a escasa velocidad, el A400M es ideal para dejar caer suministros desde baja altura. El A400M está listo para responder rápida y directamente ante cualquier imprevisto, lo que lo convierte en el avión táctico perfecto.

Versatilidad para otras misiones

Gracias a sus nuevas tecnologías, el A400M puede volar a distancias de hasta 4.700 millas náuticas (8.700 km), a una altitud de crucero de 37.000 pies y una velocidad de hasta 0,72 Mach, muy similar a la de un avión con motor a reacción. Esto lo hace apto para misiones estratégicas y logísticas.

Volando más rápido y más alto puede responder más prontamente a situaciones de crisis, porque puede recorrer mayores distancias dentro de la jornada de una única tripulación sin relevo. Por eso es mucho más eficiente que sus predecesores. Además, al poder volar más alto puede navegar sobre las turbulencias, con lo cual la tripulación y el pasaje o la tropa se fatigan menos.

Más aún, sus controles de vuelo “fly-by-wire” y la protección del envolvente de vuelo asociada facilitan la tarea de la tripulación y sobre todo, permiten al piloto, con un sencillo movimiento del joystick de control, obtener la mejor respuesta del avión, por ejemplo en caso de una maniobra de huida, sin peligro de calarse o de sobrecargar la estructura del avión.

Al poder volar más rápido y a mayor altitud, también es ideal como avión de reabastecimiento para el repostaje de cazas y otros aviones grandes hasta a 422 nudos reales de velocidad del aire (TAS) a 25.000 pies. Pero gracias a su rendimiento a baja velocidad, también puede repostar helicópteros a 110 nudos y una altura de 1.500 metros. Para repostar puede hacer uso de los pods de repostaje situados bajo las alas o de una unidad central de repostaje en el fuselaje. Su equipamiento integrado para repostaje en vuelo permite convertirlo rápidamente en un avión de reabastecimiento. Por esto se puede adaptar fácilmente para operar en escenarios que varían con rapidez, con capacidad para realizar misiones muy diferentes, en caso necesario. Esta adaptabilidad también es exclusiva del A400M, que puede ser repostado en vuelo.

El A400M destaca en las misiones de lanzamiento de paracaidistas, lo que puede hacer desde altas y bajas altitudes: desde 40.000 pies para operaciones de fuerzas especiales, hasta 15 pies para entregas de cargamentos a baja altura. Puede transportar 116 paracaidistas completamente equipados, que saltan de dos en dos desde la rampa o por las puertas laterales de salto. Esta capacidad de salto simultáneo es consecuencia de las características aerodinámicas del avión. El lanzamiento simultáneo permite a los equipos llegar a tierra más agrupados y por tanto estar listos para operar más rápidamente.

Gran capacidad de supervivencia y fiabilidad

Finalmente, el A400M ha sido diseñado específicamente para baja detectabilidad, baja vulnerabilidad y alta supervivencia, aportándole una excelente autoprotección. Con motores limpios y de mínima emisión de infrarrojos, controles de vuelo “fly-by-wire” muy reactivos, cuatro ordenadores de control independientes, controles tolerantes a daños, y una completa dotación defensiva opcional y cabina armada, el A400M es difícil de identificar, difícil de derribar y difícil de eliminar.

Incluso fuera de operación, el A400M demuestra ser uno de los aviones de transporte más fiables jamás ideados. Sólo necesita 84 días cada 12 años para el mantenimiento periódico. Como utiliza conceptos y medios ya probados del diseño comercial de Airbus, su disponibilidad es la consecuencia del uso de componentes altamente fiables.

En definitiva, el versátil A400M puede hacer el trabajo de tres aviones en uno, y siempre es capaz de hacer más con menos. Al ser más grande, puede transportar más carga útil en menos vuelos. Al ser más rápido, puede volar en más misiones y a mayores distancias en el mismo periodo. En resumen, con menos aviones, el piloto puede hacer más, asegurando una mejor inversión y una mejor relación inversión/eficacia.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje