AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

III Simposio Internacional de Seguridad y Defensa de Perú

El capitán W. Bundy pone a Uber como modelo para mejorar el arma submarina

22/09/2016 | Lima

Peter Watson

William Bundy, doctor en Filosofía y capitán de Fragata retirado, sirvió a bordo de siete submarinos de la Armada de Estados Unidos, es el tercer oficial afroamericano en haber alcanzado la comandancia de un submarino en su país y el primero en hacerlo desde los rangos subalternos. En el III Simposio Internacional de Seguridad y Defensa realizado en la ciudad de Lima, Perú, ha disertado sobre el futuro de la guerra submarina y el camino que sigue la tecnología en este segmento de la industria de la Defensa. Según el capitán, el ejemplo a seguir para evolucionar el arma submarina es la empresa Uber.

Los adelantos tecnológicos llevan consigo altos grados de automatización en los sistemas de armas y sistemas en general, lo que permitirá en un futuro tomar decisiones a la velocidad de las máquinas. De acuerdo a William Bundy, “hoy trabajamos en un ambiente centrado en las plataformas (Platform Centric Envronment), sin embargo el submarino tiene que estar conectado con el dominio bajo la superficie, ser parte de una red sumergida”.

La red submarina tendrá influencia sobre las acciones que se emprendan en la costa y gestionará las acciones de combate en el mar. Las operaciones que la red submarina implemente tendrán un alto grado de autonomía, con los comandantes emitiendo órdenes en una plataforma operativa, de alto grado de confiabilidad. Bundy afirma que en el mundo comercial actual un ejemplo sencillo de cómo una plataforma operativa interactúa con usuarios y operadores lo constituye Uber, el servicio de taxis, un sistema que utiliza dispositivos de posicionamiento global para detectar automóviles ubicados cerca al lugar desde donde el cliente solicita el servicio.

Submarinos automatizados

Los navíos automatizados realizarán misiones de vigilancia en búsqueda de objetivos potencialmente hostiles, contando con componentes no tripulados que mediante la interactividad interactúan con componentes tripulados para una efectiva toma de decisiones en cuanto a actividades de rastreo, seguimiento y/o enganche de objetivos, todo dentro de una plataforma operativa. Siempre tomando en cuenta que la Oficina de Investigación Naval de la Armada norteamericana continúa investigando e invirtiendo constantemente en nuevos proyectos, que tienden a mayores niveles de automatización, incluyendo por ejemplo el lanzamiento de sistemas aéreos no tripulados desde un submarino en inmersión.

“El acceso al espacio de batalla (battlespace) es una prioridad en cualquier momento”, resalta William Bundy en su búsqueda por la automatización confiable de los sistemas operativos y la toma de decisiones. La Armada estadounidense coincide con tal enfoque y trabaja actualmente en la modernización de los submarinos de la clase Virginia y el reemplazo de los submarinos de la clase Ohio. En sintonía con el progreso tecnológico, los submarinos son cada vez más automatizados, constituyen una herramienta esencial de acceso a los teatros de operaciones, “incorporan gran poder de combate y evitan guerras”.

Nuevas tecnologías

La modernidad no queda allí y Bundy comunica que el más avanzado destructor jamás construido para la US Navy, el USS Zumwalt, será comisionado el próximo 15 de octubre.

“Las nuevas tecnologías cambiarán la guerra naval”, sentencia Bundy, con el desarrollo de nuevos torpedos, nuevos misiles, nuevos y más capaces sistemas no tripulados, tanto submarinos como aéreos,al tiempo que enfatiza que el poder ofensivo de los submarinos de ataque disuaden las agresiones, que las capacidades marítimas combinadas de los activos navales evolución en un ambiente de letalidad distributiva, impregnando a la Armada completa de un creíble poder de combate a lo largo y ancho de toda la estructura naval de la Armada de Estados Unidos.

En este sentido, es de suma importancia evaluar el impacto de las nuevas tecnologías en el empleo de los submarinos y en la doctrina que los enmarca.

Bundy cita las palabras del contralmirante Charles Richard, director de Guerra Submarina de la US Navy, quien afirma que “el submarino de ataque del futuro tendrá mayor alcance, blandirá de efectos cinéticos y no cinéticos y estará mejor capacitado para compartir información sin comprometer su furtividad”.

Foto: Peter Watson

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje