AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

III Simposio Internacional de Seguridad y Defensa de Perú

El Seman propone aumentar el tejido industrial de Perú a través de las Fuerzas Armadas

26/09/2016 | Lima

Peter Watson

En representación del Servicio de Mantenimiento de la Fuerza Aérea del Perú (Seman) se ha colocado en la palestra del III Simposio Internacional de Seguridad y Defensa, celebrado recientemente en Lima, el coronel FAP Lizardo Fabián Orchard Forno, para confirmar y convencer a los presentes sobre la posibilidad de generar industria en el Perú a partir de las unidades de las Fuerzas Armadas, en el caso particular de Seman, una pequeña industria aeronáutica que se sume al proceso de globalización en marcha.

La Fuerza Aérea del Perú tiene unos 63 años de experiencia en el mantenimiento y reparación de aeronaves, comenzando décadas atrás, en el año 1936 con la empresa italiana Caproni, que tras los acuerdos respectivos procedió a la instalación de una planta de ensamblaje en el terreno que hoy ocupa la Base Aérea de Las Palmas, calificando a personal técnico peruano, trayendo equipos y aeronaves. Lamentablemente, la erupción de la Segunda Guerra Mundial compele al gobierno de Italia a llevarse su personal y truncar el interesante proyecto.

Desde entonces, según explica el coronel Orchard Forno, la FAP ha adquirido aviones de diversas partes del mundo, cada uno aportando capacidades y tecnologías diferentes, que ha sido aprendidas por pilotos y técnicos peruanos. Tal es así que en algún momento se llegan a exportar servicios para los aviones Hercules de la Fuerza Aérea de Pakistán.

La FAP ha alineado aviones Canberra, L100, MB-339, Sukhoi, Mirage, etc, cada uno fabricado con su propia filosofía, en una cultura diferente. Por ejemplo, según comenta el oficial, en los equipos de tecnología americana las tuercas se aprietan en sentido horario, en cambio, con la tecnología rusa, las tuercas giran en sentido contrario. Detalles que indican la importancia de hasta las herramientas más básicas.

En relación a los ingresos de Seman, desde los años 80, la principal fuente es el mercado estadounidense, toda vez que la mayoría de aeronaves tienen matrícula de ese país. Habiendo ya logrado certificaciones de varios países, Seman se extiende a hora al África, para ofrecer servicios de mantenimiento a aeronaves Hercules y Boeing.

La idea de que era posible fabricar aviones en el Perú se materializa con la aeronave de entrenamiento elemental Kuntur, que se fabrica desde un kit. Seman también viene desarrollando un proyecto de ensamblaje de aviones CH-2000 Antarqui para la Universidad Alas Peruanas y su proyecto estrella, KT-1P, que en asociación con Korea Aerospace Industries (KAI) ha permitido el retorno al ensamblaje y coproducción de aeronaves militares. Está además en capacidad de realizar el overhaul a trenes de aterrizaje de aviones comerciales Boeing 737 y Boeing 767, con certificación para hacer el mantenimiento de aviones Boeing 737-200, 737-300 y 737-500.

Sin embargo, el coronel FAP Orchard resalta que se tienen “demasiados candados para ser competitivos”, en relación al actual marco legal que obstaculiza el desarrollo empresarial de Seman. Para paliar o remediar la pérdida de capacidades para generar recursos propios, el Congreso de la República ha aprobado la reorganización de Seman en una empresa estatal de derecho privado, denominada Seman Perú S.A.C., que se espera le imprima a la entidad mayor dinamismo y facilite la participación en actividades de investigación y desarrollo.

La capacidad de llevar a cabo trabajos de mantenimiento mayor a aviones de la FAP evita que estas aeronaves tengan que ir al extranjero y pasen tiempo innecesario fuera del país, generando además gasto de divisas.

La planilla de Seman está conformada por 950 personas, la mitad aproximadamente militares y el 80% de perfil técnico. Su sede principal se ubica en la Base Aérea Las Palmas, que le permite tener su propia pista de aterrizaje, una ventaja competitiva adicional.

El oficial ha revelado, asimismo, que acaban de cerrar contrato con Boeing para ser reparador oficial de la empresa estadounidense, el primero en la región.

Proyecto KT-1P

Orchard Forno comenta durante su exposición que la selección de los aviones de entrenamiento primario KT-1P para la FAP se realizó en un proceso competitivo en el que también se evaluaron el Embraer Súper Tucano y el Pilatus PC-9. El producto de KAI se escoge en buena medida por las capacidades de la aeronave, considerada la más moderna en su tipo, y por el programa de compensaciones offset que la empresa coreana propone, a diferencia de los otros postores.

La oferta de KAI comprendía equipos (incluyendo máquinas de control numérico) y capacitación para la coproducción de aviones KT-1P, así como la fabricación de partes y sus ensambles, capacitación para el mantenimiento y reparación de las aeronaves, transferencia tecnológica para el diseño y fabricación local de aeronaves no tripuladas (UAV), habilitación e implementación de hangares para la línea de ensamblaje final, laboratorios, transferencia tecnológica para la fabricación de un simulador de vuelo.

La fabricación de piezas comprende 272 piezas para 12 aviones y 44 sub-ensamblajes para 13 aeronaves. Seman ha iniciado con los sub-ensamblajes a partir de la aeronave número ocho y las piezas de detalle a partir de la aeronave número 9.

El programa de asociación con Corea en torno a los KT-1 comprende a tres compañías coreanas de crecimiento geométrico, en una asociación público privada con el Gobierno local: Samsung, Hyundai y Daewoo. Asimismo, el acuerdo Seman–KAI comprende una especie de hoja de ruta para la industria aeronáutica local y se espera la participación de universidades y la industria privada en el proyecto KT-1, cuya venta en la región se ha autorizado, desde Seman.

Seman acaba de completar el ensamblaje de la 18ª unidad KT-1P (de un total de 20, las cuatro primeras fabricadas y ensambladas por KAI), está concluyendo el ensamblaje de la unidad número 19 y se espera completar la última para el mes de noviembre próximo.

Es en este momento que el oficial aprovecha para enfatizar que la inversión realizada por el Gobierno peruano en los últimos cinco años no ha sido excesiva, si se toma en cuenta que la inversión anterior ha sido nula. Recordemos acá que un avión, un buque dura de 20 á 40 años y que presta servicios al país a lo largo de dicho tiempo.

Foto: Peter Watson

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje