AMÉRICA |
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

REPORTAJE

Thales Alenia, propuesta para el satélite brasileño

12/06/2013

(Infodefensa.com) R. Caiafa, Roma – El Decreto Presidencial Nº 7.769, de 28 de junio de 2012, estableció las líneas básicas de gestión, planeamiento, monitoreo, construcción y lanzamiento del Satélite Geostacionario de Defensa y Comunicaciones Estratégica (SGDC) y de la implantanción de su infraestructura en tierra en Brasil. Este programa, considerado estratégico por el Gobierno brasileño, cuenta con la participación del Ministerio de Defensa, Ministerio de las Comunicaciones, Telecomunicaciones Brasileñas (Telebrás), la Agencia Espacial Brasileña (AEB) y el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). El SEGC, cuando se encuentre en el espacio, operará tanto en banda Ka como en banda X. En la banda Ka, utilizada para comunicación de datos por Telebrás, se dispondrán 39 spots de 450 km y 10 spots de 900 km de cobertura. La parte de comunicación del satélite tendrá capacidad de 100 Gbps (gigabytes por segundo). En la banda X es una franja de frencuencia (SHF – 8 A 12 GHz) para comunicación por satélite privada de uso militar criptografiado. Su uso se daría en proyectos estratégicos como el PROTEGER (defensa de la infraestructura estratégica nacional), el SISFRON (vigilancia de fronteras) y el SISGAAZ (vigilancia de la Amazonia Azul).

Para viabilizar el proceso, se creó en mayo de 2013 Visiona, una asociación entre Embraer con el 51% del capital y Telebrás, que posee el 49% de las acciones. La empresa actuará como integradora del sistema SGDC que tiene por objetivo atender las necesidades de comunicación satelital del Gobierno Federal, incluyendo el Programa Nacional de Banda Larga (PNBL) y un amplio espectro de transmisiones estratégicas en el área de Defensa. Visiona recibió al comienzo del pasado abril propuestas de empresas interesadas en competir por la producción del SGDC, y después de un severo examen, basado en requisitos técnicos operacionales, económicos y de transferencia de tecnología preseleccionó a tres concursantes: Mitsubishi Electric Corporation-MELCO (Japón); Space Systems/Loral (Estados Unidos-Canadá), Thales Alenia Space (França-Itália).

Según el plan establecido por el Gobierno brasileño, el SGDC deberá estar operativo el día 31 de diciembre de 2014. Se espera el anuncio del consorcio vencedor a finales de julio de este año.

Construir un satélite y después probarlo en suelo con el rigor exigido por el algo grado de tecnología involucrada, transportarlo con seguridad al centro de lanzamiento donde será realizada su integración al lanzador (que dependiendo del modelo sufre restricciones de ventanas de lanzamiento), todo en poco más de dos años (en el caso del SGDC), es una misión con muchos desafíos y que requiero de un socio industrial capacitado en todas las fases del proceso. Además de esto, deberán ser observados los criterios establecidos de transferencia de tecnología, el soporte al satélite durante su vida útil y la cualificación de la mano de obra brasileña involucrada en su operación y uso de los servicios generados. El valor referenciado en el Plan de Articulación y Equipos de Defensa (PAED), mencionado en el Libro Blanco de la Defensa para la adquisición del satélite, instalaciones asociadas y lanzamiento está presupuestado en más de 1.000 millones de reales.

Thales Alenia Space (TAS)

Thales Alenia Space es el resultado de la alianza espacial entre el grupo francés Thales (67%) y el conglomerado italiano Finmeccanica (33%), formalizada en junio de 2005. El otro componente de la alianza entre los dos grupos es Telepazio, unidad de servicios espaciales controlada por Finmeccanica (67%), con Thales detentando el 33% restante. La empresa tiene una importante presencia en Brasil y desde 1997 posee una subsidiaria en el país, varios telepuertos, estando el principal situado en Rio de Janeiro y oficinas regionales en Sao Paulo, Porto Alegrey Cuiabá, más bases técnicas de mantenimiento esparcidas por el país. Telespazio es hoy la cuarta mayor operadora brasileña en el sector de las comunicaciones satelitales, con amplia oferta de soluciones avanzadas y soluciones multimedia, y cuenta con clientes en el sector privado, como Oi y Telecom, además de gubernamentales, como algunas policías y las Fuerzas Armadas.

Para el Mando del Aire, por ejemplo, produce sercicios VSAT (Very Small Aperture Terminal), en banda Ku, e imágenes radar para el sistema de protección de la Amazonía (SIPAM); en el sector de observación de Tierra vía satélite, comercializa en Brasil como representante de GEOS de los productos de la constelación radar COSMO-SkyMed.

Las instalaciones de la compañía en Cannes, sofisticado balneario de la Riviera francesa próximo a la ciudad de Niza, ocupan las instalaciones de una antigua fábrica de hidroaviones que allí existió a finales de la década de 1920 del siglo pasado. Hoy, son los modernos laboratorios de acústica, vibración (shaker), estandarización de emisiones electromagnéticas, enormes autoclaves para la realización de pruebas que simulan los radicales cambios de temperatura en el espacio, líneas de montaje y las bancadas de integración y pruebas de satélites las que ocupan el local, todo dirigido con riguroso control de calidad y limpieza clínica. En la producción de los satélites están utilizados materiales como la fibra de carbono y el aluminio espacial, formando una especio de trama de nido de abeja extremadamente rígido y muy ligero. Sobre esta base cortada en diferentes formas y detalladamente preparada, kilómetros de cable, decenas de actuadores, motores, paneles solares, computadores y sensores (avionicos) y propulsores de combustible, que forman las paylouds son instalados. Estos ingenio se montan de forma quirúrgica por personal altamente cualificado y sólo en fase de pruebas después de la construcción consuma por lo menos diez meses de trabajo intensivo

Infodefensa Brasil visitó el Centro de Integración de Satélites de la unidad de Cannes, donde pudieran ser vistos diferentes estadios de producción de varios satélites contratados, entre otros, el MSG4-MTM Meteosat de 2ª Generación, el emprendimiento de telecomunicaciones con énfasis en Defensa y Seguridad doméstica binacional Athena-Fidus (Francia e Italia), el observador de los océanos Jason 3, que utiliza la multiplataforma Proteus y el satélite del programa militar turco Gokturk, primero en ser empleado para observador terrestre en aquel país y dotado de instrumentos ópticos de alta resolución. Destaca el banco de pruebas de aviónica, uno de los puntos focales de transferencia de tecnología propuesta para Brasil por Thales Alenia Space. Seguidamente, fueron visitados el predio del centro óptico, totalmente vetado y la prueba de vibraciones (local donde están siendo fabricados ítems ópticos y electrónicos del Programa Helios y de la constelación Pléiades), y la sala de integración de paneles solares, la fuente de energía que mantiene el satélite recibiendo y emitiendo señales durante su vida útil en el espacio.

En el encuentro posterior con Jean Loic Galle, CEO de Thales Alenia Space, quiso destacar las características de la propuesta de transferencia de tecnología y la importancia del país como miembro de los llamados BRICs en el escenario internacional. “No se trata de offset, se trata de capacitar plenamente a Brasil en los procesos necesarios para que las empresa participantes absorban la transferencia real de tecnología en aviónica, software, integración de satélites, óptica y radares utilizados en vigilancia, etcétera. Es una negociación de Gobierno a Gobierno (esperamos) para definir el nivel de cooperación espacial deseado. El día 12 de junio, el Gobierno francés se reunió con el vicepresidente Michel Temer para discutir aspectos cooperativos en el sector militar, con el apoyo del Ministerio de Defensa francés, en cuestión de comunicaciones militares, y en el área comercial, cuestiones relativas al trabajo conjunto entre la Agencia Espacial Europea y la AEB, uso de la banda K para fines meteorológicos y el entendimiento ya en fase avanzada con la Universidad Federal del ABC (UFABC) para que seis estudiantes de esta institución de enseñanza viajen de intercambio a Francia en un proyecto aeroespacial, dentro del programa Ciencias Sin Fronteras del Gobierno brasileño”, afirmó el ejecutivo, que también estará presente. Para él, Brasil puede representar en un futuro el 5% del presupuesto mundial de Thales Alenia Space, cerca de 100 millones de euros al año, volviéndose parte de la cadena de suministradores como resultado de la capacitación realizada con la transferencia, obteniendo así su independencia para crear nuevas tecnologías y atendiendo a contratos de producción dentro de su área de influencia.

En Roma, Infodefensa Brasil conoció la unidad de Thales Alenia Space especializada en el desarrollo y fabricación de soluciones que utilizan radares de altísima resolución (una especialidad de los italianos), capaces de generar imágenes de observación y exploración de superficie terrestre independientemente de las condiciones climáticas o de la presencia de luz, punto débil de sistemas ópticos. Ejemplo de este desempeño, es un satélite Sentinel 1 de dos toneladas de media, dotado de radar de apertura sintética (SAR), y basado en plataforma PRIMA estaba bien avanzado en su proceso de construcción y siendo sometidos a pruebas de cámara de vacío. Esta unidad será lanzada al espacio en 2014 por un cohete Soyuz, con dos de ellos ya en órbita.

Seguidamente, mostraron el centro de integración de antenas con dos satélites del tipo O3b de comunicaciones en diferentes etapas de montaje. Uno de ellos está previsto para ser lanzado en Kouru (Guayana francesa) en el mes del próximo julio. Y, un local importante, la sala de pruebas de aviónica recibió especial atención por ser considerada por la compañía de capacitación fundamental para el inicio de transferencia de tecnología que el SGDC podrá absorber. En la sala de aviónica se simulan las condiciones de funcionamiento de los ordenadores, sensores y actuadores, entre otros, de las cargas de pago diseñadas para cada satélite. La aviónica es el cerebro del satélite y dominar estar tecnología es fundamental para todo el proceso. Los ingenieros Massimo de Lazzaro (especialista en radares de alta resolución), Vittorio Pagni (gerente de programas de observación terrestre) y Michelangelo L’abbate (proyectos avanzados) mostraron los recursos necesarios para una correcta interpretación y manipulación de las imágenes generadas con radares y aplicaciones e las más variadas para este tipo de sistema dual (civil y militar), que puede actuar en vigilancia terrestre y marítima, en prevención y acompañamiento de fenómenos climáticos de los más diversos, en medición y validación de acciones del hombre en el suelo y en el subsuelo, exploración de recursos naturales, defensa ambiental, etcétera.

De Roma, Infodefensa Brasil viajó 130 kilómetros hasta el Centro Espacial de Fucino, el mayor de Europa y de uso civil del mundo, donde Lucio Magliozzi, oficial jefe de operaciones de Telespazio y Gianne Riccobono, responsable del centro aguardaban. Esta instalación estratégica se localiza en una región cercada por un anillo montañoso que sirve de escudo natural contra interferencias de señales. Más de cien antenas sirven para controlar las órbitas y proveer las telecomunicaciones, transmisiones de televisión y otros servicios multimedia a escala global. Allí son controladas, por ejemplo, la constelación italiana de observación de la tierra COSMO-Skymed, o los más de 30 satélites y respectivas actividades operacionales del sistema GPS europeo Galileo. Existen 14 salas de control en las edificaciones y antenas dispersas por el centro que impresionan por su tamaño. Casi 300 personas trabajan allí, muchas en escala de 24 horas. El consumo de energía eléctrica puede llegar hasta los 4,5 megavatios de potencia para mantener todo funcionando, y las instalaciones están protegidas en su totalidad por tropas de las Fuerzas Armadas italianas, cercados especiales, videocámaras y puestos policiales. Fucino recibe y controla señales de redes como INTELSAT, INMARSAT, EUTELSAT, proporciona servicios de banda larga (back-bone nacional e internacional de red), realiza telemetría, trazabilidad y mando de artefactos en el espacio y transmisión multicasting en tierra y en mar.

La propuesta ToT

Thales Alenia Space ofrece un amplio plan de transferencia de tecnología para Brasil, del cual el SGDC será el primer paso, ya que los gobiernos de Francia e Italia apoyan sin restricciones tal operación con los brasileños. Empresas de pequeño, mediano y gran porte serán beneficiadas por el apoyo continuo a las actividades de desarrollo de tecnologías espaciales por empresas locales. La compañía ya dispone de una sólida red de empresas en el sector aeroespacial brasileño con las que pretende construir un entendimiento común sobre el que las tecnologías serán transferidas, y dispone de cartas de intención con varias de ellas: Orbitsat, Atech, Orbital, Mectron, Fibraforte, Compsis, Omnisys, CENIC, etcétera, además de la fuerte relación con Embraer, con la que Embraer, de la que Thales es suministradora del sistema de navegación inercial y de posicionamiento global del nuevo avión de transporte militar KC390. La subsidiaria de Thales, Omnisys, ya recibió 120 millones de euros (cerca de 320 millones de reales) en transferencia de tecnología para el desarrollo y producción de radares de tráfico aéreo de banda L, creó un sistema que identifica emisión electromagnética que podría atrapar purebas en el centro de lanzamiento de Alcântara (Maranhao), integró sistemas de guerra electrónica para navíos de la Marina de Brasil.

Fotos: Roberto Caiafa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje