menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Perspectivas

Alberto López
Santa Tecla – El Salvador, 1971. Periodista y comunicador con catorce años de experiencia. Con estudios y experiencia profesional en aviación, desde 1991, como piloto aviador civil y despachador de vuelo. Docente en la Facultad de Periodismo de la Universidad Centroamericana (UCA). Graduado de la Licenciatura en Comunicaciones y Periodismo de la UCA, en 2002.

Honduras y el control del cielo en Centroamérica

24/11/2016 | San Salvador

Honduras podría recuperar su poderío aéreo militar en la región centroamericana, a partir de un acuerdo con Israel que, entre otras cooperaciones, repotenciará sus aviones Northrop F-5E/F Tiger II, los cuales han venido retrasando ser remozados desde hace muchos años.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se refirió al acuerdo, precisamente, como una forma de seguir manteniendo una posición privilegiada de seguir combatiendo el crimen organizado y el narcotráfico con medios disuasivos.

Cuando Hernández se refirió a esa posición privilegiada recordaba la supremacía de sus aviones F-5E/F, al menos en los 80 y 90 del siglo pasado, pues se consideraban las aeronaves militares más modernas en la región centroamericana.

Aunque el F-5 sería demasiado avión para una zona donde el principal problema ha sido la guerra de guerrillas y ahora las pandillas y el crimen organizado, por lo que se ha necesitado de un equipo más versátil para ser usado como bombardero e interceptor como el Cessna A-37B Dragonfly, que en El Salvador cumplió una tarea vital en los 80, mientras que el Northrop es mucho más veloz y típico caza para ser operado en el aire contra otros equipos de su mismo nivel y capacidades aire-aire y no aire-tierra.

De hecho, todo indica que la mayoría de flota F-5 se encuentra en tierra desde hace mucho tiempo, sobre todo por la negativa de los Estados Unidos, según consta en el contrato de donación de finales de los 80 que prohíbe expresamente que estos aviones sean reparados fuera del territorio estadounidense, pero tampoco se le dio otra alternativa a Honduras que ahora ve la luz al final del túnel con el acuerdo con Israel, precisamente un aliado de los Estados Unidos.

De hecho, el Gobierno hondureño también ha buscado la repotenciación de sus antiguos Embraer EMB312 Tucano, para lo cual se supone se suscribió un acuerdo con el fabricante brasileño, pero no trascendió se concretara nada más acerca del mantenimiento en específico y ahora se hará con Israel de igual forma que con los F-5.

Inclusive se habló de la adquisición de un par de aviones del modelo suramericano más reciente, el Embraer EMB314/A29 Super Tucano, pero tampoco se concretó nada.

En ambos casos, se trata de aparatos más idóneos para estas regiones, por su versatilidad y operación aire-tierra, sobre todo. En Colombia, por ejemplo, el Super Tucano se ha vuelto “el pistolero” contra varios cabecillas de la guerrilla que han muerto bajo el fuego de bombardeo del modelo Embraer.

Además, un Super Tucano, por ejemplo, puede tener un costo de operación por hora de entre 600 a 800 dólares, mientras un A-37 puede superar los 1.500 dólares.

De hecho, pese a las criticas en El Salvador, la flota de A-37 (diez comprados a Chile hace algunos años) es la más completa y operativa en este momento, por lo que la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) mantiene la supremacía aérea militar centroamericana hasta que Honduras la recupere con este acuerdo con Israel.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje